05 octubre, 2005

Precios

Precios

Quienes ignoramos el funcionamiento de las entrañas de la economía podemos entender que un piso del año 90 costase cincuenta mil euros y ahora doscientos mil, que un utilitario valiera diez mil euros y ahora veinte mil, aunque sorprende que un rudimentario ordenador saliera por 1500 y hoy tengamos uno infinitamente mejor con la mitad de dinero. Para los analistas de la economía todo tiene explicación: cualquier subida de salarios desequilibra el sistema pero los precios debe regirlos una tal ley de la oferta y la demanda que, aunque dicen que es más infalible que la de la gravedad, se parece demasiado a la del embudo. El mismo día que empezamos a usar euros nos cambiaron la forma de medir el IPC para que no nos diéramos cuenta. Entonces los sueldos modificaron sus cifras de forma matemática y los precios empezaron a redondearse al alza como el que no quiere la cosa. En cuatro años han aumentado un 50% desde el café a la caña, desde el yogur hasta los tomates. La cuestión es que hay muchos que no han podido beneficiarse y que todo lo que van perdiendo de su poder adquisitivo  o bien lo debe estar ganando alguien, o bien está en uno de esos agujeros negros de la economía que deben ser más grandes que los del Universo.  


Javier Figueiredo

No hay comentarios: