26 julio, 2008

Lula, el español y el portugués


El presidente brasileño Lula da Silva ha sido galardonado por ser un gran valedor de la lengua castellana en el mundo. Mi pregunta es cuándo podrá recibir un premio un político de un país hispanoparlante por haber hecho algo en favor de la difusión de la lengua portuguesa, la quinta lengua materna más hablada del mundo, la tercera lengua europea del mundo y la más olvidada de los sistemas educativos españoles si exceptuamos unos tímidos avances en Extremadura. No sé si será porque esto de la reciprocidad es algo que no entendemos bien o quizá que la lengua castellana acaba por modificarnos genéticamente y nos hace creernos el centro del mundo.

2 comentarios:

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Sí, yo no entiendo bien lo de la reciprocidad: quiero decir que Brasil no firmó un acuerdo con España para divulgar la lengua española a cambio de que España divulgase la portuguesa. Su apuesta estratégica merece el premio porque beneficia a la lengua castellana expandiendo su influencia, no sólo su número de hablantes. ¿Sería estratégico para España hacer lo mismo, cuando tan poca gente aquí habla o entiende el inglés, no digamos el alemán? Yo creo que desde el punto de vista estratégico es discutible, aunque no lo sea, lógicamente, desde el punto de vista social y cultural, e incluso, si quieres ético. La lengua portuguesa merece ser conocida en España como lo merece todo lo portugués, la cuestión es si interesa eso, y no sólo a los gobiernos, claro, también a la población. Por último, sigo diciendo que la apuesta de la Junta de Extremadura en las relaciones con Portugal sigue siendo algo tibia para lo que debería ser, por ejemplo creando una Consejería ad hoc.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Bueno, Juan Antonio.

Empiezo por el final. Yo creo que una Consejería ad hoc no es lo fundamental, ni mucho menos. A veces lo único que hacemos creando un Ministerio o Consejería ad hoc es que las fuerzas se nos vayan en la burocrática organización del ente, en lugar de plasmarse en hechos que se pueden realizar desde un buen servicio de Acción Exterior.

Creo que debríamos hacer algo más con el idioma portuguës, especialmente en las zonas de frontera.

Algo muy simple: Los compromisos europeos para el 2010 se resumían en "lengua materna + 2". En lo que respecta a Extremadura creo que esa segunda lengua debería ser (fundamentalmente, aunque no exclusivamente, el portugués). Pero, ¿sabes qué pasa? Pues que en los institutos de Extremadura se puede estudiar como segunda lengua el francés en todos y el portugués sólo en 14. Además, se dan casos donde los alumnos dan algo de portugués en primaria, no pueden continuar en el Instituto y los padres quieren que se quite de los colegios, porque haber dado portugués les coloca en peor situación en el instituto.

Yo creo que en todos los institutos de la raya el portugués debería ser una optativa como segundo idioma, y que en el resto de institutos se pudiera optar por otros idiomas (árabe en Talayuela, alemán en Miajadas, italiano en Mérida, Chino en algún instituto de las grandes ciudades, etc).

Pero eso es mucho pedir. Yo me contentaría con que de aquí a que llegue el AVE y la Plataforma logística consiguiéramos que el portugués lo pudieran estudiar quienes se están preparando en Badajoz para ser titulados de Formación Profesional en Turismo y Agencias de Viajes o Marketing Comercial o Técnicos de gestión de transportes (COSA QUE NO ES POSIBLE!!!!!!!)

Acabo. Ocurre que en la Administración hay, en ocasiones, impulsos que no son seguidos, que no tienen coordinación ni continuidad, El resultado es como remar a destiempo. Unos haciendo mucho esfuerzo y gastando mucho para que la gente aprenda portugués y otros poniendo pegas

Te podría contar un libro con el asunto.

Saludos