Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Cuando aprender es un lujo

Imagen
En mi familia nadie pudo ni siquiera plantearse la posibilidad de ir a la Universidad hasta que llegó mi generación. Probablemente hubo antepasados mucho más capacitados, pero era algo impensable para la inmensa mayoría de la población hace 40 años. Luego llegó un tiempo, que esperemos que no acabe como un paréntesis en nuestra historia, en el que los jóvenes podían estudiar sin necesidad de que sus padres fueran demasiado ricos. Se extendieron las universidades por el territorio (quizá en demasía) y con algunas becas y mucho esfuerzo las clases medias pudieron cumplir sus ilusiones y dar a sus descendientes una formación superior. Nos parecían lejanas aquellas historias de películas americanas, en las que el principal ahorro de la vida era para ir a la Universidad y no para comprarse una casa, que es lo que hacíamos por aquí. Pero un día te empiezan a llegar historias de gente conocida cuyos hijos se han tenido que marchar bien lejos para aprender el sueño de sus

Falciani y otras listas

Imagen
Siempre me ha preocupado aquella gente cuya vida descuadra con aquello que predica, y que me parece la primera pista para desconfiar de ella. Recuerdo a un director de instituto público, que vivía a dos pasos del centro de educativo en el que daba clase, pero cuyos hijos asistían a un colegio privado en la otra punta de la ciudad. Más de uno le hizo ver su incongruencia e intentaban ejemplarizárselo de manera más gráfica: es como si tiene usted una panadería y vemos que compra el pan en una tienda de la competencia. La excusas que solía dar eran un tanto vergonzantes, porque en el fondo no se fiaba de la calidad y profesionalidad de sus propios compañeros de trabajo. Cuando he sabido que Botín tenía un cuenta en un banco suizo con muchas consonantes, el difunto banquero ha pasado formar parte de mi particular lista de gente de poco fiar.   No es que antes tuviera alguna confianza en él, pero no me negarán la pésima publicidad para uno de los primeros banqueros de Europa