Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Extrapolar

Imagen
Muchos periódicos publicaban unos anuarios muy útiles en los que recogían infinidad de artículos y estadísticas. Eran un tesoro para los que nos gustaba comparar los resultados electorales que se habían producido en cada contienda, pero hoy habitan en cajas de cartón en un cuarto trastero. Dejaron de editarse desde que con un par de movimientos del ratón sabemos quién ganó las elecciones municipales del 79 en Ceclavín o en Monterrubio de la Serena, y hoy cualquiera puede ya comparar datos como si fuera un sociólogo estadístico, que no es lo mismo que un estadista sociópata a pesar de la similitud fonética. Aplicar conclusiones obtenidas en un campo a otro: así es como han definido los académicos la palabra extrapolar, que en las últimas 48 horas se ha conjugado más que el verbo poder en lo que llevamos de año.   La experiencia acientífica de haber sido un aficionado a escudriñar los resultados electorales me aconsejan no extrapolar nada a Extremadura, porque aquí las corrientes

Nada cambiaremos si creemos que nos sobra con la fuerza de la ola

Imagen
Una de mis aficiones favoritas es ver las olas del mar y una de ellas adorna mi blog desde hace diez años. Tomé la fotografía hace ya bastante tiempo en mi playa favorita, donde las olas parecen tener mucha fuerza y se desvanecen al llegar a la orilla. A veces se llevan cosas por delante, arrastran a más de uno, borran lo que hemos escrito sobre la arena y producen un sonido que a los de tierra adentro nos hipnotiza. Cuando llevo unas horas observándolas, siempre hay un momento en el que pienso en su belleza y, a renglón seguido, en lo inútiles que son para regar un huerto o un jardín.  Llevamos unos meses sobre una tabla de surf en lo alto de una ola. No nos caemos a pesar de las embestidas, nos mantenemos y avanzamos. Hay quien cree que la fuerza de la ola es eterna; otros, en cambio, sabemos que tarde o temprano llegaremos a la orilla y habrá que saltar y dar la mano a quienes nos han ayudado en el viaje. Es urgente aprovechar la fuerza que tenemos, sí. Pero no todo es fue

Cota cero: ¿Tan difícil es de entender en el Ayuntamiento de Badajoz?

Imagen
Hace unos nueve años vi cómo rebajaban este bordillo en la esquina de Cardenal y Cisneros con Argüello Carvajal. Había visto un programa de "Línea 900" (Cuando TVE emitía programas muy decentes) en el que una persona en silla de ruedas alertaba de la inutilidad de los Ayuntamientos a la hora de hacer estas obras menores.  Los bordillos deben tener cota cero para que sean útiles. Me acerqué a los operarios y les pregunté si les habían indicado la distancia que habían de dejar. Se miraron unos a otros y dijeron: "No sabemos, nos han dicho que hay que rebajar". No exagero si afirmo que la cota no era cero sino unos cuatro o cinco centímetros como mínimo.  Esta semana han tenido que levantar todo este tramo por una avería de conductos de agua y hoy han vuelto a poner todo en su sitio: ¡Y SÍ! HAN VUELTO A DEJAR UNOS CENTÍMETROS PORQUE LES IMPORTA UN PIMIENTO LA GENTE QUE VA EN SILLA DE RUEDAS. Esperemos que tanta inutilidad tenga los días contados

Badajoz, una ciudad que hay que recuperar para la gente (2)

Imagen
Durante muchos años observé que, llegado el año electoral, siempre había alguna mejora para las principales avenidas y barrios acomodados de Badajoz. En muchos casos eran nuevos acerados innecesarios (se habían repuesto junto cuatro años) o se añadían unos jardines a zonas que no estaban mal del todo. Y esto ocurría al mismo tiempo que, en otras partes de la ciudad, todo se caía. Recuerdo incluso lo que podríamos denominar racismo infantil: cuando empezaron a surgir los parques de juego con suelo de tartán, estos solo se instalaban en las zonas nobles de la ciudad y a los barrios enviaban instalaciones de segunda fila. Esta semana hemos visto que el Parque de lasAméricas , mas conocido como “el de la Pitusa” va a ser puesto patas abajo y va a recibir una inversión de 1.200.000 euros. He pasado muchas tardes en esa plaza. Tenía algunos desperfectos, inevitables con el paso del tiempo y con el uso que se le da (en ocasiones algo incívico, reconózcase). Pero probablemente c

Charla-coloquio. Amnistía Internacional - Badajoz. ¿las libertades en peligro?

Imagen

Parlamentar

Imagen
El diccionario define el verbo parlamentar como entablar conversaciones con la parte contraria para intentar ajustar la paz o zanjar cualquier diferencia. Parecen palabras sacadas de una descripción idílica. En cambio, el sonido de un hemiciclo parlamentario -según me cuentan-  es muy diferente según lo veas por televisión o estés allí en vivo y en directo, porque el ruido de los diputados supera en decibelios al de los oradores. Un profesor intentó hace unos años llevar a sus muchachos a una sesión para que vivieran de primera mano en qué consiste un debate, para que repararan en las características del lenguaje político y parlamentario, y para que conocieran cómo funciona el órgano institucional que les representa. El profesor, que tuvo la previsión de acudir antes a un pleno para preparar una actividad extraescolar que parecía tan interesante, regresó a su instituto y decidió suspenderlo todo. El espectáculo que había vivido era cualquier cosa menos edificante y educativo: nadie

Badajoz, una ciudad que hay que recuperar para la gente (1)

Imagen
En Badajoz siempre ha habido mayorías absolutas desde que se recuperaron las elecciones democráticas. Por la mínima la consiguió la UCD en 1979, y Manolo Rojas logró tres mayorías absolutas aplastantes en 1983, 1987 y 1991. Pero en enero de 1992 Ibarra le dio puerta a Manolo Rojas y los tres últimos años de legislatura fueron la debacle del PsoE: corrupción de Matías Ramos, proyectos de locura como el hormigonado de la margen izquierda del río a pesar de las protestas vecinales (prueba de que era una barbaridad es que en Mérida ya se optó por otro tipo de proyecto y hoy están levantando todo lo que se hizo aquí), y un sinfín de despropósitos en una corporación regida por Gabriel Montesinos. En 1995 ganó el PP y en su primera legislatura habría tenido suficiente con no hacer nada para que el resultado fuera mejor que los tres años anteriores, donde se gastaban en viajes a Brasil para promocionar el carnaval pacense, algo que merecería un artículo aparte. Aquí en Extremadura,