30 marzo, 2009

La profesión va por dentro


A causa de mi mal oído pasé muchos años creyendo que había una frase hecha que decía “la profesión va por dentro”. La confusión me llevó a pensar que cuando uno sufría en silencio era porque llevaba su oficio oculto en algún lugar del cuerpo. Nunca supe si sufría más el notario o el jornalero y me llevé un gran chasco cuando me indicaron que lo que iba por dentro era la procesión. Como ya era mayorcito, me costó menos entender la nueva versión de la frase. Nunca he ido en procesión, no me resultan atractivas y me desagrada el ruido que hacen los coches sobre el asfalto lleno de cera. Reconozco que forman parte de una tradición cultural que va más allá de las creencias, la misma que desde tiempos ancestrales hizo a los hombres celebrar la primera luna llena de cada primavera. Ahora surge una polémica por unos lazos de color blanco que iban a llevar las imágenes y uno no acaba de entenderlo. Si los miembros de la iglesia católica quieren hacer desfilar sus esculturas con lazos o pegatinas están en su derecho a reclamar todo, desde la separación por sexos en las escuelas hasta el cese de las investigaciones con células madre. Es más: estoy deseando que lo hagan. Sería una buena excusa para sacar de esas manifestaciones a los funcionarios de los cuerpos y seguridad del Estado que participan en ellas, y también sería la ocasión de hacerles solicitar los oportunos permisos, los mismos que pedimos todos cada vez que ocupamos la calle reclamando el fin de las guerras o de la pobreza. En cualquier caso, siempre tendrán la opción de llevar el lazo – y la procesión – por dentro.

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 30 de marzo de 2009

6 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Javier:

Muy buena tu propuesta de sacar a los funcionarios de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado de las procesiones, así como la comunicación preceptiva para manifestarse con las imágenes, los lazos en la punta de los capuchones y las pegatinas.

Recibe un muy fuerte abrazote amiga.

Luís Leal Pinto dijo...

En Portugal también hay algo parecido, pero no con fuerzas de securidad (que yo me haya enterado), sí con alumnos de la académia militar, en el 13 de mayo en Fátima. Para decir la verdad nunca me incomodó por que no le había prestado atención... pero algo así, como esta imagen, madre mía, ?dónde está el laicismo que va más allé de las tradiciones del antiguo regimen que construyó el Valle de los Caídos?
Esta foto me impresionó mucho. Simplemente: "no coments".
Un abrazote.

Rosario dijo...

Quien quiera que lleve el lazo y la procesión por dentro.
Buena perspectiva del tema.
Un besito Rosario

nieves dijo...

Ahora con la crisis muchos te damos la razón y también decimos que la profesión va por dentro. En España es difícil no decir en estos días "Con la iglesia hemos topado".;)

Hitos dijo...

Me pasaba lo mismo, confundir procesión con profesión. Aún conociendo ya cual es la palabra exacta, la imagen que me llega a la cabeza cuando la leo o alguien la dice es un tanto asquerosilla. Un cuerpo invadido por miles de cuerpos diminutos que van en fila india.

Anónimo dijo...

Tiene gracia, acabo de encontrar este articulo buscando "la profesión va por dentro" y acabo de sufrir el mismo chasco del autor...