04 mayo, 2009

Ave, Obama


Ahí tienen a Obama, hablando maravillas de los ferrocarriles patrios sin haber montado nunca en uno. Así que debe de haber alguien por ahí contando maravillas de nuestros caminos de hierro. Lo que no sabemos es si le habrán contado toda la verdad: estamos construyendo líneas radiales de trenes de lujo en lugar de estar tejiendo una red transversal de ferrocarriles rápidos, cómodos, sencillos y con capacidad de vertebrar el territorio. En 10 años tendremos paradojas como no poder ir en tren de Toledo a Ciudad Real o de Plasencia a Salamanca. Podremos dando una vueltecita por Madrid, que como sabemos es el centro del Universo. Y es que no aprendemos. Cuando se habla de deuda histórica pongo siempre el mismo ejemplo: en España hay líneas eléctricas de ferrocarril desde los años 40 y en Extremadura nunca se ha puesto ni un solo kilómetro. Hablar de vías dobles electrificadas en Extremadura es como hablarle del fax a Alfonso XII, pero si van en coche entre Madrid y Zaragoza circularán al lado de unas vías dobles y electrificadas por la que ya no pasan apenas trenes y por las que aquí hasta suspiraríamos. Y no sólo Obama habla de los trenes españoles sino que Aguirre y Monago se han reunido para pedir que la línea a Lisboa no se comparta con la de mercancías. Esperanza pide que arreglen la actual vía para mercancías, quizá porque no sabe que los 60 km. entre Mérida y Cáceres se hacen en una hora y diez minutos, casi como hace 50 años. A los que usamos el tren todos los días nos gustaría ver por allí a los políticos, para que supieran de primera mano qué se puede hacer por los ciudadanos de a pie.


Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 4 de mayo de 2009.


La imagen es de una de esas vías dobles electrificadas que existían e España en los años 40 y 50. En Extremadura nunca invirtió el poder central ni una sóla peseta en nada de esto. Ni en los años 60, ni en los 70, ni en los 80, ni en los 90. Yo creo que es el ejemplo más claro para ejemplificar la dueda histórica de una tierra abandonada durante décadas por los poderes centrales.

3 comentarios:

Salondesol dijo...

Es de vergüenza, es lo mismo que pasa con las carreteras, entras de otra comunidad a Extremadura y lo notas en el asfalto, como si cruzaras una línea temporal que te llevara a al pasado.

Saludos.
Helena.

Departamento de Português dijo...

Tienes toda la razón del mundo.
Chema DG

Poseidón dijo...

hola,
pues me hace pensar que desde que salieron mis padres año 65, eso era asi?
Que pena para los que usan y necesitan esas carreteras en buen estado.
Se arreglara espero rapidamente, es hora!
Un abrazo de un extremeño de Almaraz que esta en FRANCIA.