22 noviembre, 2005

Res publica


30 años con borbones. Llegaron tras ganar una guerra, fueron déspotas, centralistas, abdicaron, huyeron, regresaron, se corrompieron, juguetearon con las dictaduras, se marcharon por Cartagena, volvieron para asegurarse que nadie haría justicia histórica con los pueblos maltratados por una estirpe con vinculaciones divinas. Hoy nos siguen contando cuentos de príncipes y nos hacen pasar por insensatos a quienes creemos que la democracia debería llegar a todos los rincones de la res publica

3 comentarios:

Gary Freedman dijo...

Greetings from the USA.

Un insensato desde Barcelona dijo...

Lo que es increíble es como todo el mundo se traga esos cuentos. El mal que hicieron las pelis de Sisí.

agundez dijo...

Está muy crudo.