09 enero, 2006

Evo y y el jersey



Hace un par de años supe de la existencia de un conseller catalán llamado Bargalló que no usaba corbata. Me pareció interesante que alguien se atreviese a poner en duda una prenda a la que nunca he encontrado sentido porque no abriga en invierno y molesta mucho en verano. De hecho, siempre he pensado que cuando alguien se quita la corbata, en el fondo, se nos hace más cercano y se humaniza. Fue precisamente hace dos años que vi por primera vez a Lula enfrascado en un traje gris y encorbatado. Al instante me di cuenta de que el sindicalista no había tomado el poder sino que el Poder (con mayúsculas) se había adueñado de Lula. Ya había ocurrido con Joschka Fischer, el líder alemán de Los Verdes al que sus propios correligionarios mancharon su carísimo traje con tinta roja tras su apoyo a los bombardeos de Serbia.

Mientras tanto Evo Morales ha llegado a Madrid, se ha reunido con engominados empresarios y se ha paseado por los palacios sin desprenderse de su suéter de tonos granates y azules. No sé si dentro de un par de años tendré que escribir contra un líder corrupto y traidor a las causas de los pobres indígenas del Altiplano, pero hoy me reconforta ver que allí donde cayó el Che renace un intento de hacer política sin olvidarse de sus orígenes y junto al pueblo. Evo no lo tiene fácil para lograr que las inmensas riquezas naturales de su país reviertan en una población olvidada y maltratada. De momento ha optado por no disfrazarse de político occidental a la vieja usanza, que no es poco. Esperemos que siga llevando jersey y que no acabe como chaquetero.
http://javierfigueiredo.blogspot.com/


Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 9 de enero de 2006

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El consejero catalán del que habla, el señor Bargalló, no se si usará o no corbata, si va al Parlamento catalán en un Mercedes o en bicicleta. Pero si se que se ha gastado suculentas cifras de dinero de los españoles en hacer estudios para controlar si se habla mas el español o el catalán en aquella tierra.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Entrar en el terreno lingüístico me encanta, señora anónima. Soy capaz de hablar años de una custión que como Filólogo me apasiona. Si nombré a Bargalló en el artículo fue por recurrir al ejemplo de alguien que no usa corbata.

Anónimo dijo...

Insisto en que es mal ejemplo el señor Bargalló, porque el hecho de que no use corbata no indica nada acerca de su humanidad, ya que los simios no la usan y no son mas humanos por eso. Además un consejero que pretende ignorar a mas de la mitad de sus conciudadanos por ser hispanohablantes en primer lugar en vez de catalanoparlantes, no parece un tipo muy cercano, ¿verdad?
En cuanto a Evo creo que lo de su jersey es síntoma únicamente de su mal gusto. Cuando renuncie a su sueldo o realice hazañas ejemplares en pro de su pueblo podrá usted dedicarle una oda o tal vez tenga que ser una elegía. Si yo tuviera genio le dedicaría, si duda, una sátira que es lo que mejor le va. Mientras, recuerde que es de mal socialista juzgar a las personas por su atuendo.
Y por cierto no soy señora sino señor anónimo.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Los hispanohablantes ignorados en Catañuña??????????????

Pero si casi todo el mundo es hispanohablante!!!!!!!!!!

Otra cosa es que que haya gente que quiera vivir en Cataluña y no quiera aprender catalán. Peor para ellos porque se están negando a sí mismos la posibilidad de conocer una lengua preciosa que ha dado poetas como Miquel Martí Pol