16 febrero, 2008

Ejercicio de agudeza visual


Me gustaría que hubiera votantes del PP que me ayudaran a resolver este ejercicio. Confieso que soy incapaz.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Te creía mas capaz Figueiredo. Lástima. Sin ser votante del PP entiendo que no es un ejercicio de agudeza visual, sino de agudeza mental y simbólica. Soy la anónima. Podría extenderme horas, pero la toca la lleva quien quiere (como los lamas sus uniformes naranjas), y el pañuelo es obligatorio en toda la población islámica femenina y reprenta toda la represión medieval de la que queremos huir. Como el ahorcamiento de homosexuales y personas ebrias que se produce en Irán. Por resumir, vaya. Pregunta en Turquía por qué se han manifestado en masa cuando el velo se ha empezado a permitir en la universidad. Ellos no votan al PP, pero seguro que te explican bien, bien, el atraso social y la represión de la mujer que supone el pañuelo. Saludos.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola anónima. Estos asuntos son de los que en su día me hicieron tener dudas.

En este enlace

http://img79.imageshack.us/img79/7881/20070321elpepisoc3pn9.jpg

Se pueden ver los diferentes atuendos que lleva la mujer en diferentes lugares. Yo creo que no es lo mismo el hiyab que el burka o el chador y creo que el pañuelo con el que se cubren las chicas a partir de los 12 años en zonas rurales de Marruecos no impide ninguna de las tareas que se hacen en el colegio.

Voluntariedad y culturalidad.

Bonito debate.

¿Por qué llevamos ropa en agosto, con el calor que hace y no vamos como las tribus del Amazonas? ¿Por qué hubo una época en la que era escándalo mostrar la rodilla o el ombligo y hoy ha dejado de serlo? Pues porque existe un componente cultural que hace que las personas, por cultura aprendida o por convicciones propias, opten por ir de una forma o de otra.

En determinadas culturas una prenda que podemos ver como una imposición es simplemente una costumbre. A mí me "escandaliza" tanto como ver a niñas de 8 años vestidas de blanco en la primera comunión. Yo no lo haría pero tampoco lo criticaría.

La verdad es que hubo un tiempo en el que yo pensaba lo mismo que tú, pero un antropólogo me hizo ver que,salvo aquellas costumbres que claramente violan los Derechos Humanos y la dignidad personal, el mundo funciona con costumbres y usos multiculturales.

En agunos países, a las niñas recién nacidas, hay unos salvajes que con unas agujas les perforan los lóbulos de las orejas, las hacen llorar y les provocan sangre. EN los agujeros colocan un aro o unas cosas llamadas ... pendientes. Para justificarlo hay quien dice que es mejor recién nacidas porque duele menos (es falso, el dolor es mayor en un recién nacido que en una niña de 4 ó 10 años.

No te puedes imaginar las críticas que he recibido por negarme a que perforaran las orejas de mi hija. Mi argumento es que no me voy a negar a que ella haga lo que quiera, pero yo no voy a hacerlo.

En cambio, está metido en la cultura española que a las niñas hay que empezar haciéndoles daño nada más nacer.

Pero una cosa es respetar las costumbres y otra cosa es no dar a todo el mundo la posibilidad de cambiar de costumbre. Yo creo que en las escuelas hay que formar a la ciudadnía, a toda, de forma no partidista, sobre costumbres como el hiyab o la perforación de lóbulos, de manera que todo el mundo pueda acabar optando por seguirlas o por conocer otras posibilidades.

No tengo tiempo para escribir mucho más, pero me alegra discrepar porque el debate siempre enriquece.

Anónimo dijo...

Bueno, la anónima sólo quería contestarte que NO SON COSTUMBRES (como un pendiente, por ejemplo). Son obligaciones religiosas medievales. Hace 50 años en Turquía y en los paises árabes las mujeres iban con minifalda en las ciudades. Veo la televisión marroquí, tunecina, y otras cuantas, mi curiosidad es siempre grande. En las películas antiguas las mujeres iban descubiertas. En las actuales, las mujeres, hasta cuando imitan una cena francesa del siglo 18 llevan los trajes de época y la cabeza tapada.

Es un movimiento religioso radical islamista que se extiende como la peste, en general es un nuevo movimiento social y político, represor de la mujer, de la homosexualidad, de las lbertades sociales y de tantas cosas. La causa principal son los abusos que Bush y sus amigos de Israel cometen por esas tierras. Esto les provoca un efecto rebote y una vuelta a sus costumbres ancestrales, como rechazo a la invasión occidental.

Es como si aquí dejáramos a los obispos sueltos y con todo el poder (como allí los imanes rigen sus vidas), y nos obligaran a ir como en tiempos de mi bisabuela en el pueblo, con la cabeza y los brazos cubiertos a misa y el resto del día metidas en casa. Y rezando 5 veces al día, ellos igual que mi abuela (con su sempiterno rosario) (DEP). Y con su Ramadán, trabajando sin comer, como mi abuela ayunando en S.Santa. Por no hablar de los malos tratos que ellos ocultan como normales en sus casas y aquí en tiempos no lejanos también se ocultaban, como yo bien sé. Muchos musulmanes, como muchos católicos, desprecian los avances sociales como una decadencia de la civilización, una relajación de costumbres que destruirá la sociedad. Todo ello va sustentado en la represión de la mujer, de la homosexualidad y de la libertad individual.

La intolerancia que no me gusta en los católicos no me gusta en los musulmanes. No tengo paternalismos. Yo, particularmente, no tengo respeto hacia culturas que no respetan los derechos humanos, incluso aunque esas mismas mujeres no quieran que se respeten sus derechos, porque están educadas desde la infancia.

Conozco el tema en su versión católica, a mí también me parecía normal que me pegara mi padre. Era por educarme, siempre por contestar, hasta que aprendí a callar. Y después, todos a misa. Gracias a todos, van superándose los tiempos del oscurantismo. No me gustan los que lo vuelven a defender, sean de donde sean. El pañuelo es el símbolo principal del oscurantismo en la vida de la mujer y de la sociedad. Si vas aumentando el pañuelo, ya es burka, pero el tamaño no importa, es el significado. Si una rumana lo lleva no indica nada, es comodidad, si una musulmana lo lleva, indica una forma de vida impuesta, y que tiene grandes pretensiones de extenderse y lo está haciendo. Saludos y perdón por la extensión. En mi modesta opinión, ni crucifijos ni pañuelos en los colegios, ni clases de religión, por favor.

Anónimo dijo...

Soy la anónima y sólo quería puntualizar, para que no se me tache de antimusulmana. Mi médico de cabecera, que yo elijo, es musulmán, él y su familia están adaptados a nuestras costumbres sin perder su religión islámica. Es una persona amabilísima (raro en muchos médicos) y tolerante. Por cierto que me partía de risa el día que una señora mayor me dijo de él, que buena persona es, que buen cristiano. Casi me da algo, digo, ay por Alá, quien le explica a esta señora....

Sólo digo que si yo fuera a vivir a Marruecos u otro pais musulmán no sería aceptada ni se me daría trabajo, se me marginaría y despreciaría, a no ser que llevara pañuelo y acatara sus usos y costumbres. Ya los marroquíes de mi barrio me miran horrorizados al verme simplemente conducir...Yo si me fuera a otro pais me adaptaría mínimamente a sus costumbres. Uno se puede adaptar sin integrarse, es decir, sin perder tu identidad. Bueno, y que esto son puntos de vista y nada más, Figueiredo. Cada uno tiene el suyo. Saludos.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola Anónima. Me pasaría horas respondiendo, pero si uso para esto la tarde de los domingos aprobaré las oposiciones en el 2045, justo la víspera de la jubilación.

Una: A mí no me gustaría vivir con más influencia de la que ya me toca. Consten. Tampoco me tienes que dar explicaciones y presupongo que no eres antimusulmana.

Por cierto, en la clase de mi hijo hay crucifijo (Colegio Público).

Aclaro una cosa: Yo creo, desgraciadamente, que el hiyab no es siempre imposición sino que es fruto de una costumbre que podemos no entender hoy y que, ojalá, tampoco entiendan en Marruecos en un par de décadas. Lo que creo que es estúpido y hasta peligroso es obligar a las chicas a quitarse el hiyab en clase: No soluciona nada. Todos sabemos también que estas chicas, cuando llevan aquí desde pequeñas, llega un momento que le dicen a su padre y a su madre que el pañuelo se lo ponen en Carnaval. Creo que hay que defender el derecho ir cada uno como quiera siempre que no sea obligación, pero no creo en obligar a no llevar algo que no es indigno, no molesta y se lleva de forma voluntaria.

Todas las religiones son un peligro para la libertad. Parten de la existencia de un DIOS que dicta leyes y que otros listillos interpretan. No todas son iguales: Dentro del ISlam no todos son integristas, del mismo modo que entre los católicos está Jon Sobrino o Pere Casaldáliga y Rouco o Kiko Argüello.

Pero hay gente que cree en las religiones y tenemos que convivir con ellos de la mejor manera posible, conviviendo y respetándonos.

Mil saludos anónima

Anónimo dijo...

Bueno, te despide la anónima. De los jesuitas tampoco me fío, aunque les reconozco sus compromisos y logros. También los traté (es que mi familia tiene todo tipo de ramificaciones católicas), y el problema es que estos además son listísimos para comerte el tarro, sobre todo si eres joven.
Bueno, sobre el pañuelo tampoco soy partidaria de forzar a nadie porque no conduce a nada. Y sobre tu oposición no tenía ni idea, así que no te entretengo más, que el que me de cuerda está perdido. Toda la suerte del mundo en tu oposición y procuraré ser mas escueta y moderada, para no liar los temas, que para aprobar hay que estudiar. Y eso sí que no es un punto de vista. Saludos.