30 diciembre, 2006


Nunca llevo la cámara encima y el otro día no pude captar esta imagen. Menos mal que el amigo Luís Pinto (que espero me permita usar su foto) nos muestra la pancarta gigante que han puesto los vecinos de este edificio junto a Carrefour de Valdepasillas. No sé cuánto durará la pancarta porque a buen seguro que incumple las normativas municipales sobre publicidad y demás tonterías. Eso sí, como me entere de que la policía manda quitar la pancarta y deja abierto los locales mal insonorizados y permitiendo jaleo hasta el amanecer y sus indiscriminado de petardos, vamos a empezar a pensar que en el Ayuntamiento de Badajoz son un poco fascistillas y que lo que les molesta es la libertad de expresión.

Pero vamos, eso no va a ocurrir porque el Ayuntamiento de Badajoz está regido por demócratas de esos que lucharon por las libertades en nuestra ciudad, que a finales de los setenta se manifestaban en favor de la libertad de expresión frente a los grises, que nunca llevaron en el reloj la bandera con el aguilucho y que jamás irían a un director de un periódico a exigirle que trasladaran de sección a la periodista que lleva la sección de información municipal.

¡Qué suerte tenemos!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Amigo es un placer comppartir mis fotos con gente que le gusta escribir sobre la realidad. Feliz año de 2007.
Un abrazote
P.S. Hace falta tu punto de vista en los "senderos"!
Luís Pinto