30 julio, 2008

Un meme de felicidad


Mi viejo amigo Carlos me invita a participar en un meme. No rechazo nunca ninguno, o casi ninguno, así que me pongo manos a la obra porque no es un asunto de poca importancia. En esta ocasión gira en torno a la felicidad y tiene unas cuantas reglas reglas:


  • Escribir seis cosas sin importancia que nos hagan felices.
  • Poner el enlace de la persona que nos ha elegido.
  • Poner las reglas en el blog.
  • Elegir seis personas para continuar el desafío.
  • Avisar a estas personas y dejar un comentario en sus blogs.
Podría escribir 178 cosas, pero veo que las normas me limitan a media docena, como los huevos (de las gallinas). No voy a recurrir al Beatus ille porque los tópicos se me atragantan como a mi amigo Carlos. Eso sí, a buen seguro que hay alguien que dice que he apuntado seis tópicos, seis lugares comunes o seis soberanas chorradas. Y me parece muy bien, que para eso este espacio se llama puntos de vista... y nada más.

Estas son las primeras que se me han ocurrido:
  • Estar con la gente que quiero, reírme y hacerles reír.
  • Ver amanecer todos los días. (desde hace 9 años lo hago casi a diario, con muy pocas excepciones).
  • Recibir un correo, una carta, un post o un mensaje lleno de palabras escritas de verdad (Que no procedan de un corta/pega, ni de la crueldad de la información necesaria, ni del aviso apresurado,...).
  • Un poema suelto: Pessoa, Martí i Pol, Sophia de Mello, Cernuda, César Vallejo, poetisas de por aquí,...
  • Leer cualquier cosa frente al mar, en mi lugar paradisíaco secreto (38°28'57.75"N. / 9°11'7.60"O)
  • Decirle a alguien que me ha gustado mucho lo que ha dicho, lo que ha escrito, lo que ha hecho o, simplemente, su manera de ser (o estar).
Y ahora tengo que elegir seis personas para continuar la historia, así que empezaré
Esto de ser feliz es relativamente fácil. Es cuestión de intentarlo.

29 julio, 2008

Columna de humo


En estos momentos, hay una columna de humo visible en la ciudad de Badajoz

Trenes para todo


Ayer lunes podíamos leer un interesantísmo reportaje en EL PAÍS. Nada nuevo, porque cualquiera que haya leído un poco del asunto se podía imaginar que las cosas llevaban muchos años haciéndose mal. En 1983 alguien decidió que el ferrocarril, en el que no se había invertido en décadas, era poco rentable y empezó a cerrar líneas. Probablemente era verdad esa falta de rentabilidad económica, pero no se pensó en la posibilidad de revitalizar unas líneas que debría ser vitales para cualquiera que mirase un mapa.

Es por eso que me encuentro a jóvenes alemanes, italianos o suecos en la estación de Mérida, que viajan con inter-rail, y que quieren recorrer desde Sevilla hasta Oviedo todas las maravillosas ciudades de este itinerario. Cuando les explico sobre su mapa que para ir de Plasencia a Salamanca deben pasar por Madrid no dan crédito a lo que digo. Una vez me preguntaron si es que nunca habían construído la línea y su perplejidad fue mayor cuando les expliqué que sí había pero la cerraron.

Mi preocupación es que el error de 1983 se está haciendo cada vez más profundo: se ha apostado por un transporte de ferrocarril pensado para ejecutivos de empresas en viajes de negocios, que quieren ahorrarse la hora previa de embarque, la facturación y los traslados desde los aeropuesrtos hasta los centros de las ciudades. El AVE mata al ferrocarril, no articula el territorio y no disuade de usar el coche. Una modernización de las líneas habría permitido que nuestros trenes alzanzaran velocidades altas, por encima de los 200km. hora, a un precio más asequible y con la posibilidad de vertebrar el territorio no sólo de forma radial sino transversalmente. Lo triste es que en el año 2020 el ferrocarril no será el medio de transporte esencial de Extremadura ni de España. Y eso es muy triste y hasta peligroso. Porque no podemos seguir dependiendo del vehículo particular para todo.

28 julio, 2008

Usted no es de aquí


Quienes han trabajado en cooperación con el llamado tercer mundo advierten de una peligrosa fauna, de origen occidental, que se caracteriza por querer ser más lista de lo que es en realidad. Parten de la base de que el mundo civilizado es el de aquí y que todos los demás, al ser más pobres, deben seguir ciegamente nuestros firmes pasos y nuestras estruendosas ideas, sean acertadas o no. No sería la primera vez que nos encontramos con quienes quieren trasplantar a Somalia o Nicaragua la estructura de atención primaria de un país escandinavo, sin caer en la cuenta en el profundo abismo existente y obviando componentes culturales fundamentales. Si peligroso es este tipo de especie, no lo es menos el caso contrario, el de los que consideran que hay asuntos sobre los que los forasteros no debieran ni atreverse a opinar. De ahí la vieja costumbre de echar al pilón a cualquiera que viene de lejos y que se atreve a advertirnos de las barbaridades que se cometen cuando tiramos la cabra desde el campanario, convertimos la ribera de un río en un malecón de cemento o arrasamos un bosque para construir un aeropuerto inútil. Incluso ser de un sitio y haberte ido a vivir a otro también te anula para poder dar una opinión. Es por eso que cuando se regresa en verano al pueblo no se pueda ni criticar que hayan pintado de rosa fucsia las piedras de la iglesia, ni que en el puente del siglo XVI hayan colocado unas farolas con diseño mal copiado de Miró o Mariscal. Los que pensábamos que la globalización desterraría frases rancias como “cállese, que usted no es de aquí” nos hemos vuelto a equivocar.

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 28 de julio de 2008.

26 julio, 2008

Lula, el español y el portugués


El presidente brasileño Lula da Silva ha sido galardonado por ser un gran valedor de la lengua castellana en el mundo. Mi pregunta es cuándo podrá recibir un premio un político de un país hispanoparlante por haber hecho algo en favor de la difusión de la lengua portuguesa, la quinta lengua materna más hablada del mundo, la tercera lengua europea del mundo y la más olvidada de los sistemas educativos españoles si exceptuamos unos tímidos avances en Extremadura. No sé si será porque esto de la reciprocidad es algo que no entendemos bien o quizá que la lengua castellana acaba por modificarnos genéticamente y nos hace creernos el centro del mundo.

21 julio, 2008

Consumo iResponsable


El martes pasado, cuando vi que la chica que se sentó delante de mí en el tren llevaba un iPhone entre sus manos, me acordé de un vídeo que puede verse en internet, titulado The Story of the Stuff, en el que Annie Leonard explica en veinte minutos cómo funciona este procedimiento de locura colectiva llamada consumo. El sistema insostenible que hemos tomado por axioma se basa en la obligación de comprar de forma inconsciente incluso lo que no necesitamos y en programar todo para que al poco tiempo esté pasado de moda y tengamos que adquirir nuevos modelos. Nada se recicla y es fácil tener móviles y ordenadores que hemos dejado de usar cuando nos funcionaban perfectamente. Dicen que se llama obsolescencia programada y que nada de lo que nos rodea es fruto de la improvisación. La moda se sustenta sobre la estúpida dinámica de crear necesidad donde no la hay, dejando al descubierto y ridiculizando a quienes se salen del redil y deciden consumir racionalmente. El tinglado se ha montado de tal manera que no podemos dejar de pedalear por miedo a caernos hacia un lado, sin reparar en los abismos hacia los que nos encaminamos. Un diez por ciento de la población mundial ha decidido darse el banquete final, esquilmar y sobreexplotar todos los recursos del planeta, molestarse por la presencia de quienes vienen a pedir migajas y afrontar la palabra crisis con una visión pueblerina, como si lo que pasa fuera ajeno a lo que Annie Leonard explica en su vídeo. Mientras miraba de reojo el iPhone de la viajera del tren, me peguntaba cuándo tendrá el consumo responsable cobertura en todo el planeta.
Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 21 de julio de 2008.

20 julio, 2008

I was there

Estuve allí. Hallelujah! Y Leonard cantó más de veinte canciones de todas sus épocas. Nada más llegar nos invitó a danzar hasta el final y acabó cuando era hora de cerrar. Un trozo de poesía cantada sobre un escenario, 73 años de versos acompañados de unos músicos maravillosos y un coro que nos hizo sentir algo más que belleza. Gente de todos los lugares y muchas personas hablando en castellano. También encontré, al final, al mayor coheniano de Extremadura, el amigo Juan Luis, enfundado en su camiseta roja, la de la gira de 1993.
Un cuarto de siglo siguiendo a un artista y veinte años esperando ese concierto que el agua truncó en la Plaza de Toros de Badajoz. Inolvidable

19 julio, 2008

I spent a long time waiting

Hace veinte años ya tuve unas entradas para escuchar a Leonard Cohen. Aquel día me lo impidieron cuatro gotas de lluvia. Desde entonces he seguido escuchando sus canciones, leyendo y releyendo su poesía dibujada con voz grave. Hoy espero cumplir un deseo que creí que se escapaba. Everybody knows...that it is Closing time

17 julio, 2008

Saber cantonés

Cabe preguntarse si el ceporro que se encuentra tras el libraco se maneja tanto en mandarín como en cantonés, pero ocurre - quizá en demasiadas ocasiones- que quien juzga tiene como único argumento de autoridad que llegó allí antes.

*Viñeta de Forges, publicada en EL PAÍS.

14 julio, 2008

Corbatas y petróleo


Que los Ministros vayan sin corbata es una prueba palpable de que la sensatez puede llegar incluso a las altas instancias, y que para gobernar un país no es necesario llevar el cuello constreñido por fina seda de colores. No lo piensa así el señor Bono, que con 39 grados no se le ocurre otra cosa que ofrecer una corbatita a Miguel Sebastián para que haya que poner el aire acondicionado a 20 grados y las diputadas tengan que tirar de rebequita para asistir al pleno. Nunca he entendido por qué la moda o el protocolo tenían que estar por encima de la comodidad de las personas. A nadie se le oculta que en estas latitudes y en julio es absolutamente insensato llevar camisa de manga larga, chaqueta y un lazo en el pescuezo, pero la tradición no fue nunca amiga de la racionalidad. Ahora el ministro de Industria afirma que tenemos que reducir un 10% el consumo de petróleo en dos años. Fenomenal, y si consiguiéramos reducir un 20% en un año mejor que mejor, pero habrá que ver cómo se consigue. ¿Podemos mejorar los transportes públicos para que no se usen tanto los privados? ¿Podemos transportar las mercancías en un tren en vez de llevar 70 camiones por todas las carreteras? ¿Estamos trabajando en esta línea o sólo pensamos en AVEs de paso? No se si será que en cuanto uno se quita la corbata se llena de buenas intenciones, pero gobernar es algo más que expresar buenos deseos y habrá que empezar por ver si estamos preparados para esa urgente reducción del consumo. Por cierto: si en un par de años hay que gastar menos, a lo mejor no hace falta refinar tanto. Aclaren esto un poquito, por favor.


Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 14 de julio de 2008.

13 julio, 2008

Error

Me apasiona analizar los errores, intentar qué es lo que ha llevado a la equivocación. Recuerdo cuando enseñaba las horas en inglés y un alumno juraba y perjuraba que "Son las siete menos cuarto" se decía "They are seven less room". Y tenía que ser así porque el ordenador no falla. Las meteduras de pata son una inagotable fuente de humor.

No vamos a hacer leña sobre el pobre de Nando García, que a lo mejor tenía que redactar doce noticias en media hora. Pero no dejo de pensar en cuál fue el error. Tal vez era la profesión de los detenidos y eran otros los trabajadores que deberían haber sido apaleados. Quizá el error se refiere sólo al apaleamiento y no a la detención... o no, fue la detención el error y los palos estuvieron bien dados. Y lo mejor: no hay nada que investigar.

En sembla que encara hi-ha molta feina per fer, amics de ICV
.

12 julio, 2008

Espejos

A veces queremos que los libros no se acaben y cada vez que pasamos una página tememos que llegue el final. Me está pasando con los Espejos de Eduardo Galeano. Sigue en la línea de Patas Arriba. La Escuela del Mundo al Revés, pero haciendo un recorrido de la otra Historia de la Humanidad, la de las paradojas, la de los olvidos, la de las preguntas. La historia oficial cuenta que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio los dos océanos al llegar a Panamá. ¿Los que vivían allí eran ciegos?

Sencillo: para hacer pensar no hace falta ser muy complicado. Imprescindible.

08 julio, 2008

Racimo

Me acabo de enterar de la noticia. Por fin dejará España de fabricar bombas de racimo. Para congratularse... y para preguntarse qué narices tenían en la cabeza Bono y José Antonio Alonso, los anteriores ministros, para que en 4 años - a pesar de la insistencias de ONG's como Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras y Greenpeace- no hubieran hecho nada al respecto.

Un poquino tarde.

07 julio, 2008

Colombia


Hace diez años conocí a un colombiano llamado Iván y a su familia. Habían llegado a España en un programa de protección para defensores de los derechos humanos cuyas vidas estaban amenazadas. Recorrimos Extremadura dando a conocer la realidad de su país y gracias a él aprendimos lo que jamás cuentan los telediarios: aunque ya sabíamos por aquí que existían las FARC, el ELN y los cárteles de la droga, las siglas AUC no le decían nada a casi nadie, poco se sabía del millón de desplazados internos de principios de los 90, ni de los campesinos desaparecidos, ni de esa democracia sui generis que desde hace décadas turna a liberales y conservadores, ni de cómo había sido aniquilado –literalmente – el intento de romper el bipartidismo a finales de los 80. Las charlas de Iván eran pedagogía pura de la realidad colombiana y sus análisis concluían que el origen de casi todos los problemas de su país nacían de la desigual distribución de la riqueza y de la inmensa pobreza en la que vivía la mayoría de la población. Hoy nos podemos congratular de que Ingrid Betancourt esté libre y de que la guerra más visible de Colombia pueda ver una luz al final del túnel, pero sería indigno que la feliz liberación de Betancourt fuera el final de una tragedia personal que acallara el urgente proceso de paz, libertad y justicia que este país necesita. Hace poco volvía a ver a Iván, que no ha podido volver a su tierra en diez años. Me gustaría que un 1% del tiempo destinado a Ingrid en los medios se pudiera dedicar a los 280 campesinos que fueron asesinados el año pasado a manos de los paramilitares. Quizá sea mucho pedir.
Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 7 de julio de 2008.

Exilio entre comillas

Un sábado por la tarde de hace muchos años, justo después de los dibujos animados japoneses, emitieron una película basa...