01 noviembre, 2008

Puño en alto



Hace un par de años me llamó poderosamente la atención ver a un guardia civil, puño en alto, reivindicando sus derechos laborales.  Para muchos es un símbolo del pasado y para otros un gesto histórico, el de quienes no tienen nada y lucharon por algo, el de avanzar en las revoluciones, el de las luchas que parecían imposibles y van haciéndose realidad. Hay fotos que hicieron historia y ahora vemos a personas puño en alto con alguna posibilidad de habitar la Casa Blanca. Será que el gesto ha perdido su significado, será que perderá Obama, o quizá que está a punto de llegar la hora del cambio, de pasar del capitalismo brutal a una forma diferente de entender el mundo, más humano, más de la gente. Las esperanzan son escasas: ya hemos visto a gente enarbolar la palabra cambio para acabar siendo unos auténticos traidores y corruptos. De momento me quedo con la estética de los gestos, esperando que haya algo de ética detrás de ellos.

3 comentarios:

UnaExcusa dijo...

Ay mi niño, qué ingenuo es.

Anónimo dijo...

A mí, ver a la mujer de Obama puño en alto me ha dado más grima que otra cosa, la verdad.

(Soy Vernok)

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Ingenuo no soy. Pero no se puede captar la ironía que escribo. Lo siento. Sé que Obama no es un líder obrero preocupado por un mundo más justo, ni por el medio ambiente, ni por las clases trabajadoras, ni por los parias de la tierra. Sé que es más decente que Bush, pero es que no había posibilidad de mayor indecencia.

Vernok, a mí no me da grima. No le pega el collar de la foto del jersey blanco, pero no me digas que no es, estéticamente, impactante. Pero la estética no da de comer.