27 febrero, 2008

Votar dignamente

Hace menos de un año tuve que votar en el local municipal de vías y obras, en la margen derecha del Guadiana de la ciudad de Badajoz. El lugar es un almacén, digno para guardar herramientas y maquinaria, pero no para votar: inaccesible para personas de movilidad reducida y sin espacio para las cabinas, tan importantes para poder ejercitar libremente nuestro derecho. En mayo pasado pedí en mi mesa electoral que constara mi protesta por el indigno lugar que nos habían dado para algo tan importante como votar. El problema se va a agravar porque la zona acaba de aumentar considerablemente su población con la entrega de las viviendas de San Cristóbal y hará que aumente la incomodidad que se sufre en las dos mesas electorales allí instaladas, dos cuchitriles que me parecen inapropiados para el más importante de los ejercicios ciudadanos.
P.S. El nueve de abril del año pasado publiqué una entrada en mi blog sobre el mísmo asunto. Y el problema prosigueporque no hay en esta zona ni un solo edificio público decente. Y hay gente que dice que el alcalde ha hecho mucho por la ciudad. ¿Dónde narices viven?

3 comentarios:

Dani dijo...

Hola, me ha hecho mucha ilusión que pusieras un comentario en mi blog. Parece que estamos de acuerdo en querer una auténtica democracia sin condicionantes de ningún tipo, incluidos los mediáticos y que estas cosasólo las queremos la gente de izquierdas. Me gusta tu blog. Adelante

Anónimo dijo...

Correcto y necesario tu comentario de hoy. Soy la queridanónima, resucitada para lo que no sea política, y además del comentario del monasterio de la entrada anterior quería decirte alguna cosilla mas. Figueiredo, ya tenemos amistad de blog y no me gusta entonces darte disgustos, pero no puedo evitarlo. Aún con mi desmedida afición al cine argentino, "un lugar en el mundo" me pareció un poco "ampulosa" y pedante. Vista una de Sacristán y Luppi, vistas todas. No son diálogos, son discursos. Me impactó aquello de que "es que tu marido es un frontera. Borracho o vencido, un frontera nunca pierde su dignidad". Ya sé que estoy siendo malísima, pero a mi me dió la risa con esa frase. ¡Además Sacristán dice en la película que le encanta John Wayne! ¡JOHN WAYNE ES MI PROTOTIPO DE ANTIHOMBRE! Reseco, solitario, basto, rígido mentalmente e inexpresivo. Son puntos de vista y nada más que tú no mereces en absoluto por parte de una amiga. Pero es que son los míos. Un saludo y no te disgustes. Que bien, da gusto no hablar de política.

M.G dijo...

Querido compañero,
me solidarizo contigo, es vergonzoso que
sucedan cosas de éste tipo.

Un saludo y muchos ánimos.