10 febrero, 2008

El voto racista


Por más que uno intente cada semana apartarse de la contienda electoral, ésta nos persigue hasta lugares insospechados. Ahora nos cuenta Arias Cañete, que por estar emparentado con los Domeq debe de saber de esto un rato, que ya no hay camareros como los de antes. Quizá sea cierto que los aborígenes de aquí se han cansado de trabajar de sol a sol por el sueldo mínimo y que esas funciones las tienen que hacer quienes vienen de muy lejos y no distinguen la cachuela de la manteca blanca, como le ocurriría a cualquiera de nosotros si nos pidieran en quechua chipá o pastel mandi’o en Paraguay. Más curiosa resulta la declaración encendida en la que poco menos que protesta por que las ecuatorianas tengan en un cuarto de hora una mamografía que allá les cuesta el sueldo de nueve meses. Uno no sabe si su deseo es que paguen aquí también el sueldo de nueve meses o se alegra porque quienes cuidan de nuestros niños y nuestros ancianos tengan derecho a la misma salud que quienes nacimos aquí. Pero lo peor de todo esto es que, lo que parece un error, es una deliberada estrategia de arañar votos en el mercado ultraderechista, porque en las tabernas de este país hay miles de cenutrios que comulgan con este tipo de ideas y que a buen seguro que están aplaudiendo mientras miran con desprecio a un camarero excesivamente moreno. Los expertos de campaña de la derecha saben que los emigrantes no votan y que los racistas -que los hay- estarán bien dispuestos el 9 de marzo a la  nueve de la mañana. Desgraciadamente, las palabras de Arias Cañete son una inyección de votos al PP. Esperemos que no sean los votos racistas los que acaben desahciendo ese empate técnico del que hablen las encuestas.

Un par de cosas más: ¿Qué dicen los obispos ante las medidas que propugna el PP y que van frontalmente contra el precepto sagrado de que "todos somos hijos de Dios"?

¿Hicieron Hernán Cortés y francisco Pizarro algún esfuerzo por conocer la costumbres y la lengua de las tierras a las que fueron?

No haré más preguntas por hoy 


El dibujo es el ya famoso cartel de un partido racista de Suiza en las pasadas elecciones

9 comentarios:

Puntos de vista y ... nada más dijo...

querida anónima. Quizá tengas razón en lo de la moderación de comentarios. Es curioso pero el verano pasado lo puse porque había uno que no paraba de insultar de forma soez. Luego me acusó de cobarde por haber puesto la moderación de comentarios y (estúpido de mí) lo quité para que no quedara duda sobre mi voluntad censora.

Lo único es que no se publican de form inmediata. pero bueno. seguiremos leyéndonos.

salud

jose manuel sánchez paulete dijo...

Que malo eres mi querido Javier, el sr. Cañete no dice esas cosas por racismo, lo dice por educación, educación clasista en donde se entiende que unos han nacido para servir y otros para ser servidos, pero lo peor de todo es que esos cenutrios a los que te refieres ven en este señor un aliado contra esos "invasores" que no saben poner un "cortao" como es debido, los cenutrios se confunden de enemigo y de esta forma el señorito ve, con gran satisfacción, como le votan aquellos a los cuales insulta de manera sibilina, por eso decía que no se debe al racismo sino al clasismo. Un saludo.

Juan Luis Corcobado Cartes dijo...

Como te he dicho en la versión de este artículo en el blog del periódico "Extremadura", te ha salido un comentario redondo. Lo malo es que, efectivamente, esas posturas racistas del PP tienen el campo abonado, y no sólo -lamentablemente- entre los "Domeq" y compañía, sino entre capas mucho más populares de la población. Podría ponerte muchos ejemplos.

Un saludo.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Amigo Paulete: Todos sabemos que lo que molesta no es el color de la piel sino la pobreza. Si tu vecino es Denzel Washington, Joaquín Cortés o el rey de Arabia Saudí no son ni negros, ni gitanos ni moros.

Pero ten en cuenta que ese clasismo tiene mucho mercado y no sólo entre los Domeq.

Amigo Juan Luis. La gravedad del problema radica, efectivamente, en que el discurso no sirve para ganar los votos de los señoritos( esos están consolidados) sino entre las capas más populares.

Y la iglesia sin pronunciarse sobre la fraternidad universal sin fronteras que hermana a los hijos de Dios sin distinción de raza

Anónimo dijo...

Soy la queridanómina. Te doy razón en todo, pero como siempre, en algo me encanta discrepar. Es un punto distinto, pero sólo quería hablar como otras veces sobre el manido tema de Cortés y Pizarro y nuestra continua autoflagelación con la conquista de América.

Acabo de escuchar una de las cosas mas escandalosas para mí de los últimos tiempos y quería compartirla. Hasta 1967, los aborígenes australianos fueron considerados como flora y fauna del país. ¡1967! ¡No puedo creerlo, hace 2 días casi!Brutalmente expoliados y tratados, ahora es cuando les piden perdón.

Lo de España estuvo mal, pero lo de los ingleses aún no puedo creerlo, es una gigantesca crueldad (no tengo definición que lo abarque), considerarlos animales, hasta hace sólo 40 años. Hace 150 años ya se independizaron los paises de Sudamérica, y nunca fueron considerado animales los indígenas. Eso sí, fueron expoliados y siguen siéndolo por muchos empresarios españoles hoy en día. En fin, lo hicimos mal y seguimos haciéndolo mal, pero hubo quien lo hizo y lo sigue haciendo muchísimo peor, monstruosamente peor. Aunque eso tampoco nos justifica. Bueno, sólo era una anécdota. Saludos y hasta otra.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola anónima. Esto de compararse y ver que los hay peores no es excusa. De hecho, el "mestizaje vendido" por los castellanos y portugueses (no todos los españoles podían ir a América) era muy sui géneris. Los ingleses iban con familia y los de por aquí iban solo varones que "cogían" a las indias. De hecho mira qué significado tiene el verbito por allá. El mestizaje era producto, casi siempre, de blanco que "cogía india" y no de la voluntad de fundir las culturas.

Y no es autoflagelación: es reconocimiento de lo que ocurrió

Anónimo dijo...

Soy la anónima Figueiredo y ya hemos hablado de esto. Obvio es que nadie tiene relaciones sexuales, ni aún de de violación, con alguien que considera "fauna", como hacían los ingleses con los indígenas.

Sólo comentarte que es obvio que no es excusa, pero conozco gente en Médicos Mundi que me ha comentado que todos los estudios realizados por distintas universidades concluyen que todas las colonizaciones fueron malas, pero sorprendentemente, la peor con diferencia, la francesa y la belga, que para el caso es la misma. No hay mas que ver cómo está África. Después la inglesa, con la exterminación casi completa de indígenas en América del Norte, Australia y sus expolios en la India. Al parecer las menos malas en sus consecuencias fueron la española y la portuguesa (dentro de que no hay colonización buena, pues nunca la intención es sana, ni en el robo ni en el mestizaje). Al menos Sudamérica va levantando cabeza, reclamando lo que es suyo, ¡viva Evo Morales!.

En fin, tú como no te sientes castellano (yo tampoco, sólo extremeña, y los extremeños tuvimos mucha parte), cres no tener parte en el asunto...

Bueno sólo una conclusión: a ver si escucho a Inglaterra o Francia (aunque sea en privado), culparse alguna vez como España de este asunto de las colonizaciones. A ver si alguna vez todos nos sentimos responsables y se hace algo para ayudar a tantos paises y poblaciones expoliadas. Saludos.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

No considero a nadie responsable de lo que hicieron sus antepasados, salvo a aquellos que sacan pecho por las glorias de sus soldados. En esos casos hay que estar a las duras y a las maduras.

Podemos pelearnos entre los europeos, pero la colonización de los europeos fue, en general, nefasta desde un punto de vista humano.

De lo que sí creo que tenemos algo de "resposabilidad" es, como miembros del primer mundo, de la situación de pobreza de gran parte del mundo. Pero eso es otro tema, para un día menos cansado que este

Anónimo dijo...

Está todo muy bien pero cuando un ecuatoriano dice que quiere que le atienda un médico ecuatoriano y no español, por ejemplo, nadie dice que sea racista. Si lo dice un español, sí.

Todo me parece un gran farsa hipócrita que atenaza a mucha gente por miedo al juicio progre, ese que llama racista a la mínima.

Personalmente, opino como Cañete. No soporto que una camarera ecuatoria no entienda la bebida que quiero porque es la primera vez que la oye. Aparte de eso, no me gusta las maneras de muchos de ellos. Lo mismo que si es alemana o sueca. Ah pero entonces no soy tan racista. Venga ya!