03 septiembre, 2012

Canutas y otras rimas



Una cosa es que todos habitemos el mismo planeta y otra bien distinta que vivamos en el mismo mundo. Solamente así podemos explicarnos que haya personas con la que compartimos ciudad, región, país o continente y tengan una percepción de la realidad tan diametralmente diferente. Un diputado apellidado Collarte, que las pasa canutas con 5100 euros al mes de sueldo, podría ser uno de esos ejemplos de ser humano ajeno a la realidad del común de los mortales. Tampoco es el primero, porque ya hace unos años que Esperanza Aguirre nos contaba que le era difícil llegar a fin de mes con 5825 euros netos cada treinta días. Y es que cuando subes de nivel de vida se te acumulan gastos que no puedes recortar. Una vez que sabes lo que es vivir en el lujo y la ostentación, no te queda más remedio que seguir comiendo a 60 euracos el menú y llevando colgados bolsos que valen más que el sueldo de tres maestros. Algo parecido les debe pasar a esos 63 diputados que cobran 1800 euros extras por desplazamiento aunque poseen viviendas en la capital del reino. Paradojas de la vida: los mismos que deciden y aprueban cuánto se van a gastar ellos mismos en alojamiento creen que una familia puede vivir con un cuarto de esa cantidad para todo. ¿A qué está están esperando las televisiones para grabar un reallity con diez diputados sobreviviendo con 400 euros en Madrid? No cabe duda de que sería muy clarificador y que pondríamos a cada uno en su sitio. Mientras Collarte y Aguirre las pasan canutas se extiende cada vez más el número de personas que las pasa de otra manera mucho más cruel. Y rima con canutas.

Publicado en la contraportada de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 3 de septiembre de 2012.

* La imagen procede de la repercusión de la noticia en prensa extranjera. En este caso, en la edición digital del diario italiano La Repubblica.

No hay comentarios: