29 octubre, 2008

Conversar

(Del lat. conversāre).

1. intr. Dicho de una o de varias personas: Hablar con otra u otras.

2. intr. Mil. Hacer conversión.

3. intr. desus. Vivir, habitar en compañía de otros.

4. intr. desus. Dicho de una o más personas: Tratar, comunicar y tener amistad con otra u otras.

5. tr. Ec. narrar.


Me da igual que esté en vías de extinción, pero la definición número cuatro me parece la más completa.

27 octubre, 2008

Micrófonos abiertos

Los clásicos acuñaron el in vino veritas, poco después se dio por sentado que la certeza habitaba en la voz de los niños y los borrachos, pero ahora son los micrófonos abiertos los que nos desvelan la verdad auténtica. Y es entonces cuando surgen las dudas sobre si hay que hacer público o no aquello que el azar sacó a la luz por culpa de un botoncito que estaba en la posición on cuando debiera estar en off. No cabe duda de que aprovechar la indiscreción tecnológica para revelar hechos intrascendentes o del ámbito privado es absolutamente reprochable, porque nos debería importar un pimiento si a una personalidad no le ha gustado la comida o si le duelen los pies. Otra cosa bien distinta es cuando el micrófono indiscreto nos descubre la sinceridad pura y dura en abierta contradicción con la apariencia que el personaje público nos pretende dar.  Ya sabemos que muchas opiniones de personalidades públicas son fabricadas por gabinetes de imagen, que van escogiendo entre lo procedente, lo impactante o lo novedoso, en función de cómo se coticen las declaraciones prudentes o arriesgadas. Son muchas las ocasiones en las que deducimos que los políticos elaboran mensajes en los que no creen, pero nos falta tener la seguridad de lo que presentimos. El discurso de Rajoy ante la fiesta nacional de 2007 se intuía desmedido y sobreactuado, de ahí que haya sido muy interesante conocer lo que él realmente siente ante toda esta parafernalia de desfiles patrióticos, un sentimiento que, por otra parte, compartimos muchísimas personas más. Tantos siglos buscando la verdad y todo lo logra un simple botoncito.

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el lunes 27 de octubre de 2008.

26 octubre, 2008

Dios y la publicidad


La publicidad impactante no es lo que más me gusta. Es más: no me gusta la publicidad. Pero hay ocasiones en las que te ríes un poco. 

En cualquier caso, hace tiempo que dejé de preocuparme por ello para disfrutar la vida

La ironía en la expresión escrita


No sé dónde se patentan las cosas, pero cada vez me hace más  falta un invento muy sencillo: una especie de tipo de letra que podríamos llamar anticursiva. Con ella podríamos aplicar un tono irónico a lo que estamos escribiendo. 

El tono irónico es una fuente inagotable de humor y de expresión. La voz y los gestos nos permiten llenar de ironía nuestras expresiones. Cuando alguien te entrega un trabajo que es un churro puedes decirle: "Esto está precioso, te ha quedado como nunca, creo que se lo voy a enseñar a todos para que aprendan".

Podemos poner la ironía con una cantinela diferente, con las cejas, moviendo las manos como el niño nervioso,... pero es muy difícil que ese matiz se marque en un blog,  en una carta o en cualquier escrito. 

Ya que no sé dónde se patentan cosas, que quede patente (valga la redundancia) que a fecha de hoy ya me rondaba la cabeza esta estupidez de las anticursivas.

P.S. ¡Qué poco duran mis esperanzas de hacerme rico!

 Acabo de leer en la wikipedia lo siguiente
  • En el lenguaje escrito, la intención irónica puede explicitarse con un signo de exclamación encerrado entre paréntesis, mediante comillas, con un emoticono, etc.; aunque también existe un signo de ironía propiamente dicho ), propuesto en el s. XIX por el poeta francés Alcanter de Brahms, que sin embargo no logró extender su uso, hasta el advenimiento de internet, cuando se lo comienza a usar en chats y mensajeros instantaneos.
Siempre llego tarde. Aunque lo que yo pretendía es que pudiéramos plasmar la ironía de párrafos enteros o intervenciones en general. Otra vez será. Ironías de la vida

25 octubre, 2008

Mafalda y el mundo

Pequeña reflexión de Mafalda, que ya no sé si es un personaje de ficción o debería formar parte, como ser independiente y dotado de vida propia, en el listado de pensadoras del siglo XX. 

20 octubre, 2008

Gráficos del horror


Theodor Busbeck es un personaje de Jerusalém, la última novela del escritor portuguésGonçalo M. Tavares. Theodor pretende hacer un estudio con el que obtener un gráfico, el que establezca la relación entre el horror y el tiempo para saber si aumenta o disminuye. Como no he acabado la novela, no sé si conseguirá acabar sus estadísticas y si llegará a poder predecir cuándo se repetirán los tiempos difíciles. Uno de estos horrores lo vivió la semana pasada un grupo de personas a las que desalojaban de un poblado de chabolas ilegales en los arrabales de Madrid. Con lágrimas en los ojos, unos pobres de solemnidad lamentaban no haber podido recoger sus documentos y enseres antes de que las excavadoras convirtieran sus míseros hogares en un montón de ladrillos, chapas y tableros de madera. Un marroquí consiguió sacar media botella de aceite y nada se sabe de los desalmados que obtuvieron unos buenos euros vendiendo infraviviendas de las que no tenían papel alguno. Ahora los pobres han perdido lo que ellos llamaban casa y tendrán dificultades en recuperar sus pasaportes o sus ropas. Las restricciones presupuestarias impedirán sacar del hoyo a los desheredados, pero sí habrá inyecciones millonarias para que los bancos, los mismos que cada mes de enero se vanagloriaban de sus beneficios y rentabilidad, puedan seguir haciendo funcionar una maquinaria pasada de revoluciones. Gráficos como los de Theodor nos servirían para predecir los horrores, pero ni en la realidad ni en la ficción hay inventos para subvertir el injusto orden establecido que los provoca. ¿Es que no vamos a buscar a los culpables?

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 20 de octubre de 2008.

La viñeta es de EL ROTO y fue publicada en EL PAÍS el jueves 16 de octubre

17 octubre, 2008

Vão sem mim, que eu vou lá ter



Agora sim, damos a volta a isto!
Agora sim, há pernas para andar!
Agora sim, eu sinto o optimismo!
Vamos em frente, ninguém nos vai parar!

Agora não, que é hora do almoço...
Agora não, que é hora do jantar...
Agora não, que eu acho que não posso...
Amanhã vou trabalhar...

Agora sim, temos a força toda!
Agora sim, há fé neste querer!
Agora sim, só vejo gente boa!
Vamos em frente e havemos vencer!

Agora não, que me dói a barriga...
Agora não, dizem que vai chover...
Agora não, que joga o Benfica...
e eu tenho mais que fazer...

Agora sim, cantamos com vontade!
Agora sim, eu sinto a união!
Agora sim, já ouço a liberdade!
Vamos em frente, é esta a direcção!

Agora não, que falta um impresso...
Agora não, que o meu pai não quer...
Agora não, que há engarrafamentos...
Vão sem mim, que eu vou lá ter...

15 octubre, 2008

Las preguntas de Marcos


Marcos tiene nueve años y una bondad innata, de la que descoloca a qualquier otra persona independientemente de la edad. Ayer veíamos juntos las noticias. Unos emigrantes lloraban al ver que sus chabolas habían sido destruídas. Se quejaban de que no les habían dejado sacar ni sus enseres personales, ni su ropa, ni sus pasaportes. Un marroquí rescataba media botella de aceite de entre los escombros. Con la voz casi entrecortada, Marcos me dice que quiere hacer tres preguntas que transcribo casi literalmente:

¿Por qué no les han dejado sacar sus cosas, puesto que las casas no tienen piernas y no se iban a ir a ningún lado?

¿Por qué les dejan sin casa?

"De la tercera pregunta ya no me acuerdo, creo que sólo tengo dos" - me dijo.

Así que estoy la espera de que un responsable político o judicial venga a casa y le explique a Marcos estas cosas. Yo soy incapaz de hacerlo. 

La foto de José Alfonso, impactante y muy lograda, ha sido publicada en EL PAÍS.

Pobreza


La pobreza no es un mal insalvable. Lo que ocurre es que eliminar la pobreza supone desprendernos de nuestros privilegios. Nos molesta la pobreza. No tanto las razas o los diferentes. Sólo los pobres. Pocas cosas hay más diferentes que un turista japonés o de Nebraska. Pero ellos no nos molestan. Nos incomodan el marroquí, el senegalés, o el boliviano, porque son pobres. No sé si estas cosas sirven para algo, pero no hacerlas sé que no sirve para nada.  Hoy es un día para pensar en eso. Y mañana también, y al otro...

13 octubre, 2008

Guerras precongresuales


Un joven escritor quería documentarse para una novela ambientada en las intrigas y las crueldades de las guerras. Dudaba entre visitar Afganistán o Somalia, hasta que alguien le sugirió que podría ahorrarse dinero y peligros infiltrándose en un partido político en plena época precongresual. Es en esa fase cuando mejor pueden apreciarse, sin el inconveniente de las bombas, todos los matices de las malas artes de la guerra, donde la traición es moneda habitual y la falta de escrúpulos una consigna. Me acordé de esto al saber que la lucha por el poder en el PP extremeño había llevado a censar en un domicilio a un montón de militantes afectos a un candidato. Por lo que se ve, hay quien tiene una particular manera de entender la democracia: en vez de convencer a los electores, lo mejor es trasladar a los seguidores de circunscripción para obtener una mejor cosecha de compromisarios. La verdad es que no podemos saber si la historia acabará en impugnaciones, retiradas, expulsiones, creación de corrientes o fundación de nuevos partidos. De todos modos, lo que sí que debería preocuparnos, en el caso de que fuera cierto lo que se denunció la semana pasada, es el grave peligro que corremos los que vivimos en Extremadura si algún día llegáramos a ser gobernados por algunos personajes. Si se atreven a actuar así con sus compañeros de partido, con quienes se supone que tienen afinidad ideológica y con quienes comparten proyecto político, qué no serían capaces de hacer contra los que no piensan como ellos. Será que la vida interna de los partidos no da para novelas románticas y sí para dramas bélicos.


Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 13 de octubre de 2008.

A cidade


Qualquer dia é bom para voltar. É olhar para o chão e sentir a cidade. Encontrámos  o livro, vimos poesia em cada janela e, ao cair da tarde, uma lua quase cheia veio para nos dizer adeus, ou até breve.

11 octubre, 2008

De acuerdo, Mariano


Sin que sirva de precedente, estoy totalmente de acuerdo con esta opinión de Mariano Rajoy. Es más, creo que el 95% de las personas normales piensan lo mismo, reen que los defiles militares son una castaña y cosas peores,pero no se areven a decirlo en público. Me encantan los micrófonos abiertos porque nos permiten descubrir a quién realmente nos habla y no al muñequito fabricado por el marketing. Pero me preocupa empezar a estar de acuerdo con Rajoy. Se empieza con una tontería...

06 octubre, 2008

Lo incautado

Ya hablé de este asunto un día en el blog, pero tenía que publicarlo en la prensa. Mi conversación con María, de la Asociación de Perjudicados por las Incautaciones del Gobierno Franquista, me hizo ver la poca relevancia que estos asuntos habían tenido en los medios de comunicación. Sé que no es mucho, pero es lo mínimo que se puede hacer. Tengo que reconocer que he llegado tarde a la literatura de la guerra civil. Se pusieron de moda hace unos años, cuando estaba enfrascado en las literaturas de otras lenguas y he ido recuperando algunas cosas. Me gustó La mala memoria de Isaac Rosa, sobre todo si pensamos en lo joven que era al escribir esa novela. Este verano, impulsado por tanta gente, me zambullí en El corazón helado de Almudena Grandes. Y acaba el verano, con el recuerdo fresco de personajes deleznables como Julio Carrión, y mi padre me trae el papelito. Por unos días me parecía estar en una novela, uniendo hilos familiares desde la Guerra Civil hasta nuestros días. Así que ahí lo dejo, con la esperanza de que algún día se haga justicia.

Esta es la columna de hoy lunes, 6 de octubre, en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA

El mismo día de septiembre que se volvía a hablar de los horrores del franquismo encausados por Garzón, mi padre me entregaba un documento que había encontrado este verano en la casa que heredó de su abuelo materno. Estaba fechado en noviembre de 1938 y hablaba, literalmente, de papel moneda puesto en circulación por el enemigo. Atando cabos averigüé que se trataba del documento que le dieron a mi bisabuelo a cambio de todos los ahorros de su vida, setecientas diez pesetas de las de entonces. Nunca supimos nada de ese papel, estaba más escondido que ninguno y se encuentra en un estado impecable. Supongo que mi bisabuelo tuvo que entregar todo el dinero que guardaba, que había sido emitido por el gobierno republicano, cumpliendo el decreto de Franco que aparece citado en el documento. Tecleé en internet los datos del decreto y me aparecen las siglas de una asociación de perjudicados por las incautaciones del gobierno franquista. Les envié una copia para saber si ese dinero había sido recuperado o no, pero desde la APIGF me respondieron que, si teníamos el papel, es porque nunca se devolvió. Y así acabé hablando con María, una de las mujeres de esta asociación, sobre las tristezas silenciadas y sobre esa otra página de la historia que pasamos sin leer: no se conformaron con que el ejército de la república estuviera cautivo y desarmado, ni con reprimir con cárcel, muerte y exilio a los disidentes, sino que también acabaron robando impunemente. Ya hubo leyes para devolver lo incautado a algunos partidos y sindicatos, pero las personas, las que vivieron el drama en soledad, siguen esperando.

05 octubre, 2008

Ya hemos hablado lo suficiente


Las cosas hay que hablarlas antes de ponerse manos a la obra, pero darles vueltas a los asuntos hasta el infinito, sin hacer nada, no lleva a ningún lado. 

Algo así pasa con la memoria histórica. Hace un año se dejaron lo fundamental. Me avergüenza vivir en un estado que no es capaz de declarar nula la sentencia de muerte de Julián Grimau. Es como si Alemania no se atreviera a condenar el gaseamiento de los judíos. 

Vale, en 1977 no había valor suficiente, se tenía tanto miedo a que los fascistas volvieran a hacer de las suyas,...

De esa época procede la frase más triste que oíamos de nuestros padres. "¡Hijo, no te signifiques!" Y 30 años después se dice con desprecio.
 
-"Sí,  es un buen tipo...sí, es una buena profesional,... pero se ha significado mucho políticamente. Y entonces la hemos cagado, porque aquí ser un cobarde, asentir a todo, permanecer inmóvil antes las fechorías del fascismo te abre miles de puertas, pero haber luchado contra los grises, haber estado ante el TOP, haber sufrido palos en las comisarías,.... es significarse. Nos quieren sin valor semántico, que seamos (in)significantes, sin significado alguno. Y pasó hace 30 años y pasa en el subconsciente de muchos. 
-"Cuidado con ese que ha venido hoy a la reunión de la Asociación de vecinos... o a la Asociación de Madres y Padres... porque está politizado". Como si no lo estuvieran los que dicen ser apolíticos. No hay nadie más político que el que dice serlo. Se es más político por omisión que por acción.

Así que, ahora que que parece que quieren dar un empujón, este debería tener en cuenta algunos aspectos fundamentales:

  • Anulación de las sentencias políticas del franquismo.
  • Rehabilitación y restitución moral de todas las víctimas.
  • Apertura de todos los archivos y expedientes a los investigadores. 30 años después de la Constitución no podemos continuar con archivos de policías fascistas cerrados hasta el 2021, como pasa con el de Pedro Urraca Rendueles. ¿¡¡¡¡Esto qué es!!!!?
  • Pedir perdón. ¿Alguien ha pedido perdón por la muerte de Mari Luz Nájera, Enrique Ruano, Arturo Ortiz, Gladys del Estal, Germásn Rodríguez, Francisco Javier Verdejo, y tantos otros.
Mañana hablaré de lo incautado, otra pieza importante del puzle. 

