Entradas

Mostrando entradas de junio, 2020

Tentaciones censoras y estatuas

Imagen
Poco antes de que le dieran el premio Nobel, un importantísimo escritor visitó la vieja Facultad de Letras de Cáceres. Como no cabíamos en ningún aula ni salón de actos, el gallego contestó desde un balcón a las preguntas que le fueron formulando, ya que dijo que no iba a dar conferencia alguna. Tras la intervención de algún profesor que rompió el hielo, uno de los alumnos mayores se atrevió a plantearle si era grata la tarea de censor. Me quedé con las palabras textuales de la respuesta de Don Camilo: “demuestra usted tener muy mala leche con su pregunta pero muy poco talento”. El marqués salió del desfiladero argumentando que él únicamente se encargaba de estampar el nihil obstat a la revista del colegio de farmacéuticos y a la de huérfanos de ferroviarios, a las que jamás censuró nada. Allí se acabó la historia y Cela s iguió varios días por Cáceres en una carroza y a cuerpo de rey. Suelo acordarme del autor de La Colmena cada vez que salen a la palestra discusione

El color de la piel

Imagen
Nunca habías pasado tres meses escribiendo sobre el mismo asunto. Fue uno de los comentarios que me llegaron tras mi último artículo y que me hicieron reflexionar sobre lo fácil que es seguir la corriente y hablar de lo que nos marcan en la agenda. La prioridad informativa era única hasta que un vídeo nos ha mostrado a un ciudadano de Minneapolis muriendo con el cuello presionado por la rodilla de un agente de la autoridad. Y es que, mientras tanto, en casi todo el mundo las cosas seguían más o menos de la misma manera. Y habrían continuado igual si las imágenes de George Floyd no se hubieran captado y difundido.   Habrían sido como otras muchas de las que ya no nos acordamos. De la muerte de Breonna Taylor el pasado 13 de febrero ni nos enteramos y del caso de Philando Castile sabemos un poco más porque en 2016 lo mató un policía de Minnesota porque no le funcionaba una de las tres luces de freno. A pesar de las evidencias del vídeo y los testigos, un jurado blanco abs