09 enero, 2009

Reirse de uno mismo

Algunas televisiones autonómicas están consiguiendo hacer programas de humor de cierta calidad, con algo de ingenio y, sobre todo, con la capacidad de reírse de uno mismo sin que nadie se rasgue las vestiduras. Los vascos de "Vaya semanita" ya son más que famosos y los catalanes de "Polònia" ridiculizan todo lo habido y por haber. Mis paisanos tienen un programa más que curioso, lleno de similitudes fonéticas: Oregón Televisión. Aquí dejo un vídeo. Hay algunos del comando Almogávar que son realmente buenos.

5 comentarios:

Cuando pase el milano dijo...

El humor, la capacidad de reirse de uno mismo, es la mejor vacuna contra la intolerancia y los radicalismos.

Marikiyas dijo...

La verdad es que admiro a todos los que pueden reirse de sí mismos.
Es curioso que en Andalucía, hoy en día, somos bastante susceptibles y nos cuesta reirnos de nosotros mismos. No sé si tendrá algo que ver que siempre se han reído hasta la sacidad de nosotros y ya estamos hartos. Pero bueno, es cierto que es una práctica muy sana.
Me ha encantado el primer vídeo de Oregón Televisión jeje.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

No sé si es que desde fuera se ven las cosas distintas. No tiene uno la sensación de que se hayan reído mucho de los andaluces. Quizá se ha construido (no sé si desde dentro o desde fuera) el estereotipo de que los andaluces tienen que ser todos graciosos y chistosos. En cualquier caso, los estereotipos son siempre una deformación de la realidad.

saludos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Buena terapia la de reírse de uno mismo, el que no es capaz de reírse de uno mismo difícilmente reirá con los demás, más bien tenderá a reírse de los demás que es cosa bastante distinta y además nociva.

Recibe un fuerte abrazote amigo.

Paco Centeno dijo...

El mejor síntoma de salud mental es reírse de uno mismo.
Un saludo