26 septiembre, 2012

¿Delincuente o compañero?



Después de haber visto muchos vídeos sobre lo ocurrido ayer en Madrid, a uno le asaltan muchas dudas. Una de ellas es saber de dónde salieron esas banderas rojas y negras que llevaban unos jóvenes de cerca de treinta años, con capuchas y bastante tapados, con el pelo bastante corto, y que en un momento dado lanzan objetos a la policía, descomponen el vallado y provocan la carga. Es una mera casualidad que estos mismos exaltados y violentos fueran los que detenían a algún otro manifestante y lo llevaban hasta la furgoneta. También es una mera casualidad el criterio que se usa para detener a uno, como explicaba en el post de ayer: alguien puede estar en una manifestación perfectamente legal y en el momento en el que alguien lanza un objeto, el resto se convierten en seres susceptibles de ser detenidos y acusados de atentado a los símbolos de la nación.

Pero aún hay una casualidad mayor que uno no logra entender. La pregunta es: ¿Cuándo el que está en el suelo deja de ser un presunto delincuente que ha sido detenido porque le han visto incumplir la ley y se convierte en alguien al que se le puede poner en libertad? ¿En qué momento el tipo que está en el suelo pasa de ser alguien que debería ser llevado ante la Audiencia Nacional a ser puesto en libertad y tranquilizado? ¿Qué había hecho el tipo que grita "soy compañero" para que otros policías lo detuvieran: había cometido un delito o infracción o fue por pura casualidad?

No espero respuestas porque sé que quienes defienden la actuación policial de ayer no podrán contestar racionalmente a estas preguntas.



2 comentarios:

natÀlia dijo...

Hola JAvier,
Totalment d'acord amb la teua entrada. Sembla que tenen carta blanca, però no d'ara sinó de fa ja temps.
Amb el teu permís ho compartisc al meu blog.
abraços

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Gràcies Natàlia.