Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Mientras tanto

Imagen
Las personas que han tenido la oportunidad de salir de la órbita terrestre suelen quedarse impresionadas por las minúsculas dimensiones de nuestro planeta dentro del universo. Acercarse a la tierra y ver las masas de nubes moviéndose, el blanco de la Antártida o las columnas de humo de incendios gigantescos debe de ser un ejercicio en el que se conjuguen la admiración y el pánico. A pesar de lo que nos habían contado, ninguna obra humana se divisa desde fuera de la atmósfera, porque la Gran Muralla China la cubre ya una perenne capa de contaminación que la ha vuelto invisible. Sí que comienzan a ser perceptibles algunas actuaciones humanas de las que no cabría enorgullecerse, como la destrucción de la selva amazónica, el pulmón del planeta. Si viniera un extraterrestre libre de prejuicios y viera a qué estamos dedicando nuestras preocupaciones y nuestros telediarios, nos pediría que tomáramos distancia, que nos apartáramos, que intentáramos ver las cosas con una perspectiva glo

Pontífices

Imagen
--> Hace doce años que publiqué mi primer artículo sobre Cataluña. Lo releí ayer tarde y descubrí que, aunque parecía escrito en un momento de grave tensión política, hoy nos parecería de juego de niños. En mi artículo intentaba minimizar muchas de las maldades atribuidas al nuevo Estatuto, le quitaba hierro al debate semántico sobre la palabra nación sirviéndome de la tercera entrada deldiccionario de la Academia , y alertaba de la peligrosa estrategia de Rajoy para sacar rédito político soflamando las posiciones nacionalistas españolas a cambio de perder toda posibilidad de ser un partido mayoritario en Cataluña. Por aquellos días Aznar había resurgido haciendo comparaciones con la antigua Yugoslavia y me atreví a preguntarle retóricamente si se identificaba más con el Tudjman fragmentador o el Milosevic de la unidad. En septiembre de 2014 volví a abordar el mismo asunto , ocho días antes del referéndum de Escocia, y advertía de que quizá no estuvieran sie