02 diciembre, 2005

El viento y el helicóptero

El viento y el helicóptero


Me alegro de que no haya sido nada lo del helicóptero y que mañana Rajoy pueda extender bien el brazo en alto a pesar de la fisura del dedo. Comenta un tal Federico en la COPE que la ráfaga de aire que derribó el helicóptero procedía del nordeste y respondía al nombre de tramontana. Acebes ha declarado que detrás de este atentado se ve claramente una maniobra insuflada –nunca mejor dicho – por un tal Carod-Rovira.

No os encadenéis ni queráis cerrar la COPE, por favor, necesitamos a Jiménez Losantos y a Vidal para llenarnos de argumentos las alforjas. Cada vez que los oigo me entran ganas de volver a las barricadas, aunque sean virtuales.

No hay comentarios: