17 septiembre, 2014

Citaciones médicas

Andaba a la espera que me enviaran un par de citaciones para unas pruebas médicas, que no son de vida o muert,e pero que lleva uno tres años tras de ellas. La verdad es que, desde que me puse serio y exigí que me dieran una solución, todo fue bastante rápido: el 13 de junio me citaron para una ecografía y me dieron fecha de 22 de agosto. En septiembre fui con los resultados al médico de cabecera y me manda al traumatólogo. Todo rápido, el 9 de septiembre me veía el traumatólogo y me mandaba con preferencia para dos pruebas más. 

Cuando veo que son en octubre me alegro, ¡qué rápido todo!

Pero luego veo que la resonancia es para junio de 2015. Después me fijo un poco mejor y veo que la radiografía y la cita de nuevo con el traumatólogo es también para 2015. ¡Menos mal que era preferente! Me imagino que los no preferentes pueden tener citas en el siglo XXII.

Pero podemos bajar los impuestos. Ahora me dejan en la tesitura de exigir un trato digno en la sanidad pública o buscarme de forma privada para no esperar un año más (y volver a pagar, claro).


No hay comentarios: