01 noviembre, 2010

Llorar es humano

Se puede tener maestría para realizar una tarea y ser, al mismo tiempo, un impresentable. Cuentan de insignes investigadores que fueron crueles con sus familias, y sé de literatos brillantes cuyas miserias nos provocan sonrojo. Dicen que deberíamos intentar separar una cosa de la otra, valorar lo excelso y olvidar la indecencia que ocultan o exhiben sin pudor. Pero  es algo superior a mis fuerzas y hoy me resulta difícil no poner un par de apellidos en negrita rodeados de palabras gruesas. No caeré en el error de escribir ningún nombre propio que los haga resaltar: cualquier lector adivinará a quiénes  me refiero, a un par de escritores que han hecho del insulto fácil una seña de identidad. La náusea me impide glosar las reflexiones del lenguaraz amante de la cultura nipona, pero no quisiera pasar por alto las palabras de un reportero de guerra metido a redactor de best-sellers. Hace más de cinco años, cuando estrené mi cuaderno de bitácora en internet, lo hacía con una referencia a la voz más importante de la literatura africana. Mia Couto alaba a los varones lacrimosos y afirma que el llanto es la consumación de dos viajes, el de la lágrima hacia la luz y del hombre hacia una mayor humanidad. Las personas ven la luz en un llanto y es el lloro nuestra primera voz. Pero no debe pensar lo mismo el espadachín de Cartagena, que ha soltado su ira frente a la emoción de un ministro que se despedía de sus colaboradores de varios años. Lo ha llamado perfecto mierda y sólo le ha faltado tildarlo de mariquita llorón.  Para los machotes de tasca eso de llorar todavía no lo consideran acto humano. Una pena.

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 1 de noviembre de 2010.

2 comentarios:

Marikiyas dijo...

Una lástima, sí. Cuánto retrógado suelto!

Anónimo dijo...

En esta vida nada es como parece, ni nada parece cuán en verdad es; lo sé por experíencia, nada en este mundo puede decirse que no va a pasar, ni bueno ni malo,Hay que estar preparado, en particular a la hora de sufrir desengaños, sea de cualquier tipo, pero lo que si les puedo asegurar es, que la vida te puede pasar tan graves pasadas que mueden aniquilarte por completo, No os creáis nada,antinatural, lo llano es lo auténtico, no andeis por recovecos, ni por malos pasos, al final se paga todo, aunque tú no hallas tenido culpa de nada.