03 marzo, 2008

Cuatro muertes más



Me había prometido no escribir de política durante un tiempo pero la realidad tiene, en ocasiones, trágicas llamadas de atención. El martes pasado morían cuatro mujeres, el mismo número de personas que ETA había asesinado en toda la legislatura. Como quiera que en el presunto debate del pasado lunes hubo quien consideró el tema de la negociación política con la banda como el más grave de todo este cuatrienio, es de imaginar que esta noche por fin se aparcará el asunto para hablar del mayor problema de terrorismo que desde hace décadas nos asola. Si seguimos creyendo que esto es secundario, que se ventila con una ley y unos cuantos millones de euros, podremos estar lamentándolo durante mucho tiempo. Y es que las muertes que padecemos son el producto de un machismo que impregna las mentalidades de nuestra sociedad, que ha pasado de padres a hijos – y de madres a hijas- y que tiene su contrapunto en un mensaje subliminal trasmitido a lo largo de los siglos, ese que dice que la condición femenina tiene que saber conjugar el verbo aguantar por encima de cualquier otro. Es en ese caldo donde se cultiva el personaje del tipo duro, el malote, que arrasa y se convierte en un ser atractivo para algunas mujeres que acabarán por descubrir, trágicamente, que quien es capaz de insultar a sus seres queridos es un indeseable que fácilmente podrá pasar a la agresión. Espero que esta noche se hable de coeducación, de formar a ciudadanos para que nunca usen la violencia y de aislar socialmente a quienes, en broma o en serio, todavía se jactan de estereotipos machistas en cada escena de matrimonio.



Publicado el lunes 3 de marzo de 2008 en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA

21 comentarios:

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Antes de que mi queridaanónima critique mi columna de hoy, a la que le pueden faltar mil argumentos, quisiera agradecerte todos los comentarios que sobre este asunto has escrito en mi blog. Desde que comentaste, hace ya un par de meses, el indigno contenido de muchos guiones de "escenas de matrimonio", cada vez que hago zapping me paro unos minutos en ese programa hasta que me cabreo. No tardo ni un minuto porque en sesenta segundos es raro que no haya una conversación llena de reproches subidos de tono y de intolerancia irónica para hacer reír al público fácil. También he recogido algo que ýa sabía pero que me has confirmado: el machismo es como esa enfermedad borbónica que tienen los varones y trasmiten, en ocasiones,las mujeres.

Queda mucho por andar pero estamos en el camino.

UnaExcusa dijo...

Yo no soy anónima, a mí me ha gustado, y es cierto: el machismo se interioriza y lo transmiten las mujeres, en muchos casos. De hecho, creo que en todos los casos lo transmitimos todos: hombres y mujeres, porque no podemos sustraernos a él.

UnaExcusa dijo...

Yo no soy anónima, pero me ha gustado. Y sí: el machismo lo transmitimos nosotras, en muchas ocasiones: porque se interioriza. De hecho, creo que en TODAS las ocasiones lo transmitimos todos: porque no podemos sustraernos a él.

Alicia Vernok dijo...

El machismo sigue. Y lo siguen alimentando las mujeres. Las estudiadas, cultas, con su coche y su suscripción a Elle, con sus lecturas y su saber estar, con su estúpida sensación de igualdad, cuando su compañero de trabajo, que hace lo mismo, cobra el doble.

Anónimo dijo...

Soy queridanónima, amigo Figueiredo, y alabo tu artículo sobre el maltrato. Yo, como maltratada en la infancia, y después en mi matrimonio reproductora de roles aprendidos, intenté aquí transmitir que es un problema complejo de índole psicológico y social. Enraizado en las familias, y que desde dentro de la familia o pareja no se vé (hasta que no hay moratones o muertas), por mas que escandalice desde fuera. En mi caso nadie sabía la magnitud, ni las amenazas de muerte, NADIE lo supo hasta que saqué valor del miedo, el horror superó al amor, me fuí, y hablé.

Saber que se puede ser universitaria, con trabajo, y maltratada (la falta de autoestima ahí permanece igual), aunque el trabajo ayuda a escapar, claro. Que se puede salir y se sale, pero que lo fundamental es la educación, unir los sexos y no separarlos. Y sobre todo comprender que el enfado con la pareja como arma psicológica es algo perverso, en hombres o mujeres. Lleva al insulto y de ahí a la manipulación, o al golpe o a la amenaza de muerte, pero gradualmente y sin que te des cuenta.

En el caso del hombre, cuando la mujer quiere abandonarlo es cuando normalmente él se trastorna y mata, al perder el objeto que durante años le sirvió de desahogo, de espejo de aumento, de propiedad. Pero no se llega a eso en un día. Es un proceso lento, del que yo no fui consciente, como muchas mujeres, y que ahora considero un grave error por mi parte. Pero no fue mi culpa, pues se me educó en consentir y normalizar las faltas de respeto, como bien dices, como ocurre en las tristes "escenas de matrimonio", repletas de mentiras y falta de confianza entre sexos. Es como cuentas, una semilla generacional, que se transmite hasta que un descendiente tiene el valor de romper con la cadena, y condenar mentalmente a su pareja y LO QUE ES A VECES MAS IMPORTANTE, A SUS PROPIOS PADRES, y sus roles, que le llevaron hacia esos valores equivocados, aún sin saberlo.

Por eso no es terrorismo, no es comparable Figueiredo, en cierto modo el maltrato son dos partes que consienten porque ambas están enfermas.

La comparación entre ETA y maltrato de género podría definirla como perversa. No hablamos de muertos al peso. Las muertes por maltrato son un problema social que hay que arreglar desde la infancia y también desde la publicidad. Y con un tratamiento psicológico hacia la maltratada que es la que muchas veces vuelve con el maltratador. Aparte de proporcionarle una salida a ella, un trabajo, una vivienda, lejos de él.

Las muertes de ETA son un problema político, sostenido por los intereses de demasiados. No son problemas comparables. Son dos dimensiones diferentes el espacio-tiempo. De todas formas, todos los muertos y heridos duelen, y ninguno es justificable, no hay una sóla idea, ni un amor, ni un interés económico que justifique un muerto. Todos los asesinatos son vergonzosos, todo, en este pais que dicen de las libertades, los avances sociales y la alegría. Saludos y enhorabuena por el artículo.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

wellcome again , Vernok.

Yo cre que no es lo mismo ser machista por acción que por omisión. Hoy alguien me intentaba justificar que hay mujeres que viven "cómodas" en cierto grado de machismo. Yo no sé si son conscientes o lo acen porque no conocen otracsa y no les queda más remedio. Pero no olvidemos que el machismo tiene su verdadero culpable en quien lo ejerce

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola queridaanónima.
Sé que los muertos no se valoran al peso. Creo que cada una merece todo el respeto del mundo. QUería llamar la atención porque, siendo problemas bien diferentes, me parece que hay una desmedida entre la importancia mediática de uno y otro. Es más,creo que es más difícil solventar un problema que está impregnado en diferentes capas sociales y por un territorio amplísimo. Por eso pienso que quienes tienen en sus manos el gonierno deberían hacer algo más de lo hecho hasta ahora. Creo, y espero que se me entienda- que todo parte de una mala educación sentimental que padecemos desde hace siglos. Otro día seguimos con el tema.

Salud y gracias

Anónimo dijo...

Hola amigo Figueiredo soy queridanónima again. Al hilo de lo que tú has escrito, y ha escrito Vernok, me ha venido a estas horas de la noche una especie de revelación o reflexión sobre el tema del maltrato (tema que sigo elaborando por dentro y tratando de entender), y que quiero compartir.

Acabo de darme cuenta de que muchas de mis amigas, situadas en la situación que describe Vernok, soportando estoicamente el machismo o la dejadez masculina, NO HAN SUFRIDO NI SUFRIRÁN MALTRATO.

Por el contrario, mi ex no era nada machista, si no, no me hubiera enamorado y casado. Siempre me alentaba con mi profesión, pude desarrollarme tanto como quise, y compartíamos las tareas de la casa. El problema es que tenía un carácter terrible cuando algo no salía según sus planes, y también que normalmente pagaba conmigo las frustraciones que el mundo, su trabajo, la gente a él le causaban. Yo, acostumbrada desde pequeña a aguantar la violencia de mi padre, lo veía normal. Enfados, yo pensaba. Después te pide perdón y vuelves a ser el centro de su vida. No había nadie mas entregado a nadie que él a mí. Pero él era el fuego y yo la gasolina. Consintiendo insultos fue agravándose la situación. Para él era normal esa forma de relación, su padre era igual, insultar, y su madre a soportar, y para mí también era lo normal.

Bueno, sólo son apuntes, matices, por si a alguien que en este tema pueda hacer cosas le valgan de algo. ¿Se puede no ser un tipo no machista, que considera a su mujer a su misma altura y ejercer la violencia sobre ella? Yo afirmo que sí. ¿Se puede ser un tipo machista que desprecia su mujer, no colabora en el hogar, la engaña con otras y no ejercer jamás violencia? Por supuesto que también. Ambos comportamientos son despreciables. Pero estoy convencida de que la violencia (machista o no, y creo que a medida que se establezcan mas matrimonios homosexuales se verá en ellos también), se aprende en esa maravillosa institución que tanto quieren defender algunos y se llama FAMILIA.

El machismo como perpetuación de la desigualdad es algo mucho mas fino y no necesita de violencia. Sólo de comentarios despectivos y de imperativos sociales. Uno es no destacar, el silencio, el anonimato (recordemos la sentencia perversa de Pericles, glorioso padre de la democracia: la mayor gloria de una mujer es que no hablen de ella). Otro es el sacrificio por los demás, y la obediencia, impuestos por la Iglesia para obtener la aceptación social, llenar el ego de la mujer y ganar de paso la vida eterna. Otro recientemente inventado es la publicidad, mantengámoslas entretenidas cuidando sus cuerpos, avergoncémoslas de ser como son, pongamos mujeres imposibles en las revistas y así destruiremos su maltrecha autoestima y encima las mataremos de hambre y de ocupaciones. Perversiones que se siguen manteniendo.
Bueno, saludos amigo Figueiredo y gracias de nuevo por tu conciencia social sobre este problema.

Anónimo dijo...

Aquí está por última vez queridanónima. Antes de desengancharme de los blogs quiero cerrar el tema del maltrato y el machismo (que hoy me he dado cuenta de que no son lo mismo aunque estén relaconados). Es decir que la violencia machista puede ser simplemente violencia familiar o de pareja. Sin ser machista.

Sobre el machismo, ya que me provocas con tus comentarios y no me dejas en el monasterio, jaja, copio lo que ya escribí en otro blog para mostrar que el origen del desprecio a la mujer no es cristiano, es anterior. La Iglesia sólo aprovechó estas prácticas monstruosas y las convirtió en virtudes. Para todos los que sí tengan alma, copio este resumencillo, sobre los pensamientos de “grandes hombres”, griegos, romanos y bondadosos cristianos. Por cierto, en el instituto, cuando me hablaron en filosofía de estos grandes hombres, no me comentaron nada sobre estos sus pensamientos:

PLATÓN (427 - 327 AC): las mujeres son resultado de una degeneración física del ser humano. "Son sólo los varones los que han sido creados directamente de los dioses y reciben el alma. Aquellos que viven honradamente retornan a las estrellas, pero aquellos que son cobardes o viven sin justicia pueden haber adquirido, con razón, la naturaleza de la mujer en su segunda generación".

ARISTÓTELES (384 - 322 AC) consideró a las mujeres seres humanos defectuosos.
Las mujeres eran varones estériles. "La hembra, ya que es deficiente en calor natural, es incapaz de preparar su fluido menstrual al punto del refinamiento, en el cual se convierte en semen (es decir, semilla). Por lo tanto, su única contribución al embrión es su materia, un campo en el cual pueda crecer. Su incapacidad para producir semen es su deficiencia". La razón por la que un hombre domina en sociedad es su inteligencia superior. Sólo el hombre es un ser humano completo. "La relación entre el varón y la hembra es por naturaleza aquella en la que el hombre ostenta una posición superior, la mujer más baja; el hombre dirige y la mujer es dirigida".

