Desenmascarar


http://m1.paperblog.com/i/24/245151/ayuda-desenmascarar-L-1.jpegMañana, cuando acabe el último baile del carnaval, podríamos aprovechar el momento de quitarse el antifaz y desenmascarar unas cuantas de esas historias que venimos padeciendo y que, no sé si por miedo o por vergüenza, nunca nos hemos atrevido a afrontar. Podríamos comenzar desvelando los nombres de quienes se llevaron el dinero a los paraísos fiscales e intentan regularizarlo ahora al 10%, cuando los que sí cumplieron con su deber pagaron en su momento del 20% en adelante. También necesitaríamos terminar de una vez con la sangría de dinero negro que está acabando con todo, aunque para ello hubiera que retirar de la circulación los billetes grandes o duplicar el número de inspectores fiscales. No estaría de más conseguir que los partidos políticos dejaran de dictar normas para su propia financiación y que trampean al minuto de aparecer en los boletines oficiales.

Ha llegado el momento de colocar las cartas boca arriba y de poner unas nuevas reglas del juego que sean efectivas. Pero si graves son los desfalcos, las comisiones ilegales, las adjudicaciones amañadas, los informes ficticios a precio de oro y mil tropelías parecidas, peor es el daño de la desmoralización generalizada a la que nos han ido llevando algunas élites desvergonzadas que se creían impunes. Cuando los comedores sociales tienen lista de espera y los coches de alta gama son los únicos que aumentan sus ventas es porque el concepto de justicia ha desaparecido por completo a nuestro alrededor. Nuestro sistema socio-político no admite más remiendos ni correcciones: necesitamos una página nueva en la que escribir, sin máscaras y con buena letra.

Publicado en las páginas de opinión de EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 11 de febrero de 2013.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La profe de latín

Una maestra llamada Justa

De humanos y derechos