05 diciembre, 2011

De memoria



El fundador de tuenti, que se llama Zaryn Dentzel  y que pasó un curso académico en Cabeza del Buey cuando tenía 15 años, ha venido y nos ha contado que nuestro sistema educativo abusa de la memorización. También nos ha dicho que hay que aprender bien inglés, pero eso no hace falta que nos lo repitan una vez más desde California. De hecho, hasta se puede decir que tenemos a gala ser el país en el que se exigen conocimientos de este idioma en todos los trabajos salvo en el de presidente del gobierno. Dentzel afirmaba que este sistema tan memorístico nos desactiva la capacidad emprendedora y quizá tenga parte de razón. Nos tienen desde la más tierna infancia haciéndonos aprender como loros definiciones y conceptos que, en el mejor de los casos, desaparecen totalmente en un par de meses. Salvo excepciones, que las hay, nuestro sistema de aprendizaje consiste en embuchar páginas que se desembuchan en un examen que tiene el mismo formato que cuando Fray Luis de León daba clases en Salamanca. Me contaba un profesor de la Facultad de Empresariales que había preguntado a sus alumnos de primero cuál era su expectativa laboral más deseada. Imagino que no les sorprenderá que un 75% que quería prepararse unas oposiciones para ser funcionario. Si esto ocurre donde la gente se prepara específicamente para emprender, qué no ocurrirá en otras facultades. Hemos desterrado de la formación el trabajar el equipo, la cooperación y la generación de ideas. Así que no es de extrañar que hace unos años la mitad de las peticiones de ayuda para proyectos de autoempleo fueran para algo tan brillante y genuino como montar un bar.
Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 5 de diciembre de 2011. 

1 comentario:

marisol - paginas web dijo...

jaja bueno eso es una prueba justa.. pobre elefante... :)