Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007

300 millones

Imagen
Las infancias de una generación recuerdan esta cifra. Era el nombre de un programa que intentaba unir a los que hablaban castellano en el mundo. Hoy hemos vuelto a escuchar la cifra a costa del precio en pesetas que se pagó por un terreno el mismo día que se le cambiaba en Pleno su uso edificable. Hace falta ser malas personas para pensar que esos dos hechos ocurridos en Badajoz un 5 de diciembre de 2003 tienen algo que ver. Pues por supuesto que es pura coincidencia. Lo importante es... que hay que ver lo bonito que está la ciudad. Menos mal que nos queda...Portugal Y unas gotas de ironía para no perder la esperanza

Cocina y política

Imagen
Si hay algún campo semántico que se ha usado como contrapunto y fuente de metáforas de la política es el de la cocina y la alimentación. Cuando aparecieron los primeros partidos ecologistas en Alemania rápidamente se les identificó con las sandías porque eran verdes por fuera y rojas por dentro. Pero lo que son virtudes gastronómicas se pueden convertir en defectos: es así que los elogios del gazpacho por su pluralidad se convierten en razón para el denuesto al transformarse en corrientes críticas de opinión. Tampoco escapan a los paralelismos los utensilios de cocina y quien peor fama ha ganado es el rodillo, que sirve para amasar mayorías absolutas parlamenta rias – no siempre buenas – a cambio de aplastar cualquier atisbo de diálogo o consenso. Sólo hay un elemento que haya alcanzado el honor de convertirse en ley: el embudo. Se caracteriza por tener un parte ancha que permite moverse con soltura a lo que está arriba y que se estrecha a medida que se va bajando. Sus apli

Hasta el final

Imagen
Los manuales para salir de atolladeros coinciden en un punto: cuando la metedura de pata es de tal magnitud que cualquier rectificación provocaría el descrédito absoluto, lo mejor es seguir hasta el final, mantener sin enmendar, negar lo evidente y acusar a cualquiera antes que asumir una culpabilidad propia. El refranero acuñó algo así como de perdidos, al río y ese es el lema que sirve de argumento demostrativo de los últimos despropósitos de nuestra vida pública. Todo empieza con carcacjearse de las armas de destrucción masiva en Iraq y llamar nadie a los millones de personas que se manifestaron en todo el mundo. Luego están quienes quieren que la realidad del pasado se amolde a su teoría, como los que están todos los días intentando justificar sus desaguisados explicativos tras el 11-M a fuerza de poner en gran peligro el raciocinio colectivo. “Si te pillan in fraganti” niégalo todo” – aconsejan los asesores de esta tendencia de pensamiento. Pero en ocasiones la negación no es

Urgente

Imagen
Una de las distinciones básicas de la vida diaria es la que existe entre lo importante y lo urgente. A veces las cosas más importantes no nos parecen las más inmediatas y puede ocurrir que el día a día relegue al olvido lo fundamental. Algo así está ocurriendo con el calentamiento global del planeta, un asunto que hasta ahora sólo era importante y que, desgraciadamente, sólo comenzaremos a afrontar seriamente cuando las olas del mar alcancen los soportales de los hoteles de primera línea de playa. Ya hemos visto las imágenes de las masas de hielo polares derritiéndose cada vez más deprisa y no es sólo la fría cifra de un científico despeinado. Estamos entrando en momentos de urgencia y nuestro problema es que hay quien no ve relación entre su día a día y el problema común de la humanidad, hay quienes creen que sus acelerones en el semáforo no tienen nada que ver con que los tres últimos veranos hayan sido de los más calurosos jamás registrados. No cabe duda de que los

La opinión del futbolista

Imagen
Hubo un futbolista que triunfó a los 17 años y con 24 publicaba su biografía. No la leí, lo confieso. Sí que me intrigó la posibilidad de que a esa edad alguien que apenas había logrado acabar el bachillerato pudiera escribir cincuenta folios. Sobre todo porque es incapaz de enlazar dos frases completas con sentido y los guiñoles se ríen, tal vez con crueldad de esa situación. En aquella ocasión vimo como era posible escribir y publicar un libro sin haber leído uno antes. Después el ejemplo se ha extendido y ya no parece ni extraordinario. Oleguer, con el que podríamos discutir muchas cosas y no estar de acuerdo, es una rara avis en el mundo del fútbol. Recuerdo cuando marcó un gol, algo no excesivamente habitual en un defensa, y el típico periodista estúpido le preguntó a quien dedicaba el gol. Oleguer se marchaba sin decir nada per volvió para dedicar el gol a un chaval de Sabadell víctima de malos tratos policiales. Alguien podría decir que aprovechó su condición de "famoso&quo

La muerte anónima

Imagen
¿Han reparado alguna vez en cuál es el criterio para que una muerte violenta sea anónima o no? Se podría considerar que la diferencia radica en la relevancia social del muerto: por eso sabíamos los nombres y apellidos de los concejales asesinados en el País Vasco e ignorábamos el apodo de los que morían intentando saltar en Ceuta un muro como el de Berlín. También se podría pensar que es la cantidad la que hace diluir los nombres: así se explica que a partir de la centena por año se opte por numerar o dejar sin mención. "Esta es la víctima 58 de violencia de género" – dicen los titulares de los periódicos. Pero la casuística no acaba aquí porque hay ocasiones en las que interesa hacer visibles a los muertos para que así parezcan más criminales sus asesinos (¡como si hiciera falta!). Será por eso que dos inmigrantes, de los que jamás hubiéramos sabido nada de ellos si se hubieran electrocutado en Melilla, pasen a tener familia y biografía cuando los sepulta una bomba crimina