12 diciembre, 2006

IU-ICV y ERC no quieren pactar una ley de "memoria histórica" que deja fuera lo principal: devolver la dignidad a quienes fueron condenados infame e injustamente por el fascismo. ¿Qué memoria es esta que no es capaz de declarar nulos los tribunales que ASESINARON a Julián Grimau?

Si hay aguien que flaquea debe saber que existe una mayoría social capaz de hacer frente a la Brunete mediática. El gobierno debe saber que en este asunto tendrá un amplio apoyo si es capaz de hacer lo que no se pudo ( o no se quiso hacer) con el cadáver del dictador caliente. Si anda con medias tintas puede ocurrirle que no dé satisfacción a nadie, ni a su propio electorado ni a los militantes que andan excavando junto a las tapias de los cementerios en busca de una dignidad que la Historia de la Transicion les negó. ¿Cuando nos atreveremos a poner en cuestión las "MARAVILLAS" de nuestra transición? ¿30 años? ¿Más?

2 comentarios:

Alicia Vernok dijo...

Va siendo hora de que llegue ya la ruptura. De devolver la dignidad a los asesinados y juzgados por el gobiero fascista. Va siendo hora de que los borbones y sus acoplados griegos hagan las maletas. Va siendo hora de desempolvar la tricolor. VA siendo hora de lograr la democracia.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Tambien va siendo hora de que la iglesia católica no tenga subvención estatal, de que los colegios privados no se paguen con el dinero público, va siendo hora de tantas cosas. Esta ley es sencillamente una ley escaparate, porque lo realmente importante es rehabilitar penal y socialmente a todos los que fueron condenados durante el franquismo por motivos políticos. El gobierno habrá hecho cuentas (Solbes) y habrán calculado el monto de las indemnizaciones a las que tendrían que hacer frente y sobre todo al maremagnum judicicial que tendrían que enfrentarse los jueces para revisar todas las condenas y anular las sentencias, rehabitando después a los condenados. Con esta ley se lavan la cara y por supuesto no dejan contento a nadie.