06 marzo, 2008

Objetando asignaturas


Creo que voy a objetar a las siguientes asignaturas:

- Matemáticas.
No creo en el concepto de infinito y no quiero que se lo enseñen a mis hijos.

- Conocimiento del Medio, Ciencias Naturales y Biología.
Hablan de la evolución de las especies y niegan el creacionismo.

- Educación Física.
Es malísima para la salud. Sólo quien tiene mucha salud puede hacer ejercicio. Si estás regular, la EF te mata. Además se hace con poca ropa.

- Idiomas: Salvo el latín, lengua oficial católica y el caldeo-arameo, hablado por Jesucristo, el resto son lenguas diabólicas surgidas del castigo divino en Babel.

- Religiones: Todas menos la verdadera.

- Educación Plástica y Visual. Enseñan imágenes de cuerpos desnudos en estatuas y cuadros de Goya, Rubens, Picasso, clásicos griegos, etc.

- Literatura: Llena de pecado. La Regenta, Madame Bovary, etc.

Quizá la menos problemática de todas será la Educación para la Ciudadanía, dado que se limita a enseñar civismo y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.



Acabo de leer los contenidos de la asignatura en el último ciclo de primaria y no me explico qué narices puede una persona objetar de aquí. ¿Cuál de estos puntos, objetivos o contenidos son incompatibles con una creencia?


Releo los objetivos de la asignatura para Secundaria y sigo en las mismas. No sé qué es lo que provoca que haya gente que objete. ¿Qué no quieren aprender?

4 comentarios:

Hitos dijo...

Incluso yo diría más, hay que objetar la hora del comedo si no guarda las buenas costumbres del ayuno durante los viernes de cuaresma.

Gracias por facilitarme los enlaces.

El otro día me enteré que durante la hora de alternativa mi hijo no puede aprender ningún concepto nuevo, porque iría adelantado del resto de los compañeros que tiene religión ¿?

Puntos de vista y ... nada más dijo...

En lo de "ponentas" tengo una postura ecléctica.

Creo que las palabras y el género gramatical no tiene nada que ver con el machismo. La palabra "juez" me admite el o la, la palabra "periodista" lo mismo, o "estudiante"

No me parece admisible "concejala" porque no me parece lógico "vocala".

Lo mismo pasa con todas las palabras que provienen de temas latinos en -nt. Presente, estudiante, residente o presidente valen en castellano para masculino o femenino.

Ahora cuento un par de anécdotas.

Una profesora dijo en su clase de infantil de 3 años. "Ahora todos los niños van a salir al patio." Una niña dijo: "¿Y las niñas?"
"- Vosotras también",- explica la maestra- . "digo niños pero me refiero a las niñas también".

Una niña había faltado a esa explicación y posteriormente, ante un masculino genérico, la profesora escuchó lo que decían las niñas: "No nos nombran, pero también se refieren a nosotras"

Otra anécdota. Mi hija Nerea, con tres años, bebía de un vaso de un refresco de cola que había en la mesa.

- Nerea, los niños no beben Coca-Cola,- dije yo.

Ella me miró, siguió bebiendo y me dijo: "-Pero yo soy una niña".

Yo creo que el machismo imperante ha hecho que el lenguaje acabe oscureciendo la presencia de la mujer.

EN clase me refiero al público en femenino porque hago la concordancia con la palabra "persona" / "pessoa", que tanto en español como portugués es femenina.

Siempre hay algún machito que se queja al principio y siempre digo: Las mujeres siempre escuchan la concordancia en masculino y no se quejan.

A mí no me molesta que en el discurso se haga mención a las mujeres, pero no pongo el grito en el cielo cuando se usa el masculino como género no marcado. Ojalá el machismo se redujera al lenguaje. hay coas más importantes que la diferencia o/a.

Es lo que tiene ser ecléctico en algunas cosas.

salud

Alicia Vernok dijo...

Cuando estoy hablando con machos, de esos que escupen al suelo y fuman negro, también suelo usar "personas" y por tanto el plural femenino. Pa joder, mayormente.

Alicia Vernok dijo...

Poyastá (a lo Kalvellido), esto es lo que no les gusta de EpC:

"# Adquirir un pensamiento crítico, desarrollar un criterio propio y habilidades para defender sus posiciones en debates, a través de la argumentación documentada y razonada, así como valorar las razones y argumentos de los otros."

Pensar suena tan rojo...