27 junio, 2009

AVE, los Felipes y Manuela Ferreira Leite


Hoy J.R. Alonso de la Torre se despacha, quizá con algún exceso verbal y algunas injustas generalizaciones finales, contra los nacionalistas portugueses a costa de la cuestión del AVE Madrid-Lisboa. Yo creo que el órdago de Manuela Ferriera Leite puede, en buena parte, intentar sacar ese sentimiento antifilipino de la población.

Pero me temo que la inmensa mayoría de los portugueses tienen a los Felipes en el olvido. De vez en cuando hay algún español prepotente que se los recuerda. Yo creo que esos ramalazos de nacionalismo portugués se acabarán por completo cuando dejen de ver los tics de altanería y menosprecio que todavía quedan en España en relación con Portugal. A lo mejor es por aquí por donde debemos empezar a cambiar las cosas; entendiendo, comprendiendo, admirando la riqueza y el valor de su cultura y su lengua, algo que desde el centro de la península no siempre se ha hecho hacia la periferia y, claro está, luego vienen los rebotes.

Dará que hablar Manuela Ferreira Leite. Creo que no ganará las elecciones: sería la primera vez que un partido que tiene cuatro líderes en cuatro años gana unas elecciones. Alguien me dijo que había un precedente ( el PSOE de Felipe González, Almunia, Borrell y Almunia nuevamente). Se equivocó quien me apuntó el precedente y no tuve mi memoria ágil. Ese PSOE perdió estrepitosamente en el año 2000 y Zapatero ganó en 2004 tras cuatro años de oposición.

A todo esto. Yo sigo apostando por redes modernas de trenes, que vayan a 200-250 km./h y que arrticulen el territorio. Pero no he convencido a nadie.

2 comentarios:

Alicia Vernok dijo...

Es curioso esto del AVE, la vertebración de España, los politiqueos, las reacciones según quien ande por Moncloa y el convidado de piedra no tan de piedra que mora por Lisboa.

Me explico: Floriano, con Ánsar en el gobierno, que que bien que quieren ellos a Extremadura, mira que peazo carro nos quieren poner hasta Badajoz, Griffin, con ZP planetario, que ellos también, que los otros no pusieron ni perras, que vamos, un AVE que lo mismo vuela y todo, porque Zeta quier la hostia a esta región. Y de pronto, gol en el último minuto de Ferreira Leite: lo mismo los portus pasan del AVE, y los amantes de las extremaduras cagaos de miedo. Qué pasa, que si los vecinos no quieren no puede llegar el caballo de hierro hasta Badajoz?? Entonces, y todo ese amor, era fingido?? esos jadeos, mentira?? Ánsar, ZP?? nos engañábais con la vecina??

Vamos, que fin de la careta, sólo somos zona de paso. Un secarral que cae en el puto medio, qué se le va a hacer.

Y el caso es que me alegro. A ver si dejamos atrás el matatrenes ese del AVE y empezamos a crear una red de verdad, con buenos horarios y trenes. Pero no caerá esa breva.

Sergio Castro dijo...

Las declaraciones de M Ferreira Leite han sido, en realidad, muy pocos afortunadas. Ferreira Leite es, políticamente, la "reencarnación" del Cavaco Silva, Primer Ministro en la segunda mitad de los 80 y hoy Presidente de la República, con una actuación mucho más moderada que entonces, aunque suficientemente conservadora. Cavaco en el poder ha sido el factor determinante para que me hubiese marchado definitivamente a vivir en Galicia. A los políticos de la capital Portuguesa les preocupa que la periferia se relacione tan bien con las regiones autonómicas vecinas, más incluso que con el estado Español. La forma positiva como las relaciones de las poblaciones de ambos lados de esa frontera, tantas veces imaginária, se desarrolla no les sosiega.

El AVE es, probablemente un despropósito para una distancia como la Oporto-Vigo, principalmente en los tiempos de vacas flacas que corren, ya que el desempleo en Portugal es bastante más problemático, de lo que los números oficiales dejan percibir. Una vía doble, preparada para alta velocidad, con composiciones circulantes del tipo del Alfa Pendular, sería más que adecuado, para cubrir esa distancia en una hora y media, con un par de paradas en el recorrido. Lo mismo que en coche, pero con mayor seguridad. Lisboa-Madrid, sí que justificaría un AVE y traería progreso a ambos países, muy especialmente a Portugal, que parece olvidar, por veces, su situación geográfica "descolgada" de Europa.

En resumen, lo que sobra, son declaraciones de tan mal gusto, que no hacen más que reavivar, en unos cuantos, recuerdos de posiciones enfrentadas de épocas "enterradas" cuyos mentores están AFORTUNADAMENTE muertos!
Sergio Castro