26 mayo, 2008

La mala memoria

Los que pasamos nuestra infancia en la década de los 70 sufrimos cada tarde de los sábados siguiendo las lacrimógenas peripecias de un niño genovés en busca de su madre. Aquella mujer italiana había emigrado a Argentina en busca de algo que le sirviera para sacar de la pobreza a su familia, y al país suramericano llegaron también un millón de transalpinos que hemos acabado viendo en los apellidos de muchos futbolistas y en ese maravilloso castellano con acento italiano que se habla en Buenos Aires. Muchos años después, Alemania y Suiza se llenaron de gentes que venían del sur de Europa, que comían pasta, hablaban alto, gesticulaban mucho y ?todo hay que decirlo- realizaban pequeños hurtos. Los italianos fueron uno de los pueblos del mundo que más tuvo que emigrar para huir de la muerte y del hambre, pero la mala memoria se ha adueñado de Berlusconi, Bossi y sus ministros, que acaban de convertir en delincuentes a quienes repiten lo mismo que sus compatriotas hicieron en un pasado no tan remoto. A la Italia de hoy no podría llegar un niño llamado Marco en busca de una madre rumana que trabaja en el servicio doméstico de una rica familia milanesa, porque a buen seguro que se arriesgaría a 4 años de cárcel. Alguien dijo que la libertad consistía en que cualquier ser humano pudiera estar en la calle sin tener que dar explicaciones a nadie, pero en Italia ser extranjero puede llegar a ser un crimen. La amnesia colectiva nos impide ver que renacen con fuerza las mismas ideas que asolaron Europa durante la primera mitad del siglo XX: todo es tan triste como en aquella serie de nuestra infancia.

25 mayo, 2008

El futuro de la Filología Portuguesa

No jornal aparece hoje esta entrevista que acho interessante.



«Este es el momento, desde luego», asegura Juan Carrasco, profesor de Filología Portuguesa y director del Departamento de Lenguas Modernas de la Universidad de Extremadura (UEx). Se refiere a la adaptación de los estudios universitarios al Espacio Europeo de Educación Superior, que le ha llegado al conjunto de las filologías en un momento de declive.«Estamos todas las universidades igual», asegura. Esta semana, una jornadas han abordado la enseñanza del portugués en Extremadura y su futuro.


-¿Cuál es el futuro de la Filología Portuguesa?

-Dependerá de qué tipo de titulación podamos ofrecer, una titulación orientada a las salidas profesionales. Creo que debemos hacer un título más moderno, en la línea de lo que se hace en otros países europeos. Va a ser un grado (de cuatro años) muy básico, compartido los dos primeros cursos con Hispánica, Clásica y Francés, aunque todavía está por confirmar. Pero lo que queremos es darle luego distintas especialidades con los másters, los estudios de posgrado.

-¿Qué especialidades?-Principalmente tres: un máster de docencia, que será obligatorio para todos lo que quieran dedicarse a dar clases; un máster seguramente en traducciones, que todavía hay que concretar; y un tercero en lenguas aplicadas, por ejemplo, a empresariales, a actividades de turismo, judicial... Todos los alumnos salen de la facultad con dos idiomas, y lo que queremos es que nuestros alumnos dependan menos en su futuro laboral de cuántas plazas salen en los institutos para dar clases. Las salidas son muchas y el conocimiento de idiomas es algo que cada vez se pide más, en realidad, lo que se pide es un segundo idioma porque sólo con el inglés igualas a mucha gente.

-¿Los másters harán más atractiva la Filología Portuguesa?


-Con esos perfiles es fácil que se consigan otras salidas profesionales, algunas en Extremadura y otras no. Hay que ser conscientes del tejido económico que hay en la región.

-¿Entonces hay futuro para las filologías en el nuevo marco universitario?

-Por mucho que nos gusten, los estudios de Filología tal y como se conocen hoy pertenecen al pasado, no tienen entronque con la sociedad actual, las nuevas tecnologías... esto es un problema pero también lo podemos ver como una oportunidad para adaptarse, tenemos que dar una respuesta. Los estudios de Filología sólo tendrán futuro si saben adaptarse a las necesidades de la sociedad moderna.-La Filología Portuguesa abrió muchas expectativas cuando se implantó y, de hecho, la enseñanza del portugués en las Escuelas de Idiomas es un éxito.


¿Por qué en la Universidad no tiene alumnos?


-Es algo que afecta a todas universidades donde se imparte: Santiago, Salamanca... El primer año que se impartió aquí, en 1999, tuvimos 38 alumnos, muchos, y en los otros centros donde se oferta el portugués, en Empresariales, Turismo, Económicas, Ciencias... tenemos que poner numerus clausus, pero es verdad que la gente lo que no quiere es convertirse en un filólogo, no quiere tener ese perfil profesional, lo que desea es tener un conocimiento de la lengua portuguesa, por gusto o porque eventualmente va a tener relación con Portugal o porque son empresas que quieren abrir mercado. Todo eso es una cosa y otra es convertirse en un profesional especializado en Filología.


-¿Han visitado institutos para captar más alumnos?-El problema añadido es que los alumnos de enseñanzas medias no saben que existe la Filología Portuguesa, son necesarias campañas para que no haya ese desconocimiento.

24 mayo, 2008

Kyoto y los compromisos

Acabo de echar un vistazo a un interesante informe de Comisiones Obreras. Sería interesante que se leyera, con los ojos bien abiertos y sin prejuicios, por parte de muchas personas, entre las que también cabe incluir a los dirigentes del sindicato en Extremadura.



23 mayo, 2008

Abriendo un debate


Me planteaba hace poco M.G. el reto de abrir un debate sobre la legalización de la prostitución. La verdad es que es un asunto sobre el que he discutido en diversas ocasiones y de momento no tengo muy claro hacia dónde hay que ir, pero sé dónde no podemos quedarnos. Así que mi primera aproximación se resumiría en la disyuntiva: o vamos a la prohibición total o vamos a la legalización total, porque lo que tenemos ahora conjuga lo peor del prohibicionismo y lo peor de la legalización.

Internet está lleno de argumentos en contra y otros a favor. Lo primero que habría que decir es que la prostitución es ejercida mayoritariamente por mujeres con clientes varones, aunque también habría que incluir a la homosexual y la de varones con clientes femeninas, minoritaria pero existente. Mis reflexiones se han realizado sobre la más conocida y practicada pero, para ser coherente, deberían poder aplicarse al resto.

He encontrado frases como estas:

“Vivimos en una sociedad en la que los servicios se compran y se venden. El trabajo sexual es uno de esos servicios. Proporcionar servicios sexuales no debería estar criminalizado”
Es la argumentación que defiende la posibilidad de hacer de las características físicas o habilidades de cada persona un medio de vida. Hay quien dice que un tipo fuerte que se dedica a descargar sacos de cemento está vendiendo su cuerpo. Yo creo que no tiene nada que ver, pero argumentalmente lo podríamos entrar a valorar.

Reconozco un prejuicio: yo no creo que la inmensa mayoría de las personas que ejercen la prostitución sean “libres”. Buena prueba es que se trata de un mundo lleno de gente con graves problemas económicos, afectivos y de formación que encuentran ahí una solución parcial (fundamentalmente en el bolsillo) a sus problemas.

En las páginas del colectivo Hetaira también se pueden encontrar argumentos sólidos. Después de leer unas opiniones y otras, uno cree que no hay soluciones drásticas. La prostitución es algo que no desaparecería con la prohibición total, como no desapareció el alcoholismo con la ley seca. Por lo tanto, talvez se debería iniciar un proceso que libere a quienes ejercen esa actividad de las mafias y situaciones esclavizantes. ¿Es la legalización el medio? La verdad es que no lo sé y que deberíamos estudiarlo muy detenidamente, pero a corto lazo no se me ocurre otra.

¡Pero cuidado!: una cosa es que para salir del fuego tengas que ir por la escalera de incendio de los bomberos y otra cosa es que te tengas que quedar a vivir en la escalera. Me explico: la legalización es la escalera para sacar a quienes se están quemando, pero con el objetivo de eliminar la prostitución e irse a otro lado. Hay que sacar de la vida sumergida a este colectivo pero para lograr la “libertad” total, que –desde mi opinión- es que las personas hagan en su trabajo tareas que respeten la dignidad de la persona. Por consiguiente, creo en la legalización no como fin, sino como paso necesario para lograr (o intentar lograr) la erradicación.

Veréis que no he entrado en otro asunto que a mí me preocupa y que creo que es pertinente:¿Por qué hay gente que usa estos servicios? ¿Qué hemos hecho mal en la educación afectivo-sexual para que tantas personas recurran a este tipo de servicios sin importarles las condiciones sociales de las personas que ejercen la prostitución.? Creo que es una asignatura pendiente.

Después de todo este rollo, confieso que me falta información y que sería interesante abrir el debate a formaciones políticas, sindicales, feministas, LGTB, etc. En cualquier caso todas las opiniones son bienvenidas y servirán para alumbrar un poco de luz en uno de los más lúgubres asuntos de nuestra sociedad.
sería interesante que los partidos abrierais este asunto de una vez por todas. Creo que estamos en plena temporada.

Saludos y ánimo para pensar y opinar (en ese orden).

19 mayo, 2008

Vidas privadas


Cuando me enteré de que el príncipe de Asturias se iba a casar con una redactora de TVE me estremecí por un momento ante la posibilidad de que se tratara de mi hermana. Por un instante me vi, de la noche a la mañana, pasando de enarbolar banderas tricolores a compartir mesa y mantel con un descendiente de Fernando VII y al que podría vocear el grito del cuñao sin ser arrestado. Por suerte, supe enseguida que la redactora se apellidaba Ortiz y que me había librado de tener que pararme a pensar qué ropa me ponía cada mañana. En cambio, hubo a una chica a la que la decisión de su hermana le tiene amargada la existencia: sale de su casa con unos fotógrafos al acecho y una cerveza con un amigo hace que el papel chuché informe de un nuevo romance.

Probablemente no se pueda impedir por ley que las televisiones y revistas tomen fotos y persigan a cualquier persona por espacios públicos, pero no me cabe duda de que se trata de un acto de una pésima educación. Lo preocupante es vivir en un país en el que millones de personas no tienen otro entretenimiento que comentar el vestido de fulanita o el peinado de menganito. Si existe esa bazofia intelectual llamada prensa del corazón es porque existen lectores y espectadores que consumen esos miserables productos. Lo ideal sería que a nadie se le persiguiera en su vida íntima porque la inteligencia colectiva hubiera dejado de preocuparse de lo que no tiene ninguna relevancia. Así que no nos engañemos: quienes amargan las vidas privadas no son los periodistas pesados sino la audiencia de unos contenidos que debieran avergonzar a cualquiera con algo de materia gris.
Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 19 de mayo de 2008.

18 mayo, 2008

Loas tras la muerte


Me preocupa que tras la muerte todo sean loas, para quien las merece y para quien no. No escuché a nadie nombrar el caso de la colza en la biografía de Clavo Sotelo. Ahora muere un Magistrado del Constitucional y nadie se acuerda de su negro pasado, como si no pasara nada. Por cierto, la foto la encontré en Público y me llaman la atención las dos diferencias. La foto de la izquierda es en color y el juramentado está de pie. Los derechosos del fondo siguen siendo "casi" los mismos.

Noticia en HOY. El portugués en la ciudad de Badajoz


Hoy domingo, 18 de mayo, se puede leer en HOY una noticia sobre el estado del portugués en la ciudad de Badajoz. Hace tiempo que veníamos señalando muchos que hay cosas que no se pueden enteneder y una de ellas es el descompensado esfuerzo que la Administración hace por sus objetivos. Como bien señala el artículo, en Badajoz hay muchas oportunidades para aprender la tercera lengua occidental más hablada del mundo y la que se habla a cinco Km de la ciudad, la que usan el 20% de los clientes de todas las empresas de Badajoz: cursos rápidos para trabajadores, cursos del Sexpe para desempleados, cursos subvencionados por el GIT, cursos en academias, cursos en la Universidad Popular o la Escuela Oficial de Idiomas. Esto ha hecho que Extremadura sea la región de España con más alumnos de portugués.
¿Cuál es el problema entonces? Pues que el portugués como segundo idioma en la enseñanza pública extremeña está olvidado. Cuando en las nueve escuelas de idiomas el portugués es la segunda lengua más solicitada, por encima del francés, no se explica que se pueda estudiar francés en los 107 institutos de la región y sólo portugués en 14 (y gracias, porque Olivenza y San Fernando comparten profesora). Luego hay casos sangrantes como la de chicos que han podido empezar a aprenderlo en primaria y luego no pueden seguir en secundaria (Alburquerque, La Roca,...)
Yo ya lo he dicho, los puestos de trbajo de la Plataforma Logística serán para quienes se manejen en inglés, español y portugués. Y nuestros vecinos lusos nos llevan una ventaja abismal. Pero no me cabe duda de que esto se tiene que empezar a solucionar.
En la foto que publica HOY aparece nuestra querida compañera Fátima, profesora de portugués en el IES Domingo Cáceres

http://www.hoy.es/prensa/20080518/badajoz/falamos-portugues-20080518.html

17 mayo, 2008

Outro mundo

Não sei onde foi tirada a fotografia, mas são daquelas que dão para pensar um bocado. O conceito de doutor tradicional poder ser bem diferente num lugar ou outro. Nos nossos hospitáis e centros de saúde não há cartazes assim, onde seja possível ler as doenças e a forma de tratamento, que pode ser tradicional ou espiritual.

12 mayo, 2008

Una hora y media


Hay concursos para todos los gustos y disgustos. Encender la tele y no encontrarse con uno es poco menos que un milagro. Los hay para cantar, para aprender a bailar, para rascarse la barriga diciendo estupideces e incluso hay un par de concursos en los que a los participantes les está permitido pensar. Si hay uno que ha conseguido poca audiencia televisiva pero gran capacidad para suscitar la reflexión, es el organizado por jóvenes de IU en Palencia, que se han lanzado a buscar el record Guinness de la precariedad laboral. Tan complicado era el asunto que hubo dos modalidades diferentes: la primera la ganó un joven que acreditó tener un contrato laboral de una hora y media a la semana, mientras que el apartado de precariedad acumulada se lo llevó uno joven de 23 años que recopiló 15 contratos diferentes en un solo año. El premio no sacará de pobres a los ganadores, porque me temo que un ejemplar del Estatuto de los Trabajadores, otro de Mundo Obrero y una estampa de San Precario no les servirán para pagar en el supermercado. La precariedad es consecuencia de aquella flexibilidad que nos vendieron como la panacea que permitiría reducir el desempleo, pero no nos contaron que la solución supondría tener muchísimos contratos pero sin nada que se pareciera a un puesto de trabajo. Todo sería maravilloso si esos 90 minutos semanales de vida laboral se pagaran con la tarifa que cobra Zaplana en su nuevo trabajo, pero me da a mí que no. Ahora nos dirán que no es el mejor momento de acabar con toda esta precariedad que está creando una nueva clase social: la de los que no están parados pero siguen siendo pobres.

08 mayo, 2008

Lo mismo digo

Mi colega de columna, Pilar Galán, hace referencia hoy a lo que escribí el lunes bajo el título de etiquetas, en el post anterior. Podría decir, para ahorrar palabras, que "lo mismo digo". Pero hoy mismo he encontrado un párrafo en una columna de EL PERIÓDICO EXTREMADURA donde lo dicen mejor que yo: "la autora más humilde y con más talento de la generación actual, Pilar Galán". Así que gracias por los elogios, pero quien escribe de maravilla es ella, en Manual de Ortografía, Pretérito Imperfecto, Ocrán-Sanabu... o cada jueves al final de esta página

04 mayo, 2008

Etiquetas


Parece ser que esos papelitos con letras que nos indican qué es cada cosa han acabado por tener un final trágico. La culpa ha sido de una confusión entre magnesio y manganeso, que se ha llevado por delante a una persona y ha intoxicado a una docena. Esto nos pasa por la extendida manía de poner etiquetas a todo y por fiarnos de lo que allí está escrito. Conozco a uno que para aprender el vocabulario de inglés puso pegatinas con la palabra en cada objeto de su casa. El problema le vino cuando su madre le mandó quitarlas con un estropajo. Y es que ése es el gran inconveniente de las etiquetas, quitarlas. Si eres un tipo formal no puedes hacer bromas, y si tienes fama de guasón no puedes ponerte serio, porque descolocas al personal. Nos fiamos tanto del envoltorio que no nos paramos ni un momento a ver el interior. En ocasiones ponemos la misma etiqueta a todos los frascos, aunque el contenido sea diferente. Otras veces ponemos nombres distintos a cosas que son más o menos lo mismo. Así, a un austríaco llamado Fritzl, que secuestra y hace perrerías a su hija y familiares durante 25 años, lo tildamos merecidamente de monstruo. Pero si alguien mata en Palestina a cuatro hermanitos de menos de cinco años junto a su madre, le seguimos dando honores de Estado y otorgando el placet a sus embajadores. Cuando esto de etiquetar pierde totalmente su rigor científico, corremos el peligro de otorgar a un profesor exigente el calificativo de hueso, a un político que no insulta colgarle el sambenito de ingenuo y confundir la discreción y las declaraciones comedidas con un perfil bajo. Tal vez se cure con magnesio (o manganeso).

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 5 de mayo de 2008

01 mayo, 2008

Símbolos religiosos



Esta semana ha aparecido en prensa algo que no debería haber sido noticia. Resulta que el PP ha denunciado que en el Colegio Público General Navarro de Badajoz se han retirado de las aulas los símbolos religiosos. Y digo que no debería haber sido noticia porque deberían haber sido eliminados todos los signos confesionales de edificios y actos públicos en 1978. No entraré a discutir la patética argumentación de Díez Solís, del PP extremeño, que considera el acto como una afrenta a la religión y a los sentimientos de los católicos.

Estas cosas se deberían haber solucionado hace tiempo y no hace falta ni darles publicidad: La Consejera envía una circular a los directores de los centros recordando que no debe haber en las aulas de los centros públicos simbología de ninguna religión particular... y ya está. Es que no hay que perder más tiempo en discusiones. ¿Acaso cree el Sr. Solís que en el colegio público de Talayuela debería haber una sala alfombrada con un mirhab orientado a la Meca?

Pues eso: coherencia.

Nota: La foto la tomé yo mismo, en febrero de 2006, en un colegio público de Badajoz, el más cercano geográficamente al General Navarro. El mes pasado continuaban en ese centro público las imágenes de ejecutados en cruz colgandode las paredes, incluso imágenes de una mujer, madre del ejecutado.

1 de mayo

Llevamos años escuchando que eso de la lucha de clases no existe. Una cosa es que las clases no luchen y otra que no existan. Las personas que viven de su trabajo son, históricamente, un grupo social con intereses comunes. El capital va logrando, poco a poco, comprar la conciencia de las élites del grupo y de los creadores de opinión. Es por eso que uno puede encontrarse a trabajadores que justifican la precariedad laboral, esa que crea "pobres que trabajan". Hoy es 1 de mayo. Los que todavía tenemos conciencia de clase, no lo olvidamos.

El artículo 40

Algunos de los que más énfasis ponen en llamarse a sí mismos constitucionalistas, suelen padecer olvidos selectivos del texto. Les encantan ...