Entradas

Mostrando entradas de abril, 2020

Lo mejor y lo peor

Imagen
Dicen que en las circunstancias extremas es cuando se ve de manera transparente cómo somos, que ante lo adverso se acaba sacando lo mejor de uno mismo. Nadie podía imaginar, cuando veíamos elevarse los cimientos de un hospital en Wuhan, que acabaríamos convirtiendo nuestros recintos feriales en hospitales de campaña. Mañana habremos cumplido una cuarentena literal y en este tiempo hemos admirado el esfuerzo del personal de la salud pública, de los transportistas, de taxistas que llevan gratis a enfermos, de tenderos de barrio que siguen abriendo para que no nos falte de nada, de empleadas de banca y de supermercados, de maestras que se desviven para que sus niños no pierdan el hilo del aprendizaje. La lista de cosas negativas es muy dura: miles de personas que han fallecido, otras tantas que han estado a punto, los familiares que no han podido despedirse de sus seres queridos y un desbarajuste económico que en Occidente no vivíamos desde las guerras mundiales y la grip

La última de Ken Loach. Sorry we missed you

Imagen
Acabo de ver la última película de Ken Loach . Dura, como la vida misma. Más dura que I, Daniel Blake , que la he recordado mucho estos días. No sé si Paul Liverty y Ken Loach son el Charles Dickens de estos tiempos o quizá debería encontrar otro paralelismo. Loach nos describió como nadie los dramas humanos que escondían las cifras del thatcherismo.  Cada mañana en la radio, incluso en las más 'progres', me hablan de la cifras macroeconómicas frías y de cómo reaccionarán los mercados ante tal o cual medida. ¿Qué hemos hecho para dejar que esto ocurra? ¿En qué rueda de ratón enjaulado estamos corriendo como locos en busca de un premio inalcanzable? ¿Cuándo y dónde se nos cayó la conciencia de clase para que admiremos más al dueño de la multinacional de la ropa que a las chicas que cosen sus prendas en Bangladesh? ¿Qué tendrá que pasar para que nos demos cuenta de que esa mierda de caja de cartón con sonrisa enriquece sin medida a un tipo siniestro y des

Tiempo, vida, gobierno

Imagen
En el año 2015 leí que el Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) había analizado 40.000 documentos de todos los países hispanohablantes. Los periódicos publicaron entonces la lista de las 500 palabras más usadas y que encabezaban todos esos pronombres, conjunciones, y preposiciones que están por todos los lados. Me detuve a buscar los tres primeros vocablos que fueran inequívocamente sustantivos y resultaron ser tiempo en el número 70, vida en el 76 y gobierno en el 86. Quienes llevamos semanas confinados hemos aprendido que el tiempo se puede hacer eterno o volar, dependiendo de que sepas cómo rellenarlo y en qué ocuparlo. También nos vamos dando cuenta de que, como cantaba Pablo Milanés, la vida no vale nada en los momentos en que te cuentan que una enfermedad se está llevando a mucha gente que no son solo números sino que también tienen nombres, apellidos y familiares a los que conocemos. Sí me llamó poderosamente la atención que la palabra gobiern