11 noviembre, 2007

Amanitas y montañas lejanas

La semana pasada hubo un tipo fanfarrón que se atrevió a llevar la contraria a todos los conocimientos racionales y al sentido común. Apareció por una feria micológica del sur de Extremadura y, con más chulería que nadie, dijo que una amanita phalloides que estaba expuesta y señalada como muy tóxica no era venenosa. Ni corto ni perezoso se comió una ante el asombro de todos los que allí estaban. Lejos de este lugar había otro personaje que, con un tono similar, también se atrevió a llevar la contraria a la realidad de unos hechos y a la sentencia judicial que acababa de ser dictada. Este otro sujeto ya no canta a las montañas nevadas sino que nos habla de otras que son lejanas y de unos remotos desiertos en los que no se esconden quienes idearon los atentados del 11-M.

De estos dos sucesos lamentables hay consecuencias dispares. El primero de los casos ha acabado con el ingreso hospitalario del protagonista, pero servirá para dejar claro que ese tipo de seta es muy tóxica y peligrosa. El otro caso, el protagonizado por Aznar, no ha llevado a nadie a la UCI y podríamos pensar que ha sido menos grave. Pero no es así: descubrimos una encuesta que señala que hay un 17 por ciento de españoles que siguen a pies juntillas lo que dice el ex presidente y creen que hubo una conspiración entre ETA y no se sabe quién para desbancar al PP del poder. Habrá quien diga que es un hecho preocupante, pero más alarmante sería que Aznar, a quien no le gusta que le digan cuánto vino hay que beber, le diera por probar una amanita de esas y casi un quinto de la población siguiera su ejemplo.


Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 12 de noviembre de 2007


No es la primera vez que, tras enviar mi colaboración semanal, descubro que otro columnista de contraportada escribe sobre el mismo asunto que yo e incluso en los mismos términos. Me suele ocurrir con Pilar Galán, hasta el punto que son ya muchas las veces que he decidido cambiar a última hora el contenido de mi colaboración. El viernes escribía Diego González sobre Deportes de riesgo y cuando lo leí ya había enviado mi columna de los lunes. Tal vez sean dos visiones muy parecidas basadas en los mismos hechos. O tal vez no.

4 comentarios:

UnaExcusa dijo...

O tal vez sea que escribís sobre actualidad y lo que marca la agenda del día tampoco es tan amplio.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Esto es para un debate. Escribo de la actualidad que me interesa, no de la actualidad en general. Si se mete uno en asuntos atemporales tiene la sensación de estar fuera de la realidad (o actualidad). Pero mi debate es sobre la "agenda", algo que me ha propiciado buenas discusiones con familiares periodistas. Sigo sin entender las razones que hacen que el 80% de la publicado tenga su origen en una nota de prensa de un servivio de prensa de una institución. Y el 20% restante son casi todo sucesos. Sé perfectamente lo de la escasez de medios, la precariedad, etc., etc.

Pero creo qeu se podría hacer un esfuerzo para que lo actual no fuera siempre lo institucional

UnaExcusa dijo...

No, no. La estadística está mal...

El 50 por ciento de lo publicado, como mínimo, procede de fuentes institucionales: ruedas de prensa en su inmensa mayoría.

El 40 por ciento, notas de prensa (entre las cuales se incluyen los sucesos: no sé por qué: dicen -los directores de los medios- que eso es "lo que le interesa a la gente": la frase a mí me parece de lo más despreciativa y, si desprecias a tus lectores, mal vas.

El 10 por ciento, temas propios (esto es, que no salen de notas de prensa ni de ruedas de prensa, que se deben sólo al periodista).

Y todo, absolutamente todo lo que se publica o se emite, es lo que el periodista piensa que es noticia. La realidad deformada por ese prisma que es la noticia, un concepto tan absurdo como etéreo.

Supongo que ésa es la razón por la que el 99 por ciento de las noticias que leo, escucho o veo, no me interesan lo más mínimo.

Y soy del gremio, que conste.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Tampoco están tan mál las estadísticas. Yo quería ser benevolente y pensar que había un 20% de "iniciativas" propias. Veo que la prensa, la radio y la televisión se sigue haciendo a golpe de notas de prensa, convocatorias y demás.

"Lo que interesa a la gente" es algo que me puede. Si tuviéramos que seguir los dictados de lo que "interesa" a la gente acabaríamos retrasmitiendo linchamientos en directo (Seguro que eran el "top" de audiencia).

Creo que hay que diferenciar interesado e interesante. La gente puede estar muy interesada en cosas que no son nada interesantes.