14 mayo, 2007

Debates y campañas

Hace un par de semanas pudimos ver a los candidatos franceses debatir durante más de dos horas ante más de veinte millones de espectadores. En Estados Unidos los precandidatos republicanos y demócratas se enfrentan dialécticamente por decenas sin que tiemblen los cimientos del sistema. Son muchos los países en los que no se conciben unas elecciones sin debates y aquí, para llevar la contraria, sólo nos queda la memoria del año 1993. La receta es siempre la misma: el que está en el poder no quiere y el aspirante arde en deseos, independientemente del color político. Sólo así se explica que aquel año hubiera debates, porque quien estaba en el poder se veía casi fuera de él y fue gracias al duelo televisivo que los socialistas vencieron a Aznar por segunda vez. De vez en cuando sería de agradecer un ejercicio de pedagogía política y de coherencia. De nada vale criticar que el candidato socialista a las autonómicas no quiere participar en tal o cual televisión cuando el alcalde popular de la principal ciudad de la región se niega a debatir con un oponente, del que dice textualmente que "ni siquiera es de aquí". Desde luego que lograría un espaldarazo de votos quien se atreviera a decir que debate en todos los lugares y en cualquier circunstancia: en primer lugar porque estaría demostrando que cree en aquello que propone y que está dispuesto a defenderlo. En segundo lugar porque estaría tratando a los votantes como adultos, como seres capaces de sacar conclusiones del contraste de pareceres. Es así como se persuade y no organizando mítines para convencidos, ni con vallas de señores irreconocibles por el photoshop

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 14 de mayo de 2007

Nota: Qualquier parecido entre la foto del cartel electoral y esta otra, tapándose la cara cuando la sombra de la especulación traspasaba las recalificaciones multimillonarias con salida del pleno por "decencia", las enajenaciones sospechosas de terreno público que hacen que tal concejal obtenga pisos más baratos que el resto, y cuando la familia de uno firma una venta millonaria el mismo día que los recalifica el pleno, .... ES PURA COINCIDENCIA.

Por cierto:
¿Dónde puedo conseguir los programas electorales del PP en badajoz de los años 1999 y 2003?

No hay comentarios: