20 septiembre, 2008

Lugares comunes



En el año 92 me lancé a ser un mercenario de la enseñanza alternativa guiado por una frase de Federico Luppi en Un lugar en el mundo, mi película favorita. Ayer, justo dos semanas después de haber decidido abandonar la enseñanza oficializada, repusieron en La 2 Lugares comunes. No es una película perfecta, lo sé, pero hay fragmentos memorables: la conversación con Tutti Tudela, la discusión con el hijo y la última clase que el protagonista imparte. Estas cosas emocionan.

No hay comentarios: