31 diciembre, 2007

Apología

La de gente que hay en la carcel por hacer apología de cosas graves pero infinitamente menores que una dictadura fascista, aupada al poder con los aviones de Hitler y las tropas de Mussolini, Y ahí lo tienen, tan tranquilo, hablando bien de aquel que lo nombró Ministro de un gobierno que firmaba sentencias de muerte, que empujaba a estudiantes por los huecos de las escaleras de las comisarías, con Brigadas político-sociales. Muerto el dictadorsiguió prohibiendo conciertos de Llach o de Raimon, amparando el asesinato de 5 trabajadores en una iglesia de Vitoria en marzo de 1976. Y dicen que mañana llega el 2008. ¡Basta de engaños! El consenso de la transición fue la coartada de los fascistas para no tener que pagar por sus crímenes. Y ahí siguen.

Fraga sostiene que "Franco sentó las bases para una España con más orden"

Ex ministro de Información con Franco entre 1962-1969, fundador de AP (actual PP) y presidente de la Xunta de Galicia durante 15 años (entre 1990 y 2005), Manuel Fraga Iribarne mantiene un recuerdo positivo de Franco.

En una entrevista publicada ayer por El Faro de Vigo, Fraga compara al dictador español con Napoleón a la hora de defender que tiene que transcurrir al menos 50 años para valorar en su justa medida a cualquier personaje histórico. Según señala en la entrevista, al día siguiente de morir Napoleón "era un estropajo". Sin embargo, 50 años después lo trajeron a París, es su héroe nacional y preside el Panteón de Hombres Ilustres".


"No digo que con Franco vaya a ocurrir lo mismo, sino que las figuras de ese calibre no se pueden juzgar hasta pasado un cierto tiempo", agrega.
Fraga se niega en la conversación a prever cuál será el juicio de la sociedad española en 2025, cuando se cumplan 50 años de la muerte del dictador. Sin embargo, y "teniendo en cuenta lo que fue nuestro siglo XIX y las dos Repúblicas", el Franquismo para Fraga "ha sentado las bases para una España con más orden. De hecho, no hay más que comparar la España de hoy con la de los años 30".


Fraga comparte "completamente" la frase de Jaime Mayor Oreja cuando se negó a condenar el franquismo porque "forma parte de la historia". "La Historia es la Historia y cada uno tiene que asumir la suya y procurar aprender de ella. Compare la etapa de Franco con los años 30. El diputado Calvo Sotelo, que haciendo uso de su libertad de palabra criticaba al Gobierno, fue asesinado en un coche de la policía por un capitán de la guardia civil de uniforme rodeado de guardias de asalto. Aquello no era vivir", subraya.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Figueiredo, soy la “queridanónima”. Veo que tu productividad no conoce límites, no he visto un blog mas activo. Por aquí te seguiré leyendo, aunque ahora no tengo tanto tiempo libre para intervenir como me gustaría.

De este tema hemos escrito en otra ocasión y sabes que estoy totalmente de acuerdo contigo. Como anónima, y dada a la exageración, creo que el argumento de Fraga podría usarse incluso para justificar los crímenes de ETA. Dentro de 50 años puede que hasta yo, si extrañamente aún vivo, sea capaz de comprender el contexto nacionalista-represivo que los justifica. Lo dudo. No justificaré los de ETA ni los de Franco. Para mí Fraga es un verdadero trepa, muy inteligente y capaz de convencer de sus virtudes (como Gallardón) a mucho socialista incauto. No me fío de los dinosaurios sin escrúpulos como él que sobreviven intactos a cualquier glaciación. Obviamente ni sienten ni padecen crimen alguno.

Otros países, como Chile con Pinochet, o Alemania con Hitler, han condenado públicamente a sus dictaduras. Aquí parece imposible. Parece que hay que contemporizar, perdonar, venga ya, pasémoslo por alto pero que siga la fiesta. Olvidemos, que todos tenemos mierdecilla bajo la alfombra. Yo personalmente detecto esa pesadilla del perdón católico imbuida por todas partes.

Recientemente he descubierto que eres mas mala persona en este pais (católico quiera o no quiera) si no perdonas que si haces el mal. Hacer el mal parece ser justificable, pues siempre habrá una moral o ideología que te justifique. Y si no, pues es que es tu mal carácter y no lo puedes evitar. No perdonarlo está muy, muy mal visto (aún cuando se sabe de sobra que al que perdonas va a volver a hacerte la puñeta indefinidamente y no se arrepiente, como es habitual). Todo esto es una perversa estratagema, como la confesión, inventada por la iglesia católica para perpetuar el abuso de poder.

Si quieren los cristianos alguna justificación moral para realizar el “pecado” de no perdonar al malvado, que piensen que Jesucristo también se cabreó. Él dijo basta, cogió enfurecido el látigo y echó a los corruptos del templo. Él criticó sin pudor a los fariseos. Pero ahora yo soy “mala” cuando critico y cuando condeno. Esta filosofía vital, tan implantada, es dañina en todos los ámbitos de la vida, el político, el social, el familiar, el de pareja.

No hay que perdonar a Fraga ni a nadie que no se arrepienta verdaderamente de lo que hizo. Tenemos que aprender a condenar sin odio, ignorar sin rencor, pero con firmeza. De forma que nuestros cerebros y los de otras generaciones no cometan el mismo error. Sin condena no se cierran las heridas, y si no se cierran no se puede empezar una vida nueva y limpia. Sin condena tenemos que seguir viviendo arrastrando miserias del pasado, como las que representa ese dinosaurio gallego. Por no condenarlo, sigue mandando aún en nuestras vidas y perturbándonos con mensajes que solo quieren seguir justificando el daño que él mismo impunemente hizo.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola de nuevo. Gracias por tus comentarios, que sabes que son siempre bienvenidos. Yo creo que es bueno perdonar cuando se reconoce el error (yo paso de pecados). Y ahí está la cosa: que hay quien cree que NUNCA se equivocó. Y los que paticiparon y apoyaron al franquismo no tienen conciencia de haber apoyado a una dictadura fascista. Y creo que es un deber recordarlo, porque no te puedes imaginar la de golpistas de nuevo cuño que se esconden de neoliberalismo.

Estoy de acuerdo con lo último que dices. hace tiempo, cuando decían que las leyes de Memoria Histórica reabrían heridas, escribí que lo que estamos haciendo es habriendo una herida que se había cerrado de mala manera, deprisa y corriendo para evitar desangrarnos, pero que estaba sucia y habría que desinfectar. ¿Quién qiere que no se reabra la herida? ¿Quizá los agentes infecciosos?

No sé.

N creas que le dedico mucho al blog. Sí que escribo bastante y aprovecho para verter cosas al blog, pero verás que hay de todo, desde chorradas a columas (y cada vez me cuesta más distinguir unas de otras).

Saludos. Y escribe cuando quieras y cuanto quieras.

p.s. Me acuerdo mucho de ti (y de otros amigos) ahora que estoy leyendo un libro de Carlos Taibo muy interesante. Pero prefiero asentir a discutir, así que sacaré pocas cosas al bolg del asunto.

Anónimo dijo...

La anónima agradece tu respuesta, amigo Figueiredo. Decirte que pasé la vida perdonando a quienes no debía y así me fue. Ahora sólo perdono a quien me lo pide y tengo claro que no tiene intención de volver a hacerme daño.

Por otra parte, siempre que me equivoco (pecar, como tú dices, lo dejamos para los que tengan intención de dañar), pido perdón, que para mí significa escuchar, pararte a analizar lo que has hecho y reflexionar sobre la forma de no repetirlo si a alguien dañaste. Aunque no tuvieras obviamente intención, eso no te exime de dañar, siempre hay que intentar rectificar y evolucionar. Eso es vivir y no sobrevivir.

Bueno, me alegro de tu estado de ánimo actual. Respecto a eso, el otro día copié una frase que me gustó en este mi momento, no sé si es cierta o es de esas que la gente inventa y luego circulan por internet. Ahí va:
"Si pudiera hacerme más firme, más sencillo, más sosegado, más cordial".(Dag Hammarskjold)
(conservando la lucidez, añado yo)

Nota: Espero que la petición que te hice en el blog en la entrada sobre 2008 no te parezca inoportuna. Escribí públicamente la petición para que quede constancia de que tú no censuras nada y éste es un blog libre.

Hitos dijo...

Si son 50 años... para el 2025 ya habrán pasado. A mi me encantaría ver ese estudio de la memoria de Franco, lo mismo en lugar de ganar (que supongo es lo que cree Fraga) lo ponen en su sitio.