30 diciembre, 2006


Nunca llevo la cámara encima y el otro día no pude captar esta imagen. Menos mal que el amigo Luís Pinto (que espero me permita usar su foto) nos muestra la pancarta gigante que han puesto los vecinos de este edificio junto a Carrefour de Valdepasillas. No sé cuánto durará la pancarta porque a buen seguro que incumple las normativas municipales sobre publicidad y demás tonterías. Eso sí, como me entere de que la policía manda quitar la pancarta y deja abierto los locales mal insonorizados y permitiendo jaleo hasta el amanecer y sus indiscriminado de petardos, vamos a empezar a pensar que en el Ayuntamiento de Badajoz son un poco fascistillas y que lo que les molesta es la libertad de expresión.

Pero vamos, eso no va a ocurrir porque el Ayuntamiento de Badajoz está regido por demócratas de esos que lucharon por las libertades en nuestra ciudad, que a finales de los setenta se manifestaban en favor de la libertad de expresión frente a los grises, que nunca llevaron en el reloj la bandera con el aguilucho y que jamás irían a un director de un periódico a exigirle que trasladaran de sección a la periodista que lleva la sección de información municipal.

¡Qué suerte tenemos!

... y después lo de Barajas

Después está la bomba de Barajas. Por fin lo han conseguido los zorrocotrocos, los intransigentes, los que se mueven mejor en el escenario de la tensión que en el de la distensión. No sabe uno si atreverse a escribir lo que uno piensa porque en este tema en cuanto te sales de la línea oficial viene Federico J. y te manda al saco de las serpientes.

Se veía venir desde el 22 de marzo. El PP no estaba cómodo con la posibilidad de un acuerdo de paz duradero, puso en marcha su maquinaria, usó sus asociaciones de víctimas, arrinconó al gobierno y no le dio capacidad de maniobra para llevar adelante el proceso. Zapatero tuvo que ser más papista que el propio Papa en el 98 y no pudo crear ni un puente de distensión que favoreciera el diálogo. Hace ocho años se flexibilizaron políticas carcelarias y demás. Ahora se ha seguido al pie de la letra los dictados de la Brunete mediática hasta tal punto que los zorrocotrocos de la kale borrika han empezado a poner en escena que ellos no están en un proceso de rendición sino de negociación y que ellos son capaces de hacer lo de esta mañana pero sin aviso telefónico y a la hora en las que 40.000 personas están por allí.

Sí. Lo sabemos. No hay más culpable que quien usa y defiende la violencia. Mi pregunta es quién está hoy más contento que ayer. Intenten averiguar quién es hoy más feliz que ayer y a quién le gusta más la situación de hoy que la de ayer. Una vez que lo hayan averiguado sabrán quiénes son los enemigos de la paz y, desgraciadamente, descubrirán que hay más gente contenta además de quienes ponen las bombas.


¿Qué hacer?

Complicado. Primero porque se puede producir una nueva fractura en ETA y lo peor que podría ocurrir es la aparición de un grupúsculo capaz de lo inimaginable. Cuando escribo esto el presidente Zapatero ya ha dado por roto el proceso. Se puede entender porque la Brunete mediática lo despellejaría en caso contrario. Por una vez habría que proponer que Zapatero haga lo que tenga que hacer (creo que él sabe perfetamente lo que hay que hacer) y que no se lo diga a nadie. Confiemos en su capacidad para lograr una paz duradera, una entrega de armas y una disolución de la banda. Me sigue pareciendo más inteligente su manera de actuar que la propuesta inmovislista de Rajoy, que sólo nos puede traer una victoria incierta (que es siempre peor que una paz segura).

Después de escribir todo esto, uno no deja de dudar. Ayer estábamos mejor que hoy y no sabemos qué camino debemos tomar para volver a estar, al menos, como ayer.

¡Que se acabe el año! Esperemos que la magia del 7 sea más propicia que el endiablado 6.

Día de tristes noticias

Hoy las noticias le dejan a uno ganas de pocas cosas. Amanece y te enteras de que han ahorcado al sátrapa de Iraq. Nunca pensé que alguien fuese capaz de mandar matar fríamente a otro a quien ha dado la mano. Es por eso que me da asco ver que quienes saludaban a Sadam a principios de los ochenta, cuando era tan sátrapa y criminal como después, sean capaces de empujarlo hasta el patíbulo. Me pregunto si deberíamos dejar de tener cualquier tipo de relación con partidos políticos que aprueban el asesinato como forma de hacer política. La diferencia está en que un muerto en Madrid es infinitamente más importante que 400 niños en el refugio de Al-Ameria o 16 periodistas de televisión en Belgrado. Sé que hoy es uno de esos días en los que hay que medir las palabras pero esto empieza a ser nauseabundo: Les importa un pimiento la paz y sólo ven violencia en las acciones de otros y jamás en las suyas.

29 diciembre, 2006

Aquellas canciones

Ayer acababa preguntándome qué hice en mis años de escuela para zafarme del discurso oficial en el que vivía. Hoy me trae mi padre la respuesta desde tierras aragonesas: Un disco y un DVD de un concierto memorable que reúne a Labordeta, Joaquín Carbonell y La Bullonera. Aún recuerdo la Navidad de 1976, regresando desde Monzón a Badajoz por carreteras nevadas y escuchando clandestinamente aquellas canciones, con el temor a que un control de la Guardia Civil se viera complicado con la presencia de aquellos casetes que todavía guardo como un trozo de historia. No hay duda que no acabe por tener respuesta y, a veces, sólo pasa un día. Otras veces, pasa una vida.

Los colegas del colegio


Ayer me reuní con los colegas en el sentido estricto del término. Aquellos con los que compartí las aulas de los Maristas y donde descubrí mi vocación para dedicarme a la enseñanza: para intentar no hacer aquello que allí vi (con excepciones). A algunos no los veía desde hace 20 años y el tiempo los ha tratado....

...diremos...

... como a mí (para ser diplomáticos). Otros tienen un pacto con el diablo (no me cabe duda).


Los hay que han cambiado y los hay que siguen igual.

Tampoco un blog da para mucho juego. Lo que sí puedo decir es que me parece absolutamente recomendable este tipo de encuentros y no entiendo a qué esperan las Universidades para homologarlo como un master de sociología.

Gracias a tanta gente inolvidable y que forma parte de un pasado y una infancia en aquellas aulas en las que sigo preguntándome qué hice para conseguir salir indemne del discurso oficial.

26 diciembre, 2006

Un paseo por Iberocio

Sin mencionar a un monitor que fumaba en el bar (bonito ejemplo), ha sido curioso ver cómo la zona de bomberos se llenaba de humo (ignoro si con intención educativa). Otra cosa que llama la atención es los decibelios a los que se somete a las criaturas. En alguna ocasión lo recriminé en las actividades veraniegas Castelar y me dijeron que tenían orden de poner música alta "para crear ambiente". ¿Son necesarios 200 decibelios para crear ambiente? ¡Cuántas cosas son mejorables en las ciudades! Recuerdo la primera vez que un programa electoral tuvo un apartado de infancia y de las críticas que recibimos mi amigo Emilio Durán y uno mismo por empeñarnos en ello. Como los niños no votan...
¡Y para algunos parece que no son ni personas!

Enseñar a los niños

La feria de Iberocio que organiza el Ayuntamiento de Badajoz dedica su espacio más amplio a llenarlo de armas y enseñar a los niños, como si de algo natural se tratase, el oficio de hacer la guerra. No sé si cuando las criaturas entran en el tanque les explican que desde uno parecido asesinaron a Couso. Tampoco es algo nuevo, hace años que es así. La novedad es que la presencia de lo militar en el evento cada vez es mayor.


24 diciembre, 2006

Isaac Rosa

Algún día comentaré algo de Isaac Rosa. El sábado respondía con Árboles que no dejan ver el bosque a un artículo de José Lázaro titulado Pedir perdón, aunque sea póstumo y que ponía en tela de juicio las afirmaciones de Isaac Rosa sobre Laín Entralgo

En ese artículo titulado Los espinazos curvos de la dictadura Isaac Rosa plantea alguna cuestión que dá para pensar: ¿Nadie se ha arrepentido públicamente de haber colaborado con la dictadura?

La verdad es que uno trata de hacer memoria y no recuerda ningún Günter Grass de por aquí. Otro día intentaremos tratar la maravillosa transición española, para ver si fue tal.

El 2 de diciembre el propio Isaac Rosa me sorprendió en EL PAIS con un artículo titulado Lo imposible es posible, en el que hacía uno de los análisis más certeros sobre el problema de la vivienda y la especulación inmobiliaria.

He leído sus dos novelas (La mala memoria y El vano ayer) No sabría decir cuál me pareció más interesante. La primera me pareció uma obra excelente para ser una opera prima de un autor tan joven. De hecho sólo vi un par de detalles que no me gustaron pero son pequeñeces de perfeccionista. La segunda es una muy buena novela, muy bien construida y de lectura amable (no siempre se puede decir lo mismo de otros autores).

Sus artículos de cada domingo en EL PERIÓDICO EXTREMADURA merecen siempre la pena y uno se alegra de ver que de entre la intelectualidad adormecida surgen nuevas figuras capaces de explicar en negro sobre blanco las realidades que nos ocultan los fuegos de artificio de la oficialidad.

Seguiremos su pista.

Cualquier cosa

Hay tres días al año que no hay prensa y mañana es uno. Así que aprovecharé mi descanso de dos lunes en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA para escribir de cualquier cosa.

Hoy se desea paz todo el mundo pero hay quien se alegraría de que el proceso de paz se acabara. Parece una paradoja pero ya no lo es.

Jamás entendí qué gracia existe en provocar ruido: petardos, tamborradas y similares son, en esencia, actos molestos. Tampoco entiendo la razón por la cual el volumen de la música de los bares de copas está tan alta. Es para que la gente no pueda hablar y consuma más - me imagino.

Otra cosa que jamás entenderé es la necesidad que existe en hacer, en días como hoy, cantidades ingentes de comida, como si mañana fuera a estallar la guerra y hubiera que aprovechar. Así que en cualquier casa que se precie habrá embutidos, jamón, gambas y marisco, sopa, pavo, besugo y te echarán la bronca si no te tragas dos polvorones y un turrón. Sin hablar de la bebida. Hay dos tipos de personas: los que beben para que les pase la comida y los que comen algo para acompañar a la bebida. Parece una tontería más, pero que no es este día sino la gran verbena de los excesos. También para los excesos verbales - y escritos.

21 diciembre, 2006

Mañana es lunes

El Consejero balear llama por teléfono un domingo por la tarde a un encausado en un presunto delito de corrupción urbanística. Fue para decirle que al día siguiente era lunes. Cuando se es un gobernante eficiente hay que estar en todo y no se puede pasar por alto ningún imprevisto. Imaginen que el encausado hubiera pensado que era martes. A mi me gustaría que los Consejeros de mi región también me llamaran para decirme cuándo es fiesta y cuándo no. ¡Qué bonito sería!

19 diciembre, 2006

Memoria Histórica

Un día tendremos que decir algo sobre este año que se acaba y que pretendía recordar con dignidad a quienes dieron su vida por la democracia y las libertades frente al fascismo. No será fácil porque cada vez hay más personas que piensan que el fascismo nunca existió. Algo comprensible si no se tiene memoria, no se quiere conocer la historia o... se es un fascista (hay que empezar a no andarse con rodeos).

¿Reabrir heridas o curar heridas cerradas en falso e infectadas? Ésa sería la primera de las preguntas.

También deberíamos tener en cuenta que buscar cuerpos en las tapias de los cementerios era algo impensable en 1975, 1976, 1977, 1978 ó 1979. Tal vez se podría haber planteado en 1980 pero en febrero de 1981 volvimos de nuevo hacia atrás. Los fascistas no nos hubieran dejado disfrutar de ningún tipo de libertades si a la muerte del dictador se hubiera pretendido hacer justicia.

Hablaremos de la transición más detenidamente. Pero a poco para que acabe el año de la memoria histórica preguntémonos si quienes dieron su vida por las libertades y sufrieron la represión y la torura del fascismo estarían orgullosos de esta melindrosa y pacata manera de tratar la memória de nuestros antepasados

18 diciembre, 2006

Vamos a dejarlo II

Hace unos años Extremadura se llenó de una extraña pintada que sin dejar espacios entre palabra y palabra decía así: sitezumbaeloidoteescuchaconlaserlanasa . Hubo quien llegó a conocer al autor y nunca supo si al sujeto le zumbaba el oído pero concluyó fácilmente que lo que estaba zumbado era el propio personaje por entero. Intentar explicar a alguien con un elevado estado de paranoia que el zumbido en el oído no lo producía la Nasa con un láser es una tarea a la que no podemos dedicar demasiado tiempo porque corremos un peligro: acabar metidos en un mundo ajeno a cualquier tipo de racionalidad. Tampoco es necesario defenderse de todas las acusaciones de las que seamos víctimas y habría que hacerlo solamente de aquellas que pueden sembrar alguna duda razonable. Si me acusaran de ineficacia en mi trabajo intentaría demostrar lo contrario con datos, pero si me consideran responsable del maremoto en Indonesia de 2004 no iba a perder ni un solo minuto en contestar. Pero ocurre que algunos medios de comunicación son capaces de hilvanar despropósitos y mezclar churros con Meninas (que diría el castizo) hasta vincular 11-M con ETA, el PSOE, un fabricante de ácido bórico y un despacho en Mérida: Ya sólo falta por salir a escena el bombero torero y un cocinero vasco aficionado al cuscús. En principio lo más sensato sería obviar cierto tipo de pseudo-investigaciones, pero ocurre que hay miles de personas que se informan sólo a través de unos medios capaces de fabricar fabulosas mentiras para hacer creíbles sus deseos. Así que tan legítimo es pedir amparo judicial como pasar olímpicamente del asunto y decir: ¡vamos a dejarlo!
Publicado en el PERIÓDICO EXTREMADURA el 17 de diciembre de 2006

17 diciembre, 2006

Vamos a dejarlo I

Hace unos días recibí un correo electrónico en el que poco menos decían que Pedro J. tenía datos - y que estaba esperando confirmarlos - sobre una posible vinculación de Zapatero y Eta en la preparación de los atentados del 11-M. La primera reacción fue la carcajada; poco después me preocupé y le dije a quien me había reenviado el mensaje que no se creyera todo lo que le llega al buzón.

¡Qué horrible debe de ser sufrir de paranoias!

Esta manía de intentar explicar las razones de la pérdida de las elecciones el 14-M corre el peligro de convertirse en la primera enfermedad mental pandémica a poco que haya personas que se nutran sólo de la información de EL MUNDO y la COPE.

Hay cosas que son, sencillamente, increíbles. Los paranoicos deberían intentar curarse y no propagar su dolencia para que la extensión de la misma les haga parecer sanos. Hace veinte años apareció en Extremadura una pintada: sitezumbaeloidoteescuchaconlaserlanasa. El autor, no cabe duda, sufría una enfermedad paranoide. En el supuesto de que la Nasa tuviera la tecnología para escuchar nuestras conversaciones desde el espacio, estoy seguro de que ni nos producirían un zumbido, ni la NASA estaría preocupada por los diálogos de un "zumbao" extremeño. Así que ante noticias como la de la semana pasada - el despacho puesto a Vera en Mérida entre el 11-M y el 14-M - uno no sabe qué hacer: a veces pienso que lo mejor es decir basta ya e ir a los tribunales hasta Estrasburgo para que nadie pueda decir impunemente y en público lo primero que se le ocurra. Pero otras ocasiones creo que tomarse en serio a algunos personajes es lo que ellos buscan y que seguirles el juego es contraproducente. La NASA no se querelló contra el que hacía las pintadas porque hacerlo sólo habría servido para dar crédito al "chalao" y hacernos dudar de las actividades de la agencia espacial. Mi opinión no es basta ya sino vamos a dejarlo, pero admito estar equivocado porque aquel "zumbao" sólo tenía un "spray" y los de ahora tienen un periodico y una emisora de radio.

Así que, después de discutir y pensar, me decanto por pasar del radio-pedricador y del otro: Vamos a dejarlo que no merece la pena que les alimentemos el rollo.

16 diciembre, 2006

otro poema

Recuerdo una amiga que me escribió para felicitarnos aquel 13 de diciembre de 2002. Desde entonces no puedo dejar de recomendar un libro como Escenas principales de un actor secundario, lleno de momentos como este

AMANECER

Mientras duermes te miro.

Me recuerdas
el frío de las fuentes en los labios,
el prado debajo de la espalda,
la indescifrable danza de las nubes,
el dulce sabor de diminutos dedos en la masa,
la tierra en las uñas,
los pies mojados en los charcos,
los bolsillos repletos.

Contigo junto a mí
los días recobran la suave textura de la cera
y repiten mil veces el amanecer.

Contigo junto a mí
veo pasar de largo la tristeza.

Un poema

Es un bonito y sencillo poema de Irene Sánchez Carrón.


SIERRA

Serra!
E qualquer coisa dentro de mim se acalma!
Miguel Torga

ME detengo
y se llena
de flores de cerezo
la memoria

Sigo andando
y resbala
de los ojos al alma
su perfume

12 diciembre, 2006

IU-ICV y ERC no quieren pactar una ley de "memoria histórica" que deja fuera lo principal: devolver la dignidad a quienes fueron condenados infame e injustamente por el fascismo. ¿Qué memoria es esta que no es capaz de declarar nulos los tribunales que ASESINARON a Julián Grimau?

Si hay aguien que flaquea debe saber que existe una mayoría social capaz de hacer frente a la Brunete mediática. El gobierno debe saber que en este asunto tendrá un amplio apoyo si es capaz de hacer lo que no se pudo ( o no se quiso hacer) con el cadáver del dictador caliente. Si anda con medias tintas puede ocurrirle que no dé satisfacción a nadie, ni a su propio electorado ni a los militantes que andan excavando junto a las tapias de los cementerios en busca de una dignidad que la Historia de la Transicion les negó. ¿Cuando nos atreveremos a poner en cuestión las "MARAVILLAS" de nuestra transición? ¿30 años? ¿Más?

¿Un fascista menos?

Estoy harto de hablar de un tipo tan despreciable. Como despreciables son los pijo-fachas que lo vitorean en Santiago y que son incapaces de ver el dolor de las víctimes de su "héroe". No me preocupa tanto que haya muerto un anciano de 91 años como que haya quien justifique y aplauda la sangre de Víctor Jara y tantos miles y miles dechilenos de izquierdas. Me preocupa porque mañana, esos mismos, pueden justificar y aplaudir que unos milicos vengan a mi casa, me lleven y me hagan desaparecer. Perdondad por esta reflexión tan poco reflexiva pero mi estómago no está hoy para florituras. Por favor: no olvidemos que el fascismo existió y que los fascistas existen (más cerca de lo que creemos). Preguntémonos si hoy hay un fascista menos o si estamos creando, por acción u omisión, el caldo de cultivo para que se incuben los nidos de las serpientes.

11 diciembre, 2006

Las estadísticas

Si hay algo que me horroriza son esas estadísticas que se dedican a acumular en forma de años nuestras actividades: Se supone que una vida de 80 años, que es lo que se lleva ahora en occidente, se compone de de veinticinco años durmiendo sin parar y otros tantos trabajando. Así que casi dos tercios de nuestra existencia los pasamos imitando las actividades de un muerto e intentando que el proceso vital prosiga en unas condiciones mínimas. En fin, que la vida propiamente dicha, el líquido neto que dirían los contables, nos queda en treinta años en los que también podemos estremecernos: ¡Siete años seguidos frente a la televisión y cuatro años comiendo sin parar! Esto último está cambiando gracias a la comida rápida, pero no nos engañemos porque es a costa de volver al trabajo antes. Vamos bajando en el listado y encontraremos que a peinarnos sólo dedicamos medio año (imagino que los calvos todavía menos). Alguien pensará que en los lugares democráticos se pierde mucho tiempo, pero empiezas a contar que cada cuatro años vamos dos veces a las urnas y que nunca se tarda más de cinco minutos, lo que suma un total de diez horas.¡Tanto luchar por la democracia para que diez tristes horas supongan la diferencia con la dictadura! Así que es tiempo para ingeniar formas que apliquen las posibilidades de las nuevas tecnologías a la democracia participativa, de manera que en el próximo recuento vital dediquemos más tiempo a decidir sobre nuestro futuro que a tender la ropa, noble actividad a la que dedicamos tres meses completos (los que tendemos). http://javierfigueiredo.blogspot.com

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 11 de diciembre de 2006

04 diciembre, 2006

Armas ligeras

El compromiso por la paz en el mundo consta de dos planos contrapuestos: por un lado el mundo de las palabras y por otro el de los hechos. No hay nadie que no desee la paz en el mundo y a lo largo del mes entrante verán como todo bicho viviente se dedica a desear la felicidad del prójimo y el fin de las guerras. Los propios mandatarios de los estados harán votos para el año próximo y nos jurarán ser adalides de la concordia. Mientras tanto, cada minuto muere una persona de forma violenta y no precisamente por armas de destrucción masiva sino por las llamadas armas ligeras, esas que integran el tercer mercado más lucrativo del mundo tras el petróleo y las drogas.

Hace unas semanas los miembros de Amnistía Internacional parodiaban un desfile de modelos con las más afamadas y mortíferas maquinitas de matar. El principal mercado de las mismas son los conflictos bélicos que llaman de pequeña magnitud y que, a la postre, acaban por engrosar las cuentas de unos accionistas del primer mundo que comerán pavo y bendecirán la mesa. Nunca la muerte fue un negocio tan redondo, sobre todo desde que descubrieron que las guerras se pueden organizar bien lejos de casa, donde la sangre no salpica. Las empresas fabricantes de armas obtienen los componentes en muchas partes del mundo. Muchas veces montan sus productos en países donde los controles sobre el destino final de éstos son poco estrictos. Es así como las armas van a parar a manos de quien no las concibe sino para ser usadas. No es hora de lamentarse sino de exigir a los gobiernos occidentales que impidan que ya hayan muerto un par de personas desde que empezó a leer esta columna.

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 4 de diciembre de 2006.

En la foto podemos ver el desfile de armas ligeras que realizó el Grupo de Amnistía Internacional en Badajoz el pasado 25 de noviembre de 2006. Podrás encontrar más información en las páginas de Amnistía Internacional o Intermón Oxfam. No te lamentes y haz algo (si quieres)

Exilio entre comillas

Un sábado por la tarde de hace muchos años, justo después de los dibujos animados japoneses, emitieron una película basa...