Obama, actuaciones policiales y racismo


Hay detalles que dicen bastante. Que Obama haya acusado de racistas a los policías que detuvieron a un profesor de Harvard que estaba intentando abrir su casa (se había dejado las llaves dentro) es una buena señal. Señal de que el poder, de momento, no le hace alejarse de la realidad. La reacción de los policías blancos, corporativa a más no poder, no se ha hecho esperar. Una de las preocupaciones de los que amamos la libertad es el número de horas que las fuerzas policiales del mundo libre usan en formarse para superar los prejuicios y estereotipos. Ojalá esto sirva para mudar el rumbo de las cosas.


Comentarios

Alicia Vernok ha dicho que…
A mí me encantó que fuera tan sincero.
se agradecen los gestos

Entradas populares de este blog

La profe de latín

Una maestra llamada Justa

De humanos y derechos