Y ya vale. Hagan y actúen porque es necesario, imprescindible y de justicia. 

02 octubre, 2008

Tener (buenas) ideas y saber contarlas


Cuando uno lee algo puede llegar a tener sentimientos diferentes. A veces nos gusta una idea pero vemos que la han desarrollado y contado de mala manera. En otras ocasiones nos admiramos ante lo bien escritas que están opiniones con las que discordamos. Me pasa cada vez más con Vargas Llosa y sus artículos en EL PAÍS. Y luego te encuentras a quien, además de tener ideas lúcidas, las sabe contar de forma maravillosa, quitándote cada una de las palabras que hubieras dicho si tuvieras capacidad para juntarlas y ordenarlas. Es lo que llamo tener ideas y saber contarlas. Hace tiempo que tenía escrito algo sobre el concepto de normalidad, haciendo ver la diferencia entre la definición de norma que tienen los expertos en estadística y la que nos han impuesto como normalidad. Lo normal puede ser injusto y lo minoritario estar lleno de sensatez. Pero para qué enredarse en intentar explicar lo que otros ya han hecho de manera magistral. No hay nada como tener (buenas) ideas y saber contarlas. Os dejo la columna de hoy de Pilar Galán en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA junto con esta viñeta de El Roto.


Fauna y flora de la normalidad

Los autoproclamados normales pertenecen a una especie peligrosa. De los degenerados o la gente extraordinaria, se puede esperar de todo, desde un crimen al descubrimiento de una constelación, por eso te pillan casi siempre prevenido, pero los normales son otra cosa. Para empezar, son gregarios, (nosotros, la gente normal, suelen decir) y buscan la cercanía de otros normales, por eso nunca llevan a sus crías a lugares donde podrían convivir con la diversidad. Su lengua es maestra en el uso de pero (yo no soy racista, pero...). Su hábitat es variado y su sistema de camuflaje tan perfecto que pueden invadir otro ecosistema sin ser notados. Son predadores natos. Como camaleones, simulan adaptarse hasta que las circunstancias les permiten mostrarse como son. Suelen ser muy activos en las guerras civiles (denuncian o violan al vecino), en las crisis (suben los precios o especulan) y sobre todo en los linchamientos morales. Fingen estar abiertos a conocer especies nuevas; por eso, primero las reciben bien para después convertirse en sus parásitos. Su cortejo amoroso se basa en el baile de la tolerancia, hasta que vencidos los temores del cortejado, se lanzan a los peros: yo soy tolerante pero los inmigrantes cobran paro, por ejemplo. Simulan ser adalides de la integración de los débiles, para después segregarlos (cada oveja con su pareja es su frase preferida) por lo que apartan de la manada a las crías que nacen con algún defecto. Todo ello con la sonrisa de la normalidad. Tengan cuidado, la boca de cualquiera puede esconder colmillos de vampiro, pero de vampiro normal, la especie más dañina sobre la tierra. 

Marcos Ana en Badajoz


Hoy jueves 2 de octubre, a las 20 horas, en el CPR de Badajoz (Avenida Sta. Marina esquina Av. Colón), tendremos al poeta Marcos Ana. Merece la pena.

Mi casa y mi corazón

Si salgo un día a la vida

mi casa no tendrá llaves:

siempre abierta, como el mar,

el sol y el aire.

  

Que entren la noche y el día,

y la lluvia azul, la tarde,

el rojo pan de la aurora;

La luna, mi dulce amante.

  

Que la amistad no detenga

sus pasos en mis umbrales,

ni la golondrina el vuelo,

ni el amor sus labios. Nadie.

  

Mi casa y mi corazón

nunca cerrados: que pasen

los pájaros, los amigos,

 el sol y el aire. 

El artículo 40

Algunos de los que más énfasis ponen en llamarse a sí mismos constitucionalistas, suelen padecer olvidos selectivos del texto. Les encantan ...