01 mayo, 2008

Símbolos religiosos



Esta semana ha aparecido en prensa algo que no debería haber sido noticia. Resulta que el PP ha denunciado que en el Colegio Público General Navarro de Badajoz se han retirado de las aulas los símbolos religiosos. Y digo que no debería haber sido noticia porque deberían haber sido eliminados todos los signos confesionales de edificios y actos públicos en 1978. No entraré a discutir la patética argumentación de Díez Solís, del PP extremeño, que considera el acto como una afrenta a la religión y a los sentimientos de los católicos.

Estas cosas se deberían haber solucionado hace tiempo y no hace falta ni darles publicidad: La Consejera envía una circular a los directores de los centros recordando que no debe haber en las aulas de los centros públicos simbología de ninguna religión particular... y ya está. Es que no hay que perder más tiempo en discusiones. ¿Acaso cree el Sr. Solís que en el colegio público de Talayuela debería haber una sala alfombrada con un mirhab orientado a la Meca?

Pues eso: coherencia.

Nota: La foto la tomé yo mismo, en febrero de 2006, en un colegio público de Badajoz, el más cercano geográficamente al General Navarro. El mes pasado continuaban en ese centro público las imágenes de ejecutados en cruz colgandode las paredes, incluso imágenes de una mujer, madre del ejecutado.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu escrito. Nigún símbolo religioso en nuestras escuelas (al menos en las públicas), por muy "cultural" que agunos lo consideren. La religión si acaso en horario extraescolar para el que lo solicite. De todas formas, para eso hay parroquias y mezquitas.

También muy de acuerdo con lo que comentábais del mobbing o acoso laboral y del mobbing o acoso escolar. Los dos son terroríficos y muchas veces el acosador no tiene ni conciencia de que esté haciendo un daño irreparable. Los demás compañeros de trabajo o los demás compañeros de colegio, simplemente miran para otro lado, como en cualquier dictadura. Debería existir mas conciencia sobre este también durísmo tema. Saludos de queridanónima.

Anónimo dijo...

A mí me parece muy bién que los niños aprendan religión, incluso más de una, como los idiomas, pero que se lo paguen sus padres, no yo. Porque las iglesias y las mezquitas de este país ¿quién las paga?
No es una cuestión de dinero, es decir, no sólo de dinero, sino que creo que el Estado no debe promocionar asociaciones que son totalmente ajenas a muchos ciudadanos y cuyo campo de acción se encuentra en la esfera privada de los demás.

Saludos, queridanónima y cía.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Me parece que el núcleo duro del debate es que hay algunos que creemos que las creencias relgiosas son algo íntimo y hay quienes gustan de exteriorizarlo "siempre y en todo lugar" [Esa frase entrecomillada la aprendí en misa]. ¡Vivan las ermitas y las catedrales! - que no voy a salir a quemar conventos. Sólo pido que dejemos los espacios públicos y comunes sin restos del nacionalcatolicismo. No pido mucho

Fernando dijo...

¿Ibas a misa?

Puntos de vista y ... nada más dijo...

La EGB en los Maristas me permitió escuchar misas, rosarios de la aurora, ofrendas del mes de mayo a María y cánticos de todas las piezas musicales habidas y por oír. Me sé la misa de memoria. Recomiendo a los ateos que vuelvan a misa , de vez en cuando, y analicen cada una de las frases que se pronuncian. Son interesantísimas.

Especialmente lo de "señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme"

Todavía no entiendo ese concepto de dignidad.

Saludos