30 marzo, 2008

Politizados y apolíticos

Hace unos días, con motivo de la elección de José Antonio Alonso como portavoz socialista en el Congreso, surgió el asunto de su no militancia en el partido del que va a ser voz visible en el parlamento. Para disculpar que lleve 4 años de ministro de un gobierno sin pagar la cuota en el partido que lo sustenta, se aducía la dificultad que tienen los jueces para poder militar en un partido político. Entonces empieza uno a ver cuántas normas estúpidas se pusieron a finales de los 70 y todavía siguen en pie. Un juez no puede afiliarse a un partido para no perder imparcialidad, pero puede ser del opus y empapelar a todas las mujeres que han ido a una clínica en la que se realizan interrupciones voluntarias de embarazo. La militancia político-social sigue siendo un estigma para muchos, cuando debiera ser lo contrario. Yo creo que los jueces son personas con ideas y que realizan un trabajo en el que deben ser escrupulosamente profesionales. Yo puedo ser profesor trotskista y no por ello estoy incapacitado de examinar a un militante del PP o del PCE. La independencia no se pierde, según mi punto de vista, por tener actividades político-sociales, sino por no actuar profesionalmente. Y esto de la falta de profesionalidad se ve en todos los oficios y colores. Este asunto es un filón para muchas otras reflexiones. Por ejemplo, ¿por qué es más sospecho el que milita en un partido o sindicato que el que es apolítico?
Nos han dado tanto la brasa quienes hicieron la transición sobre su ejemplaridad histórica, que es difícil convencer a nadie sobre los estropicios que se hicieron en aquellos días y que, incomprensiblemente, seguimos soportando como si fueran ineludibles. No voy a mencionar la ley electoral, ni el sistema de votación que permite esos dichosos mailings, ni esa distorsión de la representación popular que un tal D’Hont nos plasma en los repartos de escaños. Me refiero a esa norma que impide a militares y jueces la militancia en partidos políticos, como si la privación de ese derecho supusiera automáticamente la imparcialidad absoluta. Curiosamente no se dice nada de otras posibles adscripciones y se puede ser fiscal o profesor de biología y pertenecer a una secta religiosa fundamentalista que niega la evolución de las especies. Pero lo que me parece gracioso, por no decir otra cosa, es que haya quien siga creyendo que un magistrado del Constitucional, que fue juez en los tribunales de orden público del franquismo, tenga garantizada su ecuanimidad por el hecho de no militar en un partido político. Estas normas son rémoras de aquel tiempo oscuro que hacen que hoy el adjetivo politizado siga teniendo para muchos un matiz despectivo, y que el término apolítico siga siendo usado como salvoconducto que todo lo perdona. Cuando la democracia se consolide en el subconsciente colectivo, aprenderemos que la imparcialidad no se debiera perder por pertenecer a un partido, que tampoco se gana por permanecer en la más absoluta de las asepsias y que la militancia político-social es tan digna (o más) que no tomar partido por nada.
Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el día 31 de marzo de 2008.

29 marzo, 2008

Romper y transitar



El profesor y columnista Jual Luis Corcobado menciona hoy en su artículo de los sábados, al hilo de una referencia de mi blog, un descripción muy sugerente para quienes sentimos pasión por Portugal y añoranza del espíritu del 25 de abril. Como quiera que llevo ya un tiempo leyendo y reflexionando sobre lo que ocurrió en estas tierras ibéricas en la década de los 70, no dejo de admirarme al ver cuántas discusiones y problemas que tenemos hoy son consecuencia de lo que ocurrió aquellos días.
Fue en aquel tiempo cuando no se pusieron correctamente las normas del juego democrático y se hizo un combinado democrático con demasiados sabores rancios. Era tal el miedo que había a que no llegara la democracia, que los demócratas cedieron ante los que no lo eran y no desmontaron el nacional catolicismo para instaurar un estado en el que las iglesias pudieran actuar libremente al margen del Estado. Se pasó de ir bajo palio a encabezar la procesión. Como a finales de los 70 y primeros de los 80 los sables hacía mucho ruido, algunos entendieron que la representación popular debía seguir participando en las performances de cada religión. Y de ahí viene que hoy, en 2008, casi 30 años después de las eleccciones a los ayuntamientos democráticos, algunos se descoloquen cuando el alcalde en funciones decide no colgarse la medalla, no coger el palo y desfilar el primer viernes de luna llena de cada primavera. Y es que muchos han creído que con colar en la Constitución aquello de que " España tendrá en cuenta su tradición católica..." todo quedaría más o menos igual.
Y no.
Hay que empezar a hacer pedagogía. A título personal cada uno que haga lo que quiera, y si Trillo lleva el paso en Cartagena y Guillermo Fernández Vara en Olivenza me parece estupendo, porque lo hacen a título individual (lo hacían antes y después de tener responsabilidades políticas). Lo que no es de recibo es que por ser teniente de alcalde al representante del pueblo le toque ir de procesión, comer pan ácimo o levantarme a las cinco para mirar a la Meca. Así que, amigo Juan Luis, Franco y Salazar son historia, sí. Lo que me gustaría enterrar son los detalles del franquismo que se nos han quedado incrustados en el subconsciente por haber preferido transitar del pasado a romper con él. Como aquel 25 de abril.

25 marzo, 2008

Rafael Azcona

Ha muerto el guionista. Si tenéis tiempo, volved a ver cualquiera de sus películas y reparad en las conversaciones, en los diálogos. Una joya.

23 marzo, 2008

Ampliación de capitales


Alguien muy cercano me contó que cuando tenía cinco años robó una patata frita de la bolsa de una compañera de pupitre. Durante los dos años siguientes vivió las noches atormentada ante la posibilidad de morir sin haber expiado este pequeño latrocinio, ya que no pudo confesarse hasta la víspera de la comunión, con siete años cumplidos. Ni que decir tiene que el cura que la confesó no le dio importancia ninguna al asunto y que la compañera de colegio jamás se percató de que le faltara la patata frita. Así que la pobre criatura vivió presa del pánico y temerosa del fuego eterno sin haber causado graves daños a terceros. Yo de pequeño quise hacer un agujero en la tierra para llegar al infierno, pero unos vecinos me hicieron creer que un pedrusco negro con el que me había topado era el cuerno del demonio. Durante un tiempo me estremecía ver a alguien con pico y pala porque pensaba que Lucifer iba a salir en cualquier momento, puesto que vivía a ras del sótano. Pero esto ya no es lo que era y el infierno ha entrado, como casi todo en la vida, en la vorágine de las modas: el polaco Wojtyla lo clausuró temporalmente y el alemán Ratzinger lo reabre con una ampliación de capitales (de pecados capitales, para ser más exactos). Y es que hay que empezar a pedir aclaraciones para no volver a tener noches de insomnio como las de nuestra infancia: necesitamos saber si el infierno es un solar en el que van a hacer pisos, si lo han sacado a la superficie y ubicado en Irak, si está lleno, si quedan plazas, si cuenta con servicio de bomberos y si tiene un plan de evacuación en caso de incendio.
Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 25 de marzo de 2008.

José Sócrates não fala espanhol

Hace unos días el semanario portugués Expresso se preguntaba si José Sócrates, primer ministro portugués,sabía hablar español. El vídeo puede verse en youtube.

Aunque comete algún error, hay que alabar el esfuerzo por hablar español. En cualquier caso, habla infinitamente mejor que cualquier político español hablando portugués. La verdad es que en Extremadura sí que podríamos estar a la altura de las circunstancias. Por ejemplo, el coordinador de IU en Extremadura, Pedro Escobar, habla un portugués perfecto y enseña ese idioma en un colegio de Badajoz. Pero no es el único. El portavoz socialista en la Asamblea, Ignacio Sánchez Amor, se maneja a las mil maravillas y tiene un portugués más que decente, a lo que acompaña un conocimiento de la actualidad del país vecino que para sí quisieran muchos portugueses. Ainda mais. Me han dicho que la portavoz popular en la Asamblea também fala português. Es una pensa que un día no se lancen a falar na língua de Camões.

Ya sé que el jefe del Estado habla portugués, pero uno no sabe si ubicarlo en el cajón de la política.

Otra cosa. Hoy en EL PAÍS se analizan las razones por las que no hablamos idiomas. Yo tengo una tesis, pero no voy a inundar el blog con tanta historia.

15 marzo, 2008

Vivir como se piensa

Tuve un amigo que aseguraba ser vegetariano y que apostaba por una alimentación que no se basara en el sacrificio de animales. No tendría nada de particular si no fuera porque le encantaba el jamón, los filetes de ternera y las chuletillas de cordero lechal. En infinidad de ocasiones le intentamos hacer ver su incoherencia, pero se defendía con argumentos de peso y afirmaba ser un teórico del vegetarianismo y, de igual manera que hay católicos no practicantes, él se definía como un vegetariano no practicante. Un problema parecido debía de tener el gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, que de día era un azote de la prostitución y por la noche se gastaba mil euros por hora. Pero esto de diferir entre predicar y dar trigo es moneda corriente allende los mares y también en tierras cercanas: ecologistas subidos en vehículos todo terreno de los que consumen 20 litros cada 100 kilómetros, personajes que alardean de feminismo sin haber cambiado un pañal ni usado una fregona y preconizadores de la contención salarial de los mileuristas ganando un millón al año. Hace años me encontré con esta frase: quien no vive como piensa, termina pensando como vive. Desde entonces desconfío de quienes aconsejan hacer a los demás lo contrario de lo que hacen en sus vidas. Y es que el tiempo acaba poniendo a cada uno en su lugar: primero cambian las costumbres y, finalmente, se modifican los discursos, siempre en ese orden. Al final, va a ser verdad que es la vida la que modela nuestras ideas y no al revés: parece que vienen malos tiempos para el pensamiento y pésimos para los discursos.

Publicado el lunes 17 de marzo en EL PERIÓDICO EXTREMADURA.

P.S. Acabé de escribir esto y me enteré del asunto del concejal balear. Creo que a lo mejor me he equivocado y que hay gente que piensa "como cree que se debe pensar" y vive "como cree que se debe vivir". Me parece que a los loqueros no les van a faltar clientes.

Vou para minha terra

É por isso que talvez não vejam publicados comentários. Deixo o artigo da próxima segunda-feira. Foi pena ter escrito antes do assunto do ex-vereador do PP nas Ilhas Baleares sair nos jornais. Dá para falar e muito. É grave usar dinheiro publico para determinadas coisas, a prostituição dava para um debate muito amplo, mas eu fico chocado porque ele não queria casar pessoas do mesmo sexo! Depois de ver isto, aquilo do Governador de Nova Iorque não foi tão grave!!!!

Boa semana para todas!


13 marzo, 2008

Berlusconi


Una chica italiana le pregunta a Berlusconi cómo puede hacer frente a la precariedad laboral y a su salario de miseria. Y el fascista le dice que lo que debería hacer es casarse con un chico rico como su hijo No haré más comentarios. Pero si este tipo gana las elecciones en Italia sería para llorar. Porca miseria!

09 marzo, 2008

Elogios y críticas

Mi columnista favorita, que viene por aquí todos los jueves, comentaba hace unas semanas su dificultad para encajar los elogios y su mejor disposición para defenderse de las críticas. A decir verdad se trata de algo bastante extendido: quizá todo tenga su origen en que, desde niños, nos han enseñado más a despellejar que a dar jabón, y es por eso que nos protegemos bien ante los ataques y nos descolocan las alabanzas. Aunque no siempre, porque hay quienes se apuntan a caballo ganador sin ningún tipo de tapujos y confunden el necesario elogio con la empalagosa adulación y el peloteo infame, sobre todo hacia los poderosos. Normalmente, suelen ser los mismos que descargan su ferocidad contra los débiles debido a una descompensación del sistema que regula la producción de loas y críticas. En mi colegio apenas había motivaciones positivas y sí muchas humillaciones públicas como forma de reprender. Con el tiempo acabas aprendiendo que aplaudir en voz alta es tan necesario como mantener intacto el sentido crítico y la capacidad de usarlo para detectar y corregir los errores propios y ajenos. Todos nos defendemos bien de las críticas pero nunca nos han enseñado a encajarlas – que es muy diferente. Hay quienes no aprenden nunca o, lo que es peor, desarrollan una técnica de maquillaje de la realidad que hace que toda la culpa derive hacia elementos ajenos a sí mismos. A lo mejor no es hoy el día más indicado para cambiar costumbres, pero cabe preguntarnos si llegará un momento en el que la lisonja interesada y la reprobación cruel se conviertan en elogios sinceros y críticas constructivas.

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 10 de marzo de 2008.

A fotografia é do meu amigo Luís, que tem um blogue muito interessante.

Me voy a votar

Il Quarto Stato (Giuseppe Pellizza da Volpedo)
Galleria d'arte moderna di Milano

Me voy a intentar seguir siendo coherente y consecuente con la gente de mi clase. A lo mejor me equivoco, pero soy yo quien lo hace, no me "equivoca" nadie.

08 marzo, 2008

Sin palabras



No encuentro muchas más palabras para días como hoy.

Personas que viven pero no votan



Lo diferente que serían las elecciones si todos los seres humanos pudieran votar. A buen seguro no habría tanta gente preocupada por hacer la vida imposible a quienes vienen de lejos

8 de marzo



Ser iguales no es ser idénticos. Ser iguales significa que nada te impide tener los mismo derechos que el otro o la otra. La igualdad no baja del cielo: se lucha y se consigue. Para ello hay que discrepar y decir qué cosas no nos gustan, preguntarnos continuamente por qué yo o por que ella no podemos hacer esto o lo otro, por qué se oculta esta realidad y se magnifica esta otra, por qué unas víctimas son anónimas y otros tienen nombres y apellidos, por qué una muerte lo para todo el 7 de marzo y cuatro no paran nada el 26 de febrero. Ya vale de preguntas: empecemos a escuchar respuestas, analizarlas, interiorizarlas y prepararnos para seguir luchando por un mundo más justo, más igual y sin violencia.


La violencia nos hace animales. Quien la usa abdica de la condición de ser humano para convertirse en un mero animal independientemente del grado o la fuerza. Y eso es igual aquí, en Arrasate, en Darfur, en Bagdhad, en Faluhjah, en Palestina, en Monrovia...

06 marzo, 2008

Objetando asignaturas


Creo que voy a objetar a las siguientes asignaturas:

- Matemáticas.
No creo en el concepto de infinito y no quiero que se lo enseñen a mis hijos.

- Conocimiento del Medio, Ciencias Naturales y Biología.
Hablan de la evolución de las especies y niegan el creacionismo.

- Educación Física.
Es malísima para la salud. Sólo quien tiene mucha salud puede hacer ejercicio. Si estás regular, la EF te mata. Además se hace con poca ropa.

- Idiomas: Salvo el latín, lengua oficial católica y el caldeo-arameo, hablado por Jesucristo, el resto son lenguas diabólicas surgidas del castigo divino en Babel.

- Religiones: Todas menos la verdadera.

- Educación Plástica y Visual. Enseñan imágenes de cuerpos desnudos en estatuas y cuadros de Goya, Rubens, Picasso, clásicos griegos, etc.

