18 diciembre, 2006

Vamos a dejarlo II

Hace unos años Extremadura se llenó de una extraña pintada que sin dejar espacios entre palabra y palabra decía así: sitezumbaeloidoteescuchaconlaserlanasa . Hubo quien llegó a conocer al autor y nunca supo si al sujeto le zumbaba el oído pero concluyó fácilmente que lo que estaba zumbado era el propio personaje por entero. Intentar explicar a alguien con un elevado estado de paranoia que el zumbido en el oído no lo producía la Nasa con un láser es una tarea a la que no podemos dedicar demasiado tiempo porque corremos un peligro: acabar metidos en un mundo ajeno a cualquier tipo de racionalidad. Tampoco es necesario defenderse de todas las acusaciones de las que seamos víctimas y habría que hacerlo solamente de aquellas que pueden sembrar alguna duda razonable. Si me acusaran de ineficacia en mi trabajo intentaría demostrar lo contrario con datos, pero si me consideran responsable del maremoto en Indonesia de 2004 no iba a perder ni un solo minuto en contestar. Pero ocurre que algunos medios de comunicación son capaces de hilvanar despropósitos y mezclar churros con Meninas (que diría el castizo) hasta vincular 11-M con ETA, el PSOE, un fabricante de ácido bórico y un despacho en Mérida: Ya sólo falta por salir a escena el bombero torero y un cocinero vasco aficionado al cuscús. En principio lo más sensato sería obviar cierto tipo de pseudo-investigaciones, pero ocurre que hay miles de personas que se informan sólo a través de unos medios capaces de fabricar fabulosas mentiras para hacer creíbles sus deseos. Así que tan legítimo es pedir amparo judicial como pasar olímpicamente del asunto y decir: ¡vamos a dejarlo!
Publicado en el PERIÓDICO EXTREMADURA el 17 de diciembre de 2006

No hay comentarios: