08 julio, 2008

Racimo

Me acabo de enterar de la noticia. Por fin dejará España de fabricar bombas de racimo. Para congratularse... y para preguntarse qué narices tenían en la cabeza Bono y José Antonio Alonso, los anteriores ministros, para que en 4 años - a pesar de la insistencias de ONG's como Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras y Greenpeace- no hubieran hecho nada al respecto.

Un poquino tarde.

3 comentarios:

Paco Centeno dijo...

Nunca es tarde para hacer algo bien. Otra cosa será reconocer los errores, para eso falta aún tiempo,
Un saludo

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola:

Yo no soy partidario de estar fustigándose: ¡¡Qué error estábamos cometiendo!!!

Pero tengo curiosidad intelectual en saber por qué Carme Chacón ha podido hacer rápidamente lo que los otros fueron incapaces de hacer. Yo creo que no era nada complicado y que los argumentos de ahora también servían en el año 2004. Y me gustaría saber si no lo hicieron por ignorancia (sería grave) o porque aun sabiéndolo creían que había razones para no prohibir la fabricación ( eso sería gravísimo y descorazonador). Pero uno no es quien para pedir explicaciones: eso sí, me permito decir en voz alta lo que pienso (y siento).

Gracias por el comentario. Los blogs se enriquecen con ellos.

Paco Centeno dijo...

Sabes,
Yo sí creo que hay que pedir perdón por los errores, no es fustigarse, ni lacerarse. Es reconocimiento.
Yo creo que no se hizo antes porque no era prioritario, penoso.
Un saludo y seguiré en tu blog, me gusta como tratas los temas.
Saludos,