- Literatura: Llena de pecado. La Regenta, Madame Bovary, etc.

Quizá la menos problemática de todas será la Educación para la Ciudadanía, dado que se limita a enseñar civismo y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.



Acabo de leer los contenidos de la asignatura en el último ciclo de primaria y no me explico qué narices puede una persona objetar de aquí. ¿Cuál de estos puntos, objetivos o contenidos son incompatibles con una creencia?


Releo los objetivos de la asignatura para Secundaria y sigo en las mismas. No sé qué es lo que provoca que haya gente que objete. ¿Qué no quieren aprender?

03 marzo, 2008

Cuatro muertes más



Me había prometido no escribir de política durante un tiempo pero la realidad tiene, en ocasiones, trágicas llamadas de atención. El martes pasado morían cuatro mujeres, el mismo número de personas que ETA había asesinado en toda la legislatura. Como quiera que en el presunto debate del pasado lunes hubo quien consideró el tema de la negociación política con la banda como el más grave de todo este cuatrienio, es de imaginar que esta noche por fin se aparcará el asunto para hablar del mayor problema de terrorismo que desde hace décadas nos asola. Si seguimos creyendo que esto es secundario, que se ventila con una ley y unos cuantos millones de euros, podremos estar lamentándolo durante mucho tiempo. Y es que las muertes que padecemos son el producto de un machismo que impregna las mentalidades de nuestra sociedad, que ha pasado de padres a hijos – y de madres a hijas- y que tiene su contrapunto en un mensaje subliminal trasmitido a lo largo de los siglos, ese que dice que la condición femenina tiene que saber conjugar el verbo aguantar por encima de cualquier otro. Es en ese caldo donde se cultiva el personaje del tipo duro, el malote, que arrasa y se convierte en un ser atractivo para algunas mujeres que acabarán por descubrir, trágicamente, que quien es capaz de insultar a sus seres queridos es un indeseable que fácilmente podrá pasar a la agresión. Espero que esta noche se hable de coeducación, de formar a ciudadanos para que nunca usen la violencia y de aislar socialmente a quienes, en broma o en serio, todavía se jactan de estereotipos machistas en cada escena de matrimonio.



Publicado el lunes 3 de marzo de 2008 en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA

02 marzo, 2008

Mailing electoral

El 27 de abril del año pasado publiqué un artículo que no voy a repetir totalmente, pero que he recordado cuando he visto en mi buzón las primeras papeletas del llamado "mailing electoral". Me encantaría que algún partido se atreviera con este asunto alguna vez.

Observen imágenes de las elecciones en cualquier lugar del mundo y se darán cuenta de que somos el único lugar en el que no podemos votar de forma tangible. Todo esto ocurre porque hace 30 años los políticos pensaban que nuestra democracia era muy débil y había que facilitar todo. No se les ocurrió otra cosa que permitir a los propios partidos imprimir papeletas oficiales voto, repartirlas de antemano a los electores y propiciar que los votantes llevaran el voto preparado desde casa. Es por eso que hay que entregar el voto al presidente de mesa, porque uno podría llevar varios sobres de voto e introducirlos. ¿Cómo podríamos solucionar esto? Pues es tan fácil como copiar lo que se hace en todo el mundo: la Fábrica de Moneda y Timbre imprime papeletas, en el colegio electoral te acreditas y te dan la papeleta de voto, te metes obligatoriamente en una cabina para elegir de forma activa tu opción y después la depositas personalmente en la urna. De esta manera evitaríamos esos multimillonarios envíos de sobres electorales que sólo sirven para gastar papel y haríamos que el hecho de votar tuviera --¡por fin!-- un poco más de encanto. http://javierfigueiredo.blogspot.com

Exilio entre comillas

Un sábado por la tarde de hace muchos años, justo después de los dibujos animados japoneses, emitieron una película basa...