Arte IV


Uno de aquellos días en los que todavía existían consignas para mochilas en las estaciones y eran gratis los museos, entré en el Reina Sofía, que llevaba poco tiempo inaugurado. Y encontré el cuadro más sincero de Dalí, una figura femenina mirando por la ventana, no sé si de Cadaquès o de otro punto de la costa catalana. Y así podría uno quedarse varias horas, mirando un cuadro de alguien una muchacha que mira por la ventana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La profe de latín

Una maestra llamada Justa

De humanos y derechos