02 noviembre, 2006

Catalunya

Cabe esperar que después de todo el maremagnum del Estatut pueda haber en Catalunya un gobierno progresista que se preocupe de la sanidad y la enseñanza pública, de la protección del medio ambiente, de la vivienda, de la precariedad laboral y de muchísimas otras cosas de las que difícilmente se ocuparía CiU. Así que esperemos que la grosse Koalition la dejen para tiempos de guerra y que las elecciones hayan servido para trasladar al gobierno la voluntad popular. Y esa voluntad es que gobierne la izquierda, porque CiU + PP + Ciutadans tienen menos fuerza que PSC + ERC + ICV.

Como el PSC deje en manos de Mas el gobierno, estará cavando su tumba en Cataluña. Por cierto, que Cataluña suele ser el experimento y la vía de entrada de todo, lo bueno y lo malo.

Anem!

No hay comentarios: