26 abril, 2009

Un libro


Un gesto ha servido para que este libro pase a ser uno de los más vendidos. Lo perdí hace más de 20 años. Para muchos fue un libro de cabecera y hasta un refugio de argumentos en los años previos a la conmemoración del V Centenario del llamado descubrimiento de América. No sé dónde estará. A alguien se lo dejé y nunca más lo volví a ver. Pero Galeano ha seguido escribiendo y entre sus libros está el que más veces he comprado. Patas arriba. La escuela del mundo al revés. Entre encargos y regalos son ocho los ejemplares que me he llevado de una librería. Ya se está haciendo viejo, como le pasa a Las venas abiertas de América Latina, pero es una delicia leerlo y releerlo. Por cierto, también es muy recomendable Espejos, una historia casi universal.

2 comentarios:

Los viajes que no hice dijo...

Borges, creo, decía que algunos de sus amigos se habían hecho de una magnífica biblioteca con sus libros. Yo lo tengo. Si no te haces una biblioteca de mis libros, te lo paso...

Anónimo dijo...

Gracias pero no me urge. Yo nunca me quedaría con libro ajeno. Un día me compro otro ejemplar, cuando se pase la fiebre,
jf