DERECHO ROMANO (mas o menos era todo como cuando Franco pero peor): De acuerdo a la ley de la familia romana, el marido era señor y maestro absoluto. La mujer era propiedad del marido y estaba completamente sujeta a sus disposiciones. Él podía castigarla de cualquier forma que deseara. En cuanto a las propiedades familiares, la mujer no era dueña de nada. Cualquier cosa que ella o los niños heredaran pertenecía al marido, incluyendo también la dote que ella aportaba al matrimonio. En la ley civil romana los derechos de la mujer estaban también muy limitados. Las razones dadas en la ley romana para restringir los derechos de la mujer eran descritas como la "debilidad de su sexo" o la "estupidez de su sexo". El contexto hace ver claramente que el problema no radicaba en la debilidad física de la mujer sino en lo que era percibido como su carencia de un juicio digno de confianza y su incapacidad de pensar lógicamente.

-Las mujeres no podían ejercer ningún cargo público.
-Las mujeres no podían actuar en persona en juicios, hacer contratos, ser testigos, etc.
-Las mujeres eran metidas en el mismo grupo que los menores, esclavos, criminales convictos y personas sordomudas; es decir, con gente cuyo juicio no era de confianza.

EL CRISTIANISMO: Los Padres de la Iglesia vieron a las mujeres como seres inferiores. La reinante tradición de romanos y helenistas vio la sociedad distribuida en estratos de más y menos evolucionados seres humanos. Las mujeres eran inferiores a los hombres por naturaleza. No deberíamos sorprendernos de que esto haya influenciado fuertemente el juicio de los Padres de la Iglesia.

SANTO TOMAS DE AQUINO siguió a Aristóteles al atribuir la concepción de una mujer a un defecto de una semilla concreta. El semen masculino trata de producir un ser humano completo, un hombre, pero a veces no lo logra y entonces origina una mujer. Una mujer es, por lo tanto, un mas occasionatus, un fracaso masculino. Tampoco está totalmente creada a imagen de Dios.

EL DERECHO CANÓNICO (LAS LEYES DE LA IGLESIA), cimentó la idea de la inferioridad de la mujer. Las historias bíblicas de la creación fueron interpretadas colocando a las mujeres en un estado permanente de sumisión a los hombres, como forma de castigo. Los Padres Latinos de la Iglesia hacían a las mujeres responsables por traer el pecado original al mundo, y por ser constante fuente de seducción. Las mujeres continuaron siendo condenadas por los teólogos medievales. En los tiempos post-escolásticos, encontramos una verdadera "misoginia" e incluso persecución.

PERSECUCIONES EN ÉPOCAS RECIENTES: Las persecuciones que siguieron fueron más allá de la imaginación. Para demostrar esto, considere un libro "católico", "El martillo de las brujas" (Malleus Maleficarum), escrito por dos teólogos dominicos, Jakob Sprenger OP y Heinrich Kramer OP. El libro fue avalado y recomendado por el Papa Inocencio VIII en 1484, y fue usado por siglos. El mismo causó que miles de mujeres inocentes fueran quemadas en la hoguera. Fueron estos honrados, no contradichos y ampliamente citados "teólogos" quienes escribieron:
"Qué puede ser una mujer, sino la enemiga en la amistad, un castigo inescapable, un mal necesario, una tentación natural, una calamidad deseable, un peligro doméstico, un detrimento deleitable, un mal de la naturaleza, pintada de bellos colores."
"Cabe señalar que había un defecto en la formación de la primera mujer, dado que ella fue formada de una costilla doblada, esto es, de una costilla del pecho, la cual está doblada como en dirección contraria al hombre. Y a través de este defecto, ella es un animal imperfecto, que siempre engaña.". "(Cuando Eva respondió a la serpiente) ella mostró que dudaba y que tenía poca fe en la palabra de Dios. Todo esto se indica en la etimología de la palabra; porque femina (mujer en latín) viene de fe y minus (=menos), dado que ella es más débil para mantener y preservar la fe."

SAN AGUSTÍN, AFIRMÓ, Y LA SANTA MADRE IGLESIA, durante muchos siglos, que las mujeres no tenían alma. ELLOS SON LOS QUE NUNCA LA TUVIERON, AFIRMO YO.

De lo que pasó con Franco y Doña Pilar Primo de Rivera y su Sección Femenina en épocas tan recientes daría para otra tesis doctoral, pero creo que ya es mas que suficiente. Bueno, pues besos y a seguir intentando arreglar el mundo desde aquí, Figueiredo. Entre todos podremos con tantos siglos de historia perversa.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Podremos, con la historia. No me cabe duda. Todo dependerá de que sepamos extender, de abajo hacia arriba, una nueva forma de entender las relaciones personales basadas en el respeto y la igualdad. Es difícil, no imposible.

M.G dijo...

Amigos, os dejo una dirección interesante; http://www.hombresigualdad.com/.
Visitadla y comentamos.

Creo modestamente que la mujer ha mostrado un cambio bastante radical de formas y comportamientos en los últimos tiempos, mientras por contra hemos visto y vivido el estancamiento del
hombre, en general.
Se produce un choque frontal, donde
muchas mujeres dudan en su subordinación
respecto al varón, y los hombres siguen el rol que les han impuesto, el de la
fuerza masculina, la propiedad,etc.
Los maltratadores no SÓN ENFERMOS, són
seres malignos y conscientes de los hechos.No lo olvidéis.
Las mujeres deben ganar en independencia , moral y económica.pero
a los hombres les queda un largo camino por recorrer.
Saludos.

Anónimo dijo...

Soy queridanónima y debo vivir en un mundo distinto al de m.g. A las mujeres que conozco les queda un camino por recorrer tanto o mas largo que al hombre. En mi experiencia, en relaciones entre sexos con franqueza, sin manipulaciones y con enfrentamientos y discusiones iguales por ambas partes, directas y sin subterfugios, los hombres responden mucho mejor de lo que se espera, tanto en lo laboral como en lo personal. A veces sólo hay que tener "ovarios" con ellos. Pero cierto es que con algunos de cierta edad es absolutamente imposible, son cerebros echados a perder sin solución alguna. Totalmente inamovibles.

Creo firmemente que el tipo de relación de un hombre con las mujeres es responsabilidad casi exclusiva de la que mantiene con su propia madre. Y de la que vea entre su madre con su padre. Son comportamientos aprendidos. Aún como maltratada, me han decepcionado en este tema mas las mujeres que los hombres. A día de hoy, mi madre sigue viviendo con el hombre que la maltrató y maltrató a sus hijas. A mí que alguien me lo explique. Señora universitaria y con un sueldo alto. Nunca me protegió de él. Es mi experiencia. Creo que hay muchos hombres progresando a gran velocidad. En mi trabajo, por parte de mis compañeros, y por parte de mi pareja, hoy me siento muy muy respetada. Porque yo lo he buscado y porque me lo creo. DONDE MENOS RESPETADA ME SIENTO COMO MUJER ES EN LOS MEDIOS PUBLICITARIOS, AUNCIOS, SERIES Y PELÍCULAS PARA CONSUMO MASIVO. Ahí siento vergüenza propia y ajena. Saludos.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola.

Creo que las experiencias personales nos pueden hacer creer que determinadas "casuísticas" sirven para generalizar. Yo no veo a esos hombres progresando a gran velocidad. Existen, sí; pero siguen siendo excepciones que incluso son considerados "bichos raros". Pero lo mío es también otra casuística, la mía, y a buen seguro tiene el defecto de desconocer otras realidades.

Estoy de acuerdo en que la publicidad y los medios trasmiten, en ocasiones, mensajes poco edificantes. Es más, te podría dar la razón en algo. La tiranía de la belleza externa que los media obligan a "cumplir" es, a veces, más cruel por parte de las mujeres que por parte de varones. Las críticas a "lo externo" de varones hacia mujeres suele ser burda, pero la que hacen en esos aspectos de mujeres a mujeres llega a ser cruel.

Pero repito: Es otra casuística.


saludos

Anónimo dijo...

Soy queridanónima. Cierto es que generalizar a partir del caso particular de una es estúpido, intento no hacerlo, pero te aseguro que mi experiencia profesional con compañeros es larga. Tampoco digo que los hombres vayan a gran velocidad, sólo que no veo a las mujeres a una mayor velocidad que los hombres. Cobardía, comodidad y comportamientos aprendidos para buscar la aceptación social y familiar. Pasar de la aceptación social es difícil, pero no imposible.

Sobre los medios me refiero también al sangrante caso de las revistas femeninas que son algunas indignantes. Las destinadas a adolescentes son penosas. Series de televisión como "Los Serrano" (mas perversa para mí que escenas de matrimonio), son de lo peor en mi opinión para conservar todo tipo de tópicos haciendo gracias con ellos. "Sin tetas no hay paraíso" lo ví un día para saber qué podría querer decir ese título y quedé asombrada. Eso es lo que ve y lee mucha gente, y es muy perjudicial, en mi opinión y en la de cualquiera con 2 dedos de frente. Quién está interesado en que eso perdure, prodigando tópicos y desentidimientos, no lo sé.

Hitos dijo...

¿Que opináis del lenguaje?

Me encontré descolocada, mientras organizabamos el día internacional de la mujer trabajadora, cuando dijeron ponentas

Anónimo dijo...

Hola queridahitos, ponenta, soy quridanónima. A mi me parece que el ponentas, compañeros/as, niños/as es algo cansino. Es como intentar pintar la casa por fuera cuando por dentro está sin reformar. Prefiero el fondo que la forma.

El otro día leí una revista femenina, mujer de hoy, dicen que la mas leida (como es gratis). Dentro de lo malo, es de las menos perniciosas. Un tal David de la Cámara escribe junto a una mujer para presentar puntos de vista diferentes sobre un mismo tema. (ya empezamos con guerra de sexos). El tema era ¿POR QUÉ LOS HOMBRE SON DE CIENCIAS Y LAS MUJERES DE LETRAS? (como esos asquerososo libros de por qué las mujeres no leen los mapas). El artículo de la chica, no la recuerdo, suele tener un pase. Pero el del tipo, indignante muchas veces. En este artículo concluía que LA MUJER QUE SABE PROGRAMAR UN VIDEO DEBE REVISAR SUS HORMONAS. Y en general las mujeres de ciencias también.

Como mujer de ciencias yo me sentí insultada, a punto estuve de escribir a la revista, yo instalo y programo mi video y aún así me siento muy mujer (me avergüenza tener que escribir esta cateta expresión), y mis análisis hormonales son perfectos. Ya le falta concluir que los tipos de letras son afeminados. Y eso se deja escrito y todos tan panchos.

Mención aparte merecen las repugnantes películas de Disney, donde ella, la princesa, siempre en posición pasiva espera ser rescatada por el príncipe que le resolverá la vida, modificará el mundo para ella y le dará cobijo social proponiéndole matrimonio. Desde pequeños ya nos moldean. Visto esto, que me llamen ponente, ponenta o ponento me la trae floja. Lo que me interesa es que, como aquí Figueiredo, me dejen exponer. En otros blogs, como le escribí a Vernok, lejos del suyo y del de Figueiredo, personas de "especial sensibilidad con la mujer" me vinieron con el "mira nena", cállate la boca. ¿Nena yo? Llámame ponento, por favor. Saludos a todos, hitos, Figueiredo y m.g. Entraré a visitarla a ver qué cuenta.

Anónimo dijo...

Quería decirle a m.g. que ya he visitado la página que proponía y sí, me parece muy interesante. lo que mas me ha gustado es el PROYECTO ALL TOGETHER. Creo que sí, que todos juntos. A los hombres les queda camino, así que estos proyecto son necesarios. Pero a las mujeres también.

Hablaba con una amiga no hace mucho, cuya hermana soporta a un perfecto malvado, intolerante, maltratador psicológico que la aisló de la familia, la separó de su única hermana (mi amiga) y no paró hasta que la madre de ella murió, dicen que de cáncer, yo creo que también de tanto llorar. Ella va a ver a su hermana a su casa (LAS DOS TRABAJAN FUERA DE CASA, SON INDEPENDIENTES ECONÓMICAMENTE), y cuando él llega abandona la casa por otra puerta, porque le hace la vida imposible. Pero como ella es tan bondadosa, sigue cuidando gratis a sus hijos, supongo que quiere asegurarse la vida eterna.

Yo lo he visto de copas por ahí a diario mientras ellas cuidan a los niños solas, se lo digo y me dicien: imposible, está trabajando. Y yo, pues vale. Ella estaba contenta porque en Navidad él le había regalado un portátil y otras cosas, su cuñado se estaba empezando a portar bien con ella(casualmente porque el padre de él está enfermo y quiere que las 2 idiotas lo cuiden). Ella ya casi no me cuenta porque sabe de los "huevos" que he tenido que tener para mandar a mi familia a freir espárragos por soportar todos al maltratador de mi padre, mi dolor, mi soledad y mi valor, y sabe que no apruebo lo que hacen. Pero cuando se atrevió ilusionada a contarme esto, le dije: yo de él no aceptaba absolutamente nada. Con el daño que me cuentas que te hace y hace a tu hermana. Yo lo he visto gritar y faltar al respeto a tu madre enferma de cáncer en el hospital. Mis ojos lo han visto. Y él no ha cambiado. Y ELLA ME DIJO: LO TUYO ES SOBERBIA. Y YO CALLÉ Y DIJE PARA MÍ, NO AMIGA, LO MÍO SE LLAMA DIGNIDAD.

Hitos dijo...

La frase completa que me descolocó era miembras ponentas de la mesa... pero eso no es lo peor. Lo peor es que organizamos el día de la mujer trabajadora pero la comida es solo para mujer, ¿que hacemos con la señora Tal que irá acompañada de su hijo Cual (minusválido siquico que no se vale por si mismo)? Pues que no se le da de comer a Cual... y para remate fin de fiesta contratamos a un negro para que nos baile salsa.
Joder, es que no hay por donde cogerlo, pingra por todos lados.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hitos, había contestado al asunto linguístico pero lo hecho en la entrada sobre la objeción de asignaturas. Hitos, si lo que me cuentas es así, es que NO ESTAMOS ENTENDIENDO NADA de la lucha por la igualdad. La lucha por la igualdad no puede consisitir en hacer las mismas indignidades que antes hacían sólo los varones (Sociedades gastronómicas sólo para hombres, "objetismo" sexual, etc.) Es como si los negros, para luchar contra el racismo, hicieran lo mismo que hacían los blancos.

Igualdad es muy simple: Las personas son iguales, todas. Hay diferencias físicas, pero que son como el que es muy alto o es muy bajo o muy gordo o muy flaco.

Y hay que educar en igualdad, saber qué es la coeducación y ponerla en marcha

M.G dijo...

Gracias a todos por éste intercambio de pareceres.
Quería matizar que me refería a los hombres mayoritariamente más básicos,
los que no progresan moralmente.
Sé que existen mujeres felízmente subordinadas, y ante eso me rebelo.
Un abrazo a todos.

Hitos dijo...

Te leo en todos los comentarios de los artículos Javier, sé que me contestastes en el otro. Sólo que te contesto en el que me cae más a mano (comodona que es una jejejeje)...
Continuando con el hilo, creo que tenemos que buscar un punto de igualdad, educar a nuestros hijos para convivir en igualdad. No darle la vuelta a la tortilla no vaya a ser que mis hijos (los dos varones) tengan que luchar dentro de 30 años por obtener los mismos derechos y priviligios que las mujeres...