17 noviembre, 2007

Corrupción en Madrid

La mordida mejicana afina sus métodos en la capital. Se entiende que en un Ayuntamiento gigantesco también tienen que tener su 10% de impresentables, ladrones y mafiosillos. Es imposible desde un puesto político poder controlar lo que hace y deshace el último de los funcionarios. Pero el caso de Madrid alguien lo tendría que haber notado. ¿Cuántos jefes intermedios no serían sabedores de alguna de estas estratagemas? ¿Es posible que lo que era vox populi en determinados sectores profesionales, fuera totalmente ignorado por ls responsables de cada departamento y sus superiores? Imposible no es, pero difícil....

No hay comentarios: