13 agosto, 2012

El robo de los mercados


El jueves por la mañana la edición digital de un periódico titulaba literalmente: “Al menos dos detenidos y cuatro identificados por asaltar mercados”. Como esa misma mañana había escuchado en la radio que las acciones de Bankia estaban triplicando su valor con respecto a hace un mes y se habían revalorizado un 127% en apenas doce días*, pues pensé que se empezaba a hacer justicia. Ya era hora de que se pusieran manos a la obra y empezaran a enchironar a los que, a pesar de la prohibición de las apuestas a corto por parte de la CNMV, se estaban dedicando a dar un pelotazo inmisericorde. Tras tanto tiempo luchando para que los artificios financieros de una élite - que apenas representan un 1% de la población – no nos tengan sometidos al resto del planeta, parecía que las autoridades políticas y judiciales se atrevían a fotografiar de frente y de perfil a los que saben las triquiñuelas y han cocinado las normas para dejarnos pelados a casi todos y llevárselo crudito. Pero todo había sido un malentendido. Cuando horas después pude leer con detenimiento la noticia me di cuenta de que la palabra “mercados” no se refería a los financieros sino a grandes superficies de dos localidades andaluzas, de donde unos sindicalistas se habían llevado alimentos para los necesitados. Pueden criticarse los modos usados por el Sindicato Andaluz de Trabajadores, pero no me negarán que sería más que paradójico que fuera Sánchez Gordillo el primer encausado de esta crisis, en la que ni un solo de los nefastos directivos que ganaban millones de euros al año teme ser llamado a comisaría.

 Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 13 de agosto de 2012.

* Al día siguiente volvieron a bajar estrepitosamente, como consecuencia de las especulaciones de casino que hay en las Bolsas

No hay comentarios: