07 noviembre, 2007

Aznar es un infinitivo

El 1 de diciembre de 2004 publiqué este artículo en EL PERIÓDICO EXTREMADURA. Fue al día siguiente de la comparecencia de Aznar en la Comisión Parlamentaria de Investigación del 11-M . Hoy me he acordado de aquel día y he buscado para ver si el tiempo había dejado aquellas palabras en ridículo. Pero no: es el propio Aznar quien se empeña en seguir poniéndose en ridículo, por mucho tiempo que pase, con sus propias palabras Ya quedan tres años menos para el 2050

La columna llevaba por título Aznar y decía lo siguiente:

El anterior presidente tiene apellido de infinitivo de la primera conjugación y no se descarta que los diccionarios del año 2050 tengan una entrada que defina con sus cinco letras la acción de zafarse en un interrogatorio para desdibujar el objeto del mismo y hacer que el acusado se convierta en víctima. Si alguien creyó que una comisión parlamentaria para investigar el 11-M podía traernos la luz estará lamentando las once horas de un espectáculo que recordaba a aquel que había matado a sus progenitores y en el juicio pedía clemencia para un pobre huérfano.

Aznar tenía preparado su papel y la torpeza de casi todos los portavoces parlamentarios permitió que el anterior presidente nos reeditara aquel “créanme lo que les estoy diciendo” y nos haya cambiado las armas de destrucción masiva por una conspiración de la cadena ser. ¿Se puede tener el descaro de acudir a la comisión que investiga el más sangriento atentado y decir que lo más grave que ocurrió fue el tratamiento informativo de una emisora? ¿Acaso era ese el único medio de comunicación que emitía y por el que se informaron todos los votantes del día 14? ¿Es en Georgetown donde ha aprendido a escurrir el bulto y salirse por la tangente? El pasado lunes el ex presidente de gobierno aznó o tal vez debiéramos decir aznuvo porque de ese personaje sólo cabe esperar un irregular.

No hay comentarios: