06 agosto, 2010

Mis libros (V)


Los nuevos lusópatas tenemos una afición, quizá desmedida, por Mia Couto. A todos les encantó Cronicando o Estórias Abensonhadas. Yo sigo teniendo una predilección por A varanda do Frangipani. Probablemente no sea su mejor obra, pero hay algo de aquella historia, de aquel asilo de anciano y una novela negra del África negra, que me cautivó especialmente. Mia Couto se ha convertido en una de esas plumas a las que sigo fieelmente. No me ha defraudado, de momento.

No hay comentarios: