14 junio, 2008

Érase una vez...

Érase una vez un país en el que gobernaba una familia de reyes. Ellos se pasaban el poder de padres a hijos y no contaban para nada con la gente pobre y trabajadora. Un día de abril de hace muchos años, la gente pobre y trabajadora se cansó, mandó a la familia del rey a coger un barco en Cartagena, y los reyes se fueron a Italia a refugiarse, donde gobernaba un señor que se llamaba Mussolini. Durante unos años las cosas cambiaron, se hicieron escuelas, las mujeres pudieron votar, hicieron una bandera roja, amarilla y morada,... y muchas cosas más.
Pero había unos señores a quienes no les gustaba la nueva situación así que hcieron una guerra para que todo volviera como antes ( o peor). Ganaron la guerra y durante 40 años no hubo libertades para nadie, ni para hombres, ni para mujeres, se prohibían los poemas y las canciones, no se podían decir muchas cosas,...
Hubo unos valientes que se enfrentaron al tirano, y sufrieron torturas ,y dieron con sus huesos en las cárceles, y....
Pasó el tiempo. Pasó tanto tiempo que a muchos se les había olvidado que hubo quien arriesgó su vida por nuestra libertad. Y decidieron hacerles un homenaje, tarde, pero homenaje. Y alguien sacó de nuevo la bandera de la libertad en aquel palacio. Pero el nuevo dueño del palacio se enfadó mucho, porque aunque se lamaba Bono, no era nada bueno.
Y colorín colorado, a la tricolor han ultrajado.
P.S.
Esta noche voy a contar este cuento. De momento es triste, pero a lo mejor, un día, llega a tener final feliz.

6 comentarios:

M.G dijo...

Creo que hay políticos actualmente en primera línea que están convencidos de que la "memoria histórica" es inútil, inapropiada y peligrosa. Para más inri alguno enarbola la bandera socialista y progresista.
Lamentablemente quizás sea la intención,pero dudo de la CONDICION.

(Decepcionante la actitud de Bono en general, cuanto menos debió adoptar un semblante más amable y comprensivo).

Un saludo

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Imaginemos un homenaje en las Cortes a la Constitucón de 1812. Imaginemos que alguien muestra un texto de aquella primera carta Magna y entona un viva la Pepa. ¿Tendría sentido hablar de la legalidad? ¿No fueron, históricamente, legalidades la bandera tricolor y la constitución de 1812?

Creo que todo es más simple. Hay tanto miedo a que La Razón, Abc o El Mundo puedan titular "Bono instaura la República en la Carrera de San Jerónimo" que ha optado por mostrar que es uno de esos políticos ambivalentes que no desentonaría nada en el sector de Gallardón. Y perdonad esta maldad, que no tiene ánimo de ofender.

Alicia Vernok dijo...

He leído la noticia y me ha dado por pensar en que a Bono le rompían su "extrema placidez"...

Anónimo dijo...

Si el 80% de los medios de comunicación están controlados por el rodillo socialista, ¿qué miedo va a tener el socialismo a los medios? ¿A 3 periodicuchos?Milongas las precisas, amigo Figueiredo, sólo hay miedo a que se enfaden sus majestades, que son íntimos amigos del socialismo. La monarquía apoya incondicionalmente al PSOE y es enemiga de Aznar y sus tropas. ¡Vaya lío eh, ahora los bandos son los contrarios! ¡Qué bonitos serían los cuentos si todos fueran completamente verdad! Aquí nadie se enfrenta a la corona. Ah sí, hubo una vez torero, José Tomás, que el 5 de Junio de 2008 fue el único que se atrevió a no brindar ninguno de sus dos toros al Rey, presente en la plaza. El torero republicano, dijeron los medios. Todos los demás dejan caer sus babas en presencia de la realeza.

Ah, y érase que se era que en España gobernó la derecha del 33 a febrero del 36, sin Reyes ¿Era todo igual de precioso entonces con la derecha? Y érase que se era una izquierda que era la que se oponía al voto de la mujer, porque todas eran unas papanatas religiosas que votaban a la derecha, que estaba en íntina comunión con la Iglesia Católica. Y érase que se era un montón de gente que estuvo con Franco más callada que una monja y ahora se las da de libertario. Y érase que se eran valientes como Boadella, que se escapó hasta de la cárcel franquista y se fue a Francia y ahora los nacionalistas fachones, que hay quien los llama de izquierdas, dicien que es nacionalista de los de Franco. Y érase que se eran unos catalanes que amaban a Franco y ahora se dicen de izquierdas, o votan al socialismo. Y érase que se eran ministros con Franco que ahora son defendidos por la izquierda, y éranse hijos de amigos de Franco que ahora militan en las filas socialistas, pues siempre estarán dónde más saquen. Y colorín colorado, este extraño cuento tan complicado lleno de matices se ha acabado, porque no hay quien lo entienda, y no todo es tan simple como canta Ismael Serrano en su estúpido himno-canción: papá cuéntame otra vez, esa historia... Historias, que no HISTORIA, que vistas de un lado u otro dividen un país. Enterrar a los muertos sí, pero tergiversar la verdad no. Y es fácil tergiversarla porque la vida es tan complicada.... Y porque 40 años nos la tergiversaron. Como tú bien dices, las cosas no son blancas o negras, están llenas de colores, tonos matices y matanzas por todas partes. Por eso es tan difícil vivir buscando la verdad. Salud y república (ójala) de quieridanónima.

Anónimo dijo...

Por cierto, coincido contigo en que la actuación de Bono ha sido detestable, y contra la libertad de expresión de esos señores. Pero claro, Bono es del PP. Ah, no que es del PSOE pero parece del PP. Ah, claro, como Gallardón, que es del PP pero parece del PSOE. Ah, no, calla que Gallardón no es del PSOE es de PRISA, que ahora ya no es del PSOE, sino del PP. Ah, claro, que el PSOE ahora es de Globomedia, que es de Zapatero y de Milikito, al que odio porque él y su padre traicionaron a mis amados Fofó y Fofito. Ah, que el PSOE son los "antiviolencia", que ahora actúan con modos dignos de Franco contra los huelguistas, mientras la derecha jalea estos recuerdos de gobiernos represores. ¿Es posible entender algo? Yo me retiro, porque pensar o razonar que hay alguna ideología decente entre tanto interés econónomico es de locos. Saludos de queridanónima.

Juan Luis Corcobado Cartes dijo...

Estupendo tu cuento, Javier. Pero lo peor es que, además de demostrar una falta de respeto lamentable hacia gente que pasó buena parte de su vida en las cárceles de Franco, Bono demostró desconocer que mostrar la bandera republicana no constituye ilegalidad alguna. Copio y pego de la web de "Unidad Cívica por la República":

Exhibir banderas republicanas está amparado por los artículos de la Constitución que consagran la libertad ideológica y la libertad de expresión, según una sentencia de la Sección Novena de la Sala de Lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La sentencia, fechada el 15 de diciembre de 2003 y notificada el 14 de enero de 2004 a las partes, da la razón a IU, que denunció una resolución del Ayuntamiento de Torrelodones (Madrid), gobernado por el PP, que ordenó retirar la enseña tricolor de un chiringuito montado por la coalición de izquierdas durante las fiestas patronales de julio de 2002.

El tribunal estima que la citada resolución municipal "es contraria al ordenamiento jurídico, en cuanto vulnera los derechos fundamentales previstos en los artículos 16.1 y 20.1,a de la Constitución